Unimetro
Unimetro
5:00 am. Viernes 03 de Diciembre de 2021
Opinión
5:00 am. Viernes 03 de Diciembre de 2021

Diciembre llegoooooooó, con sus ventoleras, mujeres, y la brisá estaaaaaá, que lleva al mundo de placeres…

La voz ronca y melosa de Tony Zúñiga nos anuncia la llegada del mes más esperado del año. Aún estoy en la cama, soñoliento, en el tercer nivel de uno de los dos camarotes en que dormimos los seis hermanos varones, Pérez Villarreal, en esa pequeña habitación. Son las 6 de la mañana.

Como todos los primero de diciembre, en un hecho que ya es habitual en nuestro hogar, mi padre fue el primero en levantarse e ir al tocadiscos; pone a sonar el acetato de 33 revoluciones por minuto, una recopilación, publicada por el sello Delujo, filial de Discos Fuentes, y luego, irrumpe en el cuarto, golpeando fuertemente y en forma reiterativa las palmas de sus manos, dándole punto final al plácido sueño, con su tormentoso anuncio militar: ‘¡Alza arriba, se acabó la buena vida!’.

¡Uf, como odié aquellos momentos!

Solo la cadencia vocal de Tony Zúñiga, que en el sentido estricto de la palabra nada tenía de endemoniada, y el saxofón de Rufo Garrido, apaciguaban la molestia de la brusca interrupción de la dormida.

¡Había llegado diciembre, mes estimulado por el espíritu navideño que tiene la magia de liberar ese niño que todos llevamos por dentro.

Ese paseaíto, conformado de una sola estrofa de 16 palabras que se repite seis veces a lo largo de los 2 minutos y 34 segundos de duración, contagia de alegría a cualquier persona amante de la música tropical. Fue publicado originalmente, en un LP de 12 canciones, en 1965, en Discos Fuentes, con el título de ‘Cumbia en la luna… Rufo Garrido y su orquesta’. Ocupó el sexto y último puesto del lado B. Como quien dice, de relleno.

Ese disco, cual joya de valor inestimable, lo conserva el coleccionista José María Arcón Jiménez. Entre las 12 canciones que conforman el álbum sobresalen, ‘No quiero zorra’, ‘Camarón’, ‘Negra hermosa’, ‘La fritanguera’, ‘Cumbia en la luna’ y ‘Así es Tolú’.

Tony Zúñiga

“Esa canción la grabó Tony Zúñiga en febrero de 1965, con Rufo Garrido, después de haber abandonado la orquesta de Jesús Nuncira Machado”, me asevera, desde Nueva York, mi asesor musical Néstor Emiro Gómez.

El autor de la letra de ‘Brisas de diciembre’ es el toludeño Tony Zúñiga y el compositor de la música, el cartagenero Rufo Garrido, quien le aportó una sazón inigualable con sus arreglos y las notas de su saxo tenor.

Aunque se llame ‘Brisas de diciembre’ y su estribillo más pegajoso dice que diciembre llegó, esa canción encaja a la perfección el 1, el 7, el 8, el 24 o cualquier día del último mes del calendario. En verdad, no desentona, a ninguna hora del día o de la noche.

¿Y cómo surgió esa canción? Manuel Esteban, reconocido musicalmente como Tony Zúñiga, nacido el 31 de octubre de 1936 en el hogar conformado por José Isabel Zúñiga Pozo ‘El chino Pozo’, y Ana Josefina Zúñiga Gómez, me dijo en su natal Tolú, a la orilla de playa, que un primero de diciembre, no recordaba de qué año, caminaba sobre las espumas de la playa de su terruño. En sentido contrario venía una mujer negra, con una ponchera de llena de pescados en la cabeza. En eso sopló una fuerte brisa que le levantó la pollera, revelándole los muslos salvajes y algo más.

“A mí eso me causó gracia y despertó mi musa: me salió el estribillo… Diciembre llegooooó/ con su ventolera mujeres/ y la brisa estaaaaá/que lleva el mundo de placeres. No me salió más nada”, me dijo Tony, intérprete de imperecederos éxitos como ‘Timba y tambó’, ‘El platanal’, ‘La vaca vieja’, ‘Camarón’, ‘El conejo cotilino’, ‘Sabanalarga’, ‘Taki taki’, ‘Mire usted’, ‘La lechuza’, ‘Los mandamientos del pobre’, ‘El hombre del palo’, ’El gallo blanco’ y muchos más, cantados con las orquestas de Rufo Garrido y Jesús Nuncira Machado.

Semanas después de escribir la canción, Tony se la tarareó, en Cartagena, a Rufo Garrido. Al maestro cartagenero, 39 años y 11 meses mayor que él, le gustó mucho y le dijo: “Vamos a grabarla”. Aunque Tony, un muchacho que no llegaba a los 30 años, le explicó que aún no la había terminado, eso al notable saxofonista poco le interesó: “No importa. Tú cantas esa estrofa y del resto me encargo yo, con los arreglos”, lo frenó.

Y de qué manera se encargó Rufo Garrido. Maquilló una de las más bellas piezas alegóricas al fin de año de la música popular de Colombia.

La Navidad no fue ajena a Manuel Esteban, el hijo del ‘Chino Pozo’, rebautizado Tony Zúñiga por el periodista cartagenero Melanio Porto Ariza, en honor a Tony Galento, aquel boxeador norteamericano de peso pesado, regordete, carente de técnica y sin método, que se permitió el lujo de enviar a la lona al inmenso Joe Louis, en la pelea que sostuvieron por el título mundial, el 28 de junio de 1939.

También, con el concurso de su maestro y amigo Rufo Garrido, Tony cantó tres temas de su cosecha: ‘Noche de Navidad’, ‘Alegre Navidad’ y ’24 de diciembre’.

Con la orquesta del maestro cienaguero Jesús Nuncira Machado, había grabado ‘Villancico en Navidad’.

De una manera absurda murió Tony Zúñiga en la media noche del 12 de septiembre de 2004. Se dice que llegó en estado embriaguez, que se tiró a la cama y quedó fundido del sueño. Murió chamuscado en el interior del estrecho cuarto luego de que una vela cayera sobre el colchón en que dormía. Le faltaban 49 días para festejar su cumpleaños número 68.

Comentarios