Unimetro
Unimetro
5:00 am. Jueves 14 de Enero de 2021
Opinión
5:00 am. Jueves 14 de Enero de 2021

A lo largo de la historia se han escuchado curiosidades sobre la vida sexual de famosos. Así que investigué #sinrecato sobre preferencias sexuales desde la antigüedad, con la reina Cleopatra, hasta nuestros días, con el príncipe Carlos de Inglaterra. Aquí voy:

Cleopatra: La reina egipcia de la que se sabe que no era muy agraciada, pero eso sí muy hábil con su boca y su poder de seducción. Se dice que luego de una batalla en la que su ejército salió victorioso. Como muestra de agradecimiento, la reina les practicó sexo oral a los casi 100 soldados y brindó en una copa de oro, en la que habían eyaculado sus guerreros. Con razón traía loquitos a Julio César y Marco Antonio.

Wolfgang Amadeus Mozart: El genial compositor e interprete austriaco tenía su cuento con una prima y mantenían una apasionada correspondencia erótica, en la que le confesaba sus preferencias coprolalicas (tendencia a decir obscenidades) y su marcada inclinación escatológica (placer por el excremento).

Isabel II: Esta reina española pasó a la historia como ninfómana; tuvo muchos amantes mientras estaba casada. Pero la verdad y cierto grado de razón es que ella no solo fue obligada a casarse con su primo hermano Francisco de Asís de Borbón, sino que este era homosexual.

Salvador Dalí: El famoso pintor español era muy inseguro sexualmente a tal punto que la plasmó en unas de sus obras: ‘El gran masturbador’ que muestra sus obsesiones y fobias. El pintor era voyerista, disfrutaba observar a otras parejas teniendo sexo e incluso se dice que llegó a pedirle a Gala su pareja formal que tuviera sexo con otros hombres delante de él para su deleite sexual.

Arthur Rimbaud: Poeta francés, uno de los máximos representantes del simbolismo, mantuvo por años una tormentosa relación amorosa con el también poeta Paul Verlaine y escribieron juntos un poema:

‘Soneto al hueco del culo’

Oscuro y fruncido como un clavel morado/, respira, abrigado entre el musgo humildemente/, húmedo aun del amor que fluye lentamente/, por sus blancas nalgas hasta su borde orlado/.

Filamentos parecidos a lágrimas de leche/, lloraron, rechazados por la ventisca monstruosa/,
cruzando pequeños coágulos de lodo rosa/, hacia donde la vertiente los llama a perderse/.

Mi Sueño se ha unido a menudo a su ventosa/; mi alma, del coito material anhelosa/, lo hizo su lagrimal y de sus llantos morada/.

Es el olivo desmayado, y la flauta mimosa/; es el tubo en que descienden golosinas gloriosas:
¡Canaán femenina entre humedades aislada!

Franco, el dictador español: Su vida sexual ha sido un misterio porque se comenta que fue casi inexistente. Perdió un testículo durante la guerra. Al parecer, su única relación sexual fue de la que nació su única hija Carmen, aunque hay fuertes rumores que no era su hija biológica. Después de 40 años de su muerte, aun se debate si era homosexual, bisexual e impotente.

El príncipe Carlos: La relación del príncipe y la hoy duquesa Camila Parker fue mucho antes que él se casara con la princesa Diana y una de las cosas que lo deslumbró era el desparpajo con el que ella le hablaba. En una ocasión lo sorprendió con una información que desconocía: ¿Sabes que mi abuela se follaba a tu bisabuelo? Y en efecto Alice Keppel había sido amante de Eduardo VII. El príncipe Carlos le escribía a su amada cartas cargadas de erotismo, en la que le confesaba sus ardientes deseos: “quisiera ser tu tampón”.

Bien, ahí les compartí secretos de famosos…, no tan secretos.

Más temas en sinrecato.com

Comentarios