Unimetro
Unimetro
5:00 am. Jueves 01 de Octubre de 2020
Opinión
5:00 am. Jueves 01 de Octubre de 2020

Mónica tiene 40 años y es diseñadora de modas. Empezó su noviazgo a los 18 años y a los 20 años se fueron a vivir juntos. A los 38 años terminó su relación. De esta unión nacieron tres hijos que, la verdad, parecen sus hermanos.

Y aunque admite que fue un proceso doloroso para ambos, rescata de su relación que siempre fueron ´buenos amigos’: “Suena raro, pero nos entendimos más como amigos porque como pareja nunca funcionó.  Desafortunadamente las cosas no pasan como uno las planea o las quiere controlar. Las relaciones son un vaivén de situaciones que debemos sortear a medida que se nos presente”.

Cuando le pregunté si estaba de acuerdo con el título dijo que es una frase machista que nos hace dudar si somos merecedoras de volver a creer en el amor o simplemente dejarnos llevar del momento y que quedé así, en un momento.

¿Pregunté si los hombres entienden que es más fácil salir con una mujer separada, porque van a la fija? Mónica lo dice #sin recato: “Siempre el galanteo va a existir para que podamos pasar a la intimidad con una persona. Lo que sucede es que los tiempos evolucionan y ahora las mujeres exploramos más nuestra sexualidad, pero siempre lo he dicho las mujeres somos más corazón”.

Admite que tiene varios admiradores: “Soy una persona jovial, que expreso libremente lo que pienso y eso puede ser mal interpretado por los hombres porque creen que estoy abierta a tener una relación. Los hombres están más dispuestos a tener una relación fugaz o casual”.

Los hombres creen que ella está disponible por estar separada y tener hijos. Por eso no duda en bloquear cuando se ponen pesados y los pone a prueba: “Por ejemplo, cuando me escriben les comento de alguna necesidad que tengo y si dicen que me van a ayudar, pasan dos cosas: la primera que no lo hacen y la segunda es que enseguida me dejan de hablar”.

No lo hace por interés, sino para conocer sus intenciones y en caso que quieran ayudar, cosa que aún no le ha pasado con estos “hambrientos carnales”, como los llama, está segura que quieren cobrarle el favor.

Le pregunté si ha pensado en darse una segunda oportunidad y comentó: “En mi caso es complicado. Viví con una persona que siempre manifestó que si él alguna vez me veía en otra relación simplemente pasaba la página y su comportamiento durante el tiempo que estuvimos juntos indicaba que sería así, pero al momento de experimentar esa situación su reacción fue todo lo contrario”.

En este momento, Mónica tiene sentimientos muy fuertes por una persona con la que tiene una relación y no están juntos por circunstancias, que tienen que ver con lo que cada uno vivía antes de conocerse. Ella misma describe este momento como una montaña rusa de altas y bajas.

Mónica dice que, desafortunadamente, esta relación debe ser clandestina, porque aún su expareja, no acepta que su historia terminó: “Hay muchas heridas que sanar, pero debemos pensar no solo en nosotros sino en nuestros hijos y seguir adelante, buscar el bienestar y tranquilidad para todos”.

Cuando conversamos si una mujer separada piensa más en comprometerse con otro hombre por sus hijos, dice: “Claro, las mujeres anteponemos a los hijos para tomar decisiones, por eso analizamos todo de la persona con la queramos tener alguna relación,  cómo es su comportamiento con su familia y su entorno, lo que piensa, los valores que tiene, porque nosotras pensamos más como madres que como mujeres, queremos tener una relación estable no sólo por el bienestar nuestro sino también por el de nuestros hijos”. 

Pero no se niega la oportunidad de rehacer su vida: “Uno no sabe cuándo va a tener la oportunidad de encontrarse con la persona con la que se desea tener una relación amorosa, conozco mujeres que pueden encontrarla a los meses como otras a los años, el amor puede llegar a ti en cualquier momento”.

Y dice que: “Yo busco estabilidad emocional, una sana relación de pareja porque relación perfecta no existe y cuando me refiero a sana hablo de tener empatía, compresión, diálogo, compromiso, respeto y por supuesto que quieran a mis hijos”.

Mónica dice que al final algunas mujeres quieren tener una familia, no perfecta, pero si un hogar donde haya entendimiento. Lo que si enfatiza es que antes de dar este paso con otra persona, deben sanar su corazón y perdonar.

Más temas en sinrecato.com

Comentarios