Unimetro
Unimetro
4:45 am. Viernes 20 de Mayo de 2022
Opinión
4:45 am. Viernes 20 de Mayo de 2022

En una campaña de altibajos, de cal y arenas, en las que unas veces se llenó de ilusión a la afición y en otras apareció el escepticismo, el equipo Junior comienza este sábado su concurso en la serie definitiva en procura de llegar a instancias finales por el título.

Cuadrangular A con el compromiso y la enorme responsabilidad de corresponder al gran favoritismo que desde que comenzó la temporada se le dio por su conformación nominal, el cuadro rojiblanco no tendrá excusas ni pretextos para justificar cualquier resultado que no sea el de clasificar a la finalísima de la liga.

Con un inicio prometedor, luego una instancia poco halagadora por derrotas frente a equipos de menos cuantía y una clasificación que si bien fue anticipada, no cerró como se esperaba por haber entregado un partido a Jaguares enmarcado en una alineación totalmente de suplentes, el onceno barranquillero ahora no tiene más recursos que salir victorioso en su serie frente al Nacional, Millonarios y Bucaramanga.

Ahora sí, dice el público seguidor del equipo, ahora sí vamos a jugar de verdad; jugar de verdad se entiende con lo mejor de su repertorio y con el fútbol que a ratos nos brindó el plantel en el torneo clasificatorio. El inicio está a pocas horas frente al Nacional, rival considerado por la hinchada como el de mayor peso en su camino, sin dejar de lado a Millonarios con su gran campaña bajo las órdenes de Gamero y también del Bucaramanga de buenas actuaciones últimamente.

Pero por encima de tales consideraciones, Junior, según los entendidos del país, conformó La mejor nomina para la temporada en la que no solo busca su estrella número diez, sino en la que aparecen otras pretensiones como la Copa Colombia y la Copa Suramericana. Ahora sí a jugar de verdad, entendiendo que el equipo debe mostrar todo su poderío futbolístico, su empeño y pundonor por salir avante. Triunfos, eso es lo que cuenta, Junior tiene conque hacerlo y no debe quedarse solo en creerlo, hay que demostrarlo.

Es hora de lucir la jerarquía que se le ha endilgado. Y en eso, tienen responsabilidad tanto el cuerpo técnico encabezado por Juan Cruz Real quien no debe ponerse a experimentar ni abusar con cambios o alineaciones equivocadas, y también tienen responsabilidad en grado sumo, los jugadores que se coloquen en la cancha. Desde Viera, el capitán, y los veteranos Borja, Albornoz, Cabrera, Uribe, Giraldo, Pacheco, Sambueza y Pajoy traídos como grandes refuerzos- Ellos deben ser ejemplo de entrega total para todos sus compañeros. En ese grupo y el aporte de los de menos recorrido, pero de capacidades reconocidas como Hinestroza, Cariaco y Valencia debe cimentarse el potencial del club rojiblanco.

Entendiendo que no se gana solo de camiseta, se necesita mucho más, y ese plus que en instancias como estas se debe mostrar. Y seguramente, un ingrediente más tendrá Junior desde este juego ante Nacional por el respaldo de su hinchada que podrá volver al Estadio Roberto Meléndez para animarlo ante el rival antioqueño.

Todo parece dado entonces para que Junior comience el camino hacia la meta trazada como es la conquista de su decima estrella. Cualquier otro resultado sería calificado como fracaso. Así lo entiende el público, los mismos dirigentes del club y así debe entenderlo todo el equipo. Mas allá de cualquier pretexto o excusa, lo único que cuenta hoy por hoy es alcanzar el título buscado desde hace tres años. A Junior no le queda otro camino que ganar. Por eso, ahora sí, a jugar de verdad...!

Comentarios