9:39 am. Miércoles 15 de Mayo de 2019
Opinión
9:39 am. Miércoles 15 de Mayo de 2019

Tal y como lo comentamos hace algunas semanas en esta columna, se implementó, a partir del 1 de abril de este año, los denominados documentos o pliegos tipo en materia contractual, con la idea de intensificar los controles de transparencia derivados de una actividad tan importante para el cumplimiento de los fines estatales.  El contrato estatal es el principal y más valioso instrumento de gestión pública.

En los últimos años, ha sido constante la preocupación del Gobierno Nacional, por mejorar los indicadores de transparencia en la contratación pública, pues lamentablemente esa es una actividad que se ha visto manchada en algunos casos por el triste fenómeno de la corrupción. Sin embargo, esa no es, ni tampoco puede ser la regla general. Hay muchos casos concretos, tanto a nivel nacional como local, que muestran una cara amable y positiva de la contratación, como mecanismo para atender las necesidades de la colectividad.  

Barranquilla, como ciudad, no escapó a ese compromiso con la transparencia y con el desarrollo. Sólo como ejemplos de ese notable crecimiento, podemos citar la canalización de los arroyos, la red de parques, la construcción de vías y la infraestructura deportiva que hoy tiene curramba la bella.

Pero esas obras, de altísima importancia para la ciudad, también han sido objeto de merecidos reconocimientos nacionales como lo fue el Premio FIABCI 2018 por excelencia inmobiliaria en la categoría sector público; el reconocimiento que hiciera la Regional Norte de la Cámara Colombiana de Infraestructura – CCI-, el año pasado; el Estudio de la Sociedad Colombiana de Ingenieros efectuado en el 2017; la publicación en el Diario Portafolio en el que se exalta la pluralidad de oferentes en los procesos de contratación de Barranquilla, así como la difusión en el Periódico El Tiempo en la que se indica que la ciudad está entre las ciudades con menor riesgo de corrupción o incluso las declaraciones del doctor Juan Martín Caicedo, Presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura, que destacan los procesos de contratación de la Alcaldía Distrital.

Ahora bien, unido a los reconocimientos anteriores, también es importante señalar que la ciudad, ha participado en la celebración de pactos por transparencia, la integridad y la prevención de la corrupción tanto con la Secretaría de Transparencia como con la propia Presidencia de la República.

Por otro lado, según datos oficiales, los ahorros obtenidos por cuenta de las licitaciones públicas que ha dispuesto la Alcaldía para contratar obras, bienes y servicios para el servicio de todos los barranquilleros superan los mas de ocho mil millones de pesos, sin contar además, con las compras efectuadas a través de la Tienda Virtual del Estado colombiano – esquema de compra administrado directamente por una entidad del orden nacional que es Colombia Compra Eficiente-, que superan los treinta y ocho mil millones de pesos.     

Ojalá que Barranquilla siga por el sendero del crecimiento, el desarrollo y la prosperidad. La ciudad, hoy goza de un prestigio y de un reconocimiento nacional que la destaca y la hace brillar. Todos debemos poner nuestro grano de arena.

Comentarios y sugerencias al correo mrtamayo@hotmail.com

Comentarios