Inscripciones abiertas!
7:00 am. Viernes 20 de Septiembre de 2019
Opinión
7:00 am. Viernes 20 de Septiembre de 2019

Bajo la dirección de la doctora Soraya Linero Barraza, en las instalaciones del Instituto de Educación Distrital Colegio de Barranquilla-Codeba- sede de la calle 68 fue socializada la denominada “Estrategia de Control Fiscal Participativa Compromiso por Colombia” de la Contraloría General de la República.

El objetivo no fue otro que el de ilustrar y alertar a la comunidad codebista sobre el seguimiento a las obras de infraestructura educativa en desarrollo del proyecto de recuperación de la sede natural del Codeba (calle 51 con carrera 41) dentro  de las obras de reestructuración de este centro educativo financiado con recursos del FFIE (Fondo de financiamiento de Instituciones Educativas) y de la entidad territorial.

Como es de conocimiento público, el edificio del Codeba en la calle Bolivia (51) con Carrera 41 (Avenida Progreso), forma parte de las 9 instituciones educativas que en Barranquilla figuran en estado crítico o de alerta por la falta de acciones responsables y tiempos de  cumplimiento que han impedido el desarrollo normal de obras de recuperación estructural pese a que los recursos de inversión están plenamente garantizados.

De las 9 instituciones educativas de Barranquilla, el Codeba, con recursos por 16 mil 630 millones 954 mil 217 pesos, es el de mayor asignación y las obras de recuperación acumulan un atraso considerable de casi dos años. Ello debido, como en los demás, por la falta de trámite de las licencias de construcción y la falta de articulación para la expedición de las mismas, tal como  lo señaló hace algunas semanas el delegado de la Contraloría General de la Nación Luis Carlos Pineda Téllez durante la visita realizada en la ciudad. 

Aspecto de la socialización de la delegada de la Contraloría General de la República Soraya Linero con miembros de Asocodeba, docentes, estudiantes  y padres de familia del Codeba.

En el caso del Colegio de Barranquilla parece haber un “cuello de botella” sin conocerse con certeza dónde está el impase. Con los estudios preliminares, patológicos y estructurales, en poder de la secretaría de educación desde hace varios meses, las obras debían haberse puesto en ejecución tras el trámite de las licencias; sin embargo y según conocimientos que hemos tenido a través de la Asociación de Egresados-Asocodeba- la solicitud para las licencias no se ha adelantado ni por la Secretaría de Educación ni por parte de la firma contratista “Consorcio Desarrollo Escolar” y eso ha sido motivo de preocupación de la comunidad codebista, sobre todo teniendo en cuenta que los anticipos correspondientes se han realizado por parte de la FFIE.

Curiosamente, el mismo día (martes 17 de septiembre) mientras se cumplía la socialización de la Estrategia de Control Fiscal Participativo “Compromiso Colombia” realizada el martes 17 de este mes en la sede del Colegio de Barranquilla, sede de la calle 68, en el barrio Montecristo, el Alcalde Alex Char ponía en servicio la nueva sede del Colegio Alejandro Obregón, tercero que el burgomaestre coloca en servicio en los últimos 15 días. Dicha institución se realizó en el marco del Plan Nacional de Infraestructura, con recursos del Distrito y del Ministerio de Educación Nacional.  Días, atrás se hizo entrega de las nuevas sedes de los colegios Gabriel García Márquez y Rodolfo Llinás.   

“Nada más lindo para esta administración que poder brindar aulas nuevas donde se formarán los niños y jóvenes de esta ciudad. Además, recientemente inició obras el colegio Despertar del Sur, esto no tiene precedentes en ninguna ciudad de Colombia. Barranquilla es la ciudad con la mejor educación del país”, declaró el mandatario en aquel momento. 

Mesa de trabajo con participación de la comunidad codebista y la representante de la Contraloría General de la República Soraya Linero.

De los 19 proyectos basados en la implementación de la Ley 21, que viene adelantando el Distrito de Barranquilla, en alianza con el Ministerio de Educación Nacional, el edificio del Codeba, sede natural de la calle 51 es al que menos se le ha atendido para el inicio de su recuperación.  

En la socialización del programa “Estrategia de Control Fiscal Participativa Compromiso por Colombia” de la Contraloría General de la República en la sede de la calle 68 participaron padres de familia, estudiantes, profesores, el rector Severo Ramírez, el personero y el contralor estudiantil y directivos de la Asociación de Egresados-Asocodeba-.

La doctora Soraya Linero Barraza, abogada y funcionaria del Grupo de Participación Ciudadana de la Contraloría General de la Nación, fue enfática en señalar que correspondía a la comunidad codebista estar atenta y vigilante en el seguimiento de las obras cuya fecha de inicio está fijada para el 19 de diciembre próximo.  

Estudiantes, padres de familia y desde luego Asocodeba asumieron el compromiso en tal sentido en desarrollo de control ciudadano, bajo la modalidad Evaluación Concertada al proyecto de infraestructura Educativa a partir de la fecha de inicio de obras establecida por la Secretaría de Educación.

Por parte de la Contraloría General de la República- CGR- Soraya Linero se comprometió a seguir efectuando planes de capacitación a padres de familia y  estudiantes para ejercer el control social de manera efectiva y acompañamiento legal-técnico cuando se requiera.

Seguidamente se hizo una inspección con el rector de la institución educativa y demás acompañantes por las instalaciones del edificio de la calle 51 y áreas donde se ejecutarán las obras. Por parte de la comunidad, especialmente de los miembros de Asocodeba, se planteó la inquietud por falta de fluidez en la información  de parte de la Secretaría de Educación sobre el inicio de las obras y demás referentes, siendo que la asociación forma parte de una comisión veedora conformada precisamente por la propia entidad distrital hace más de dos años.

En el acta levantada tras el evento, la misma quedó sustentada con l.as firmas de representantes de padres de familia, de la Asociación de Egresados, del rector, de profesores y la representante de la Contraloría General de la República.

  

 

Comentarios