5:46 pm. Viernes 23 de Diciembre de 2016
Opinión
5:46 pm. Viernes 23 de Diciembre de 2016

Para el que empiece a leer esto se lo aclaro sin ningún problema: Germán Vargas Lleras me parece desagradable.

Cuando lo veo me imagino al propio político que cree que nació con acciones heredadas y derecho adquirido a ser parte del poder y de usarlo como se le dé la gana, siempre en su beneficio. Confirmé mis opiniones cuando en el 2010, el entonces ministro del Interior, rodeado por más de una decena de periodistas en la antesala de su despacho, sacó un cigarrillo y nos echó una bocanada del tóxico humo que se acostumbró a inhalar durante muchos años, importándole muy poco la normativa del propio Gobierno que impuso la resolución de no fumar bajo techo.

Clic aquí para que veas cómo le hizo la misma vaina al entonces gobernador del Atlántico José Antonio Segebre y a Natalia Abello. 

¡Como colombiano yo me acostumbré a esa vaina!, incluso ya ni me mortificó tanto cuando el vicepresidente se metió una borrachera sin igual en el bar Chucho Blue, cuando en una reunión política participó en la negociación de una serie de fortines políticos para las elecciones en el Magdalena. Pero algo que sí no puede pasar desapercibido fue el más reciente hecho, en el que Vargas Lleras, investido de su dignidad de Vicepresidente, le metió tremendo 'cocotazo' a un miembro de su seguridad, por tener la 'osadía' de haberle hecho caer algo de sus manos, sin la mayor intención.

Tal fue el coscorrón que recibió el guardaespaldas, que al pobre hombre se le nota en el video el cambio de expresión del enojo propio de la naturaleza humana cuando a ti te agreden, a cuando te das cuenta que el que te pegó fue tremendo personaje que tiene y usa el poder para poderte destruir si se le da la gana.

En un par de segundos al hombre de seguridad no le queda otra que tragarse el dolor y tragarse la rabia... ¡Y les aseguro sin haber sido testigo! que hasta perdón le habría tenido que pedir.

¡Me declaro un ciudadano indignado con este prepotente personaje que es Vargas Lleras! No le digo que perdió mi voto porque igual no se lo pensaba dar. Pero lo que sí le aseguro es que con cuanto ciudadano me encuentre de aquí en adelante que mencione su nombre, no lo dude que sacaré este video y le mostraré el monstruo que es.

Por mucho menos que este video a decenas de funcionarios públicos los han inhabilitado y suspendido por años. ¡Lo mínimo sería que el Procurador se haga sentir en defensa de los colombianos! ¡Que la Defensoría y las Personerías eleven su voz por los derechos!

En este punto en el que desconfiamos hasta de las instituciones de control, a los colombianos nos tocará volcarnos a las redes sociales a pedir #QueSuspendanAVargasLleras

Comentarios