Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
El más reciente registro batimétrico de las condiciones críticas del canal de acceso.
3:20 pm. Domingo 16 de Abril de 2017
Emergencia en puerto de Barranquilla: en ‘boca cerrada’ no entran buques
3:20 pm. Domingo 16 de Abril de 2017
Alcalde encargado, Jaime Pumarejo, confía en que Cormagdalena adopte decisiones de urgencia en las próximas horas ante las críticas condiciones para la navegación.

En la emergencia que presenta el puerto de Barranquilla bien pudiera decirse que en ‘boca cerrada’ no entran buques, para significar las críticas restricciones que se registran en la zona próxima a Bocas de Ceniza.

Nuevamente, el Comité de Seguridad en su reunión de hoy decidió aumentar las restricciones, debido al incontrolable desmejoramiento que se viene presentando.

De acuerdo con el Capitán de Puerto, Capitán de Fragata Germán Escobar Olaya, del análisis realizado hoy por el Comité de Seguridad Náutica para el Río Magdalena se pudo establecer la inexistencia de los veriles de 11,49 metros (líneas que unen puntos de igual profundidad) en Bocas de Ceniza.

“Estamos trabajando para tomar decisiones sobre los veriles de 10,49 metros. Adicionalmente, se presentan vientos de 30 nudos de velocidad, alturas de olas entre 2 y 3 metros y corrientes entre 3 y 4 nudos. Esas son las condiciones que actualmente tenemos en Bocas de Ceniza”, precisó.

Con base en esa situación, se decidió adoptar las siguientes restricciones de calado para la navegación para el ingreso y salida de buques:

- Para buques de menos de 150 metros de eslora (largo), 8,3 metros sin restricción.

- Para buques entre 150 y 179 metros de eslora, 8,2 metros con luz día.

- Para buques de 180 a 200 metros de eslora, 8,0 metros con luz día y marea.

Estas acciones fueron adoptadas “después de analizar los diferentes parámetros y variables para tomar la mejor decisión y afectar lo menos posible al puerto de Barranquilla”.

De acuerdo con el más reciente plano batimétrico, se presentan variaciones en las profundidades al norte de la boya 9 en la zona de fondeo ‘Delta’ en Flores, que obligan a un seguimiento permanente de su evolución.

Igualmente, entre las boyas 5 y 9, se determinó restringir el calado máximo de los buques para uso de esta zona de fondeo, hasta 8 metros.

Adicionalmente, con preocupación se observa un incremento en el transporte y acumulación de sedimentos.

“Tenemos profundidad de 7,8 metros que no se veía desde el año 2001 (hace 15 años) en el puerto de Barranquilla, en Bocas de Ceniza”, recalcó.

El Alcalde encargado, Jaime Pumarejo, presidiendo hoy el Consejo Distrital de Gestión de Riesgo.

Por su parte, el Alcalde encargado, Jaime Pumarejo Heins, recordó que en el Consejo Distrital de Gestión de Riesgo que se realizó hace dos semanas, se analizó la situación del puerto, especialmente de la manera como iba empeorando el tema de la navegación y el comportamiento meteorológico que se venía presentando.

En esa oportunidad la Dimar anunció un incremento en los caudales por las lluvias en el interior del país, descartando una situación de urgencia.

Sin embargo, desafortunadamente, las condiciones no continuaron de esa manera, la cuña salina arremete contra el Río Magdalena, la lluvia se paralizó y con ello también se produjo el arrastre de los sedimentos.

“Hemos estado evaluando la situación para tomar las decisiones lo más rápido posible y salir a dragar. Le estamos entregando las herramientas a Cormagdalena para que actúe en las próximas horas”, señaló Pumarejo en diálogo con Zonacero.com.

La decisión dependerá de la audiencia programada para este lunes por parte de Cormagdalena para resolver la caducidad del contrato APP con Navelena.

De decidirse la caducidad el camino jurídico para contratar el dragado de emergencia quedará libre. De lo contrario habría que buscar el mecanismo legal que lo permita, incluyendo un posible acuerdo con Navelena.

Actualmente, 10 buques se encuentran en el puerto de Barranquilla, de los cuales 1 tiene que aligerar carga por registrar un calado mayor al autorizado.

Del mismo modo, hay 14 buques anunciados hasta el 3 de mayo, de los cuales 2 están por encima del calado autorizado y que llegan 1 hoy y otro mañana que tendría que aligerar carga en Cartagena o Santa Marta para que entren deslastrados y no poner en riesgo la operación del puerto.

“Venimos realizando batimetrías cada dos días y en mesas de trabajo se analizan las mejores condiciones de operación”, concluyó el Capitán de Fragata, Germán Escobar Olaya.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolívar
Artículo
Artículo