Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/6GFc5RU8SUM?rel=0
Artículo
Alberto Luis Portaccio, ícono de la radio barranquillera.
3:31 pm. Viernes 10 de Noviembre de 2017
Alberto Luis Portaccio Fontalvo: ejemplo vivo de maestría, tanto en educación como en locución
3:31 pm. Viernes 10 de Noviembre de 2017
Otro ícono de la radio barranquillera

Alberto Luis Portaccio Fontalvo, maestro por donde se le mire:  en la educación  y en la locución!

Sí, porque se desempeñó magistralmente en ambas actividades, durante el tiempo que tuvo disponible y fue útil  para tales y nobles oficios.

En otrora la educación y la radiodifusión se complementaron, a tal punto que la enseñanza, conjuntamente con la información y la recreación hacen parte de los fundamentos básicos de la radio colombiana y, más aún, muchos profesores compartieron la docencia y el micrófono, como es el caso del personaje invitado.

Su hermano, José, es el indicado preciso para hacer una fiel y verdadera reseña biográfica del brillante profesor y locutor:

Nacido el 5 de diciembre de 1927, este 2017 le dará la bienvenida al alcanzar la edad de 90 años.

Nació en el municipio de Palmar de Várela, Atlántico, pero a los 10 años de edad nuestros padres se radicaron definitivamente en Barranquilla, en donde hizo sus estudios elementales y finalmente se graduó como Bachiller en Filosofía y Letras en el Colegio de Barranquilla, bajo la rectoría del Licenciado Javier Sánchez.

Desde joven alternó sus primeros años de bachillerato con su ingreso a la radio de la capital del Atlántico. Mientras estudiaba conoció en el propio colegio a quienes posteriormente también se encarrilaron a la radio como locutores, como fueron Silvio Llanos y Miguel Granados Arjona, con quienes los unió una gran amistad.

Sus pinitos en la radio los inició en la emisora La Voz del Comercio, que en 1948 funcionaba en el segundo piso del edificio Buitrago en la carrera de La Paz, entre San Juan y Jesús. Posteriormente pasó a Emisora Variedades del santandereano hombre de radio Miguel A. Ruiz.

En la emisora CRC, (Cadena Radial del Caribe), de propiedad de Hernando Franco Bossa.

Da su paso a Emisora Atlántico y anima los programas en vivo de Bovea y sus Vallenatos, la cantante Ruth Valencia y el pianista Hans Newman, además del famoso grupo histriónico  Los Chaparrines.

Posteriormente ingresó a la Emisora La Voz de la Patria de la familia Vasallo Gómez y alternó micrófonos con el entonces locutor de planta Napoleón Pinedo Fedullo, quien años más tarde cambió los micrófonos por los grandes escenarios y triunfó en Cuba con la Sonora Matancera.

Más adelante ingresó a la emisora Radio Barranquilla, de la familia Haayen Verano e hizo parte del radioperiódico NOTICIAS, bajo la dirección del catalán profesor José Pere Domenech, con  quien acrecentó su aprendizaje. Pere Domenech tenía una sección en el noticiero que titulaba “Glosario Internacional”, que era muy esperada por los oyentes. En 1949 el profesor se retiró del noticiero pero Alberto Luis continuó dirigiéndolo.

Corría el año 1951 y nuestro hombre de radio ingresó a la recién fundada Facultad de Arquitectura de la Universidad del Atlántico, continuando en 1952, pero en mayo de ese mismo año decidió viajar a Bogotá para ingresar de inmediato a la emisora Mil Veinte, del barranquillero Enrique Ariza. Pocos meses después ingresó a La Voz de Colombia en un programa nocturno, desde las 11 de la noche hasta las 7 de la mañana, patrocinado por Brandy Fundador. Tuvo la oportunidad de hacer parte de la nómina de locutores de esa época como Carlos Pinzón, Julio Sánchez Vanegas, Julián Ospina, Juan Harvey Caycedo, Juan Caballero, Juan Eugenio Cañavera, Paco Ujueta, César Rosales y muchos otros que dejaron huella en la radio capitalina.

A mediados de 1954 es llamado a ocupar la dirección de la emisora Radio Buenaventura, afiliada a Radio Cadena Nacional. Allí tiene la oportunidad de presentar a su antiguo compañero locutor de la Voz de la Patria, Napoleón Pinedo Fedullo quien ahora ha regresado como famoso cantante con el nombre artístico de Nelson Pinedo.

A finales de 1955 decide finalizar su mandato sobre Radio Buenaventura y regresa a Barranquilla y allí ocupa una vacante que se presentó en Emisoras Unidas de Rafael Roncallo Villar y la dirección del afamado hombre de radio Marcos Pérez Caycedo. Al mismo tiempo aprovecha la oportunidad que le ofrece el Colegio San José como profesor y subprefecto de disciplina.

Su paso por Emisoras Unidas deja una estela de triunfos donde tuvo la oportunidad de presentar grandes artistas nacionales e internacionales hasta que, llamado por las directivas del Colegio Colón, decide dejar la radio y entregarse 100% a las labores pedagógicas y a hacerse presente en el movimiento Boy Scout, en donde desempeñará un gran papel. En el Colegio Colón sienta historia pues inculca al estudiantado las virtudes de la responsabilidad, el respeto a los mayores, el vocabulario decente. Por eso hoy es muy recordado por los egresados de ese plantel. Además es llamado a integrar la nómina de profesores del Colegio de la Costa de su amigo el doctor Ortegón Paez. Años después pasará a ocupar el cargo de director de disciplina del Colegio de la Asociación Colombiana de Suboficiales en Retiro, Acolsure.

Desde hace años descansa en su residencia de Barranquilla con su esposa y  e hijos.

Eduardo Rey Hernández–Vega
edwardking61@hotmail.com

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolívar
Artículo