EN VIVO

En vivo: así transcurren exequias de Omar Geles en Valledupar

Comenzo a transmitir hace 13 horas
La desorganización en la Batalla de Flores de 2023.
La desorganización en la Batalla de Flores de 2023.
Foto
Zona Cero

Share:

Mayor control a multitudinarios grupos de las marcas en desfiles, garantiza Carnaval SAS

Una de las situaciones más criticadas en eventos como la Batalla de Flores.

Sin lugar a dudas, una de las situaciones más criticadas en los desfiles del Carnaval de Barranquilla, como la Gran Noche de Guacherna y la Batalla de Flores, es el predominio marcado de agrupaciones de marcas empresariales, conformada por 100 y hasta 500 personas, que no bailan ni presentan ningún tipo de coreografía, algunos de sus 'bailadores' en estado de embriaguez, terminan generando baches y opacando a las danzas y grupos folclóricos tradicionales.

Zona Cero le planteó varios interrogantes a Carnaval SAS sobre esta problemática y reconoció que es consciente sobre la necesidad de "atacar" esta situación.

"Es uno de los retos más importantes para el próximo año", enfatizó Sandra Gómez, gerente de Carnaval SAS.

Expresó que están analizando acciones y normativas para "mayor control" en los desfiles.

"Cantidad y modalidad de acompañantes en las expresiones y elementos, especialmente en las carrozas y en los tráileres con artistas musicales del momento que atraen gran cantidad de acompañantes durante el desfile", agregó. 

Zona Cero le consultó a la entidad por los criterios para que una empresa participe con su marca en los desfiles y eventos de Carnaval y cómo beneficia esto al desfile y a las agrupaciones tradicionales. Además, cómo se distribuyen esos recursos.

Carnaval SAS, a través de su gerente, indicó los criterios aplicables para la participación de una empresa en la fiesta:

- Selección responsable: "Todos sus patrocinadores aplican buenas prácticas comerciales, gozan de excelente trayectoria y garantizan de acuerdo a con los requerimientos normativos de cumplimiento que sus recursos tienen orígenes legales y a su vez garantizan que no tienen vínculos con personas u organizaciones al margen de la ley".

- Alcance de la participación publicitaria: "La participación de las marcas se define con base a su interés en el portafolio de productos que previamente se le suministra a las empresas, en donde se especifica las opciones de participación, los beneficios, los valores, el alcance y las restricciones de su participación en los espacios que ofrece el Carnaval. En ese sentido hay dos elementos clave para definir patrocinios: que los espacios del Carnaval se identifiquen con el valor de la marca patrocinadora y que el perfil de los asistentes corresponda a la audiencia que los patrocinadores buscan llegar".

- Contraprestación o patrocinio: "Carnaval de Barranquilla SAS recibe una contraprestación económica por los espacios publicitarios que diseña para los patrocinadores. Los ingresos por gestión comercial representa para la sociedad el 95% del total de ingresos"

Según la entidad, estos ingresos "se reinvierten en el objeto social", específicamente en planeación y desarrollo de los diferentes eventos y actividades de la programación de Pre-Carnaval y Carnaval.

"A los productos participantes en los desfiles como carrozas y tráileres musicales, se permite llevar un grupo folclórico acompañante e invitados musicales como orquestas, artistas o bandas musicales, con el fin de garantizar la interacción de la ciudad y sus eventos con la cultura nacional, regional y de la ciudad", advierte Carnaval SAS.

Sin embargo, como bien se referenció al inicio de este artículo, una de las problemáticas de los desfiles, como la Batalla de Flores, es la aglomeración de personas que imponen las marcas comerciales, en medio de los baches, atentando contra las coreografías y presentaciones de los grupos tradicionales, de fantasía y los disfraces. Esto fue reconocido por la misma entidad. 

Por otro lado, la gerente de Carnaval SAS señaló que el patrocinio de la empresa privada constituye "el más importante apoyo a la industria creativa, a la vez que generan valor y empleo a la cadena de valor de las artesanías, el arte y las diferentes muestras culturales de la región que son desarrolladas por maestros, con un efecto expansivo sobre toda la cadena cultural de la ciudad, reproduciendo y multiplicando el interés por el patrimonio cultural de la ciudad, generando a su vez un impacto positivo en la económica de los barranquilleros".

"Adicionalmente, se ha dispuesto como condición innegociable, que cada empresa que participa en el desfile de la Batalla de Flores y Guacherna, debe realizar aportes económicos que son dirigidos directamente al programa de Apoyo al Folclor, recursos que se entrega en un 50% al grupo que patrocina la marca y el 50% restante se designa a la bolsa colectiva del programa para apoyar a más grupos folclóricos participantes en el Carnaval de Barranquilla", agregó la gerente. 

No obstante, lo anterior no debe garantizar que las marcas se impongan en los desfiles más importantes y que los tráileres terminen llevándose todas las miradas y decenas de grupos tradicionales queden relegados hasta altas horas de la noche, cuando ya no hay mucho público en el Cumbiódromo. 

Por lo anterior, Zona Cero le planteó los siguientes interrogantes a Carnaval SAS: ¿Quién determina las reglas de juego para la participación de una marca en un desfile?, ¿Las empresas son conocedoras de que ellas son quienes deben adaptarse a la dinámica de lo patrimonial o son estas quienes imponen la forma en la que quieren participar?, ¿Existe un contrato o documento que reglamente esto y que sea firmado con cláusulas de cumplimiento?.

La gerente de Carnaval SAS indicó que las marcas participan en los desfiles de dos maneras: "como patrocinador directamente o través de patrocinio directo a un grupo folclórico o disfraz que se coordina la marca con su director, que debe actuar de acuerdo al Reglamento de Participación de Grupos Folclóricos y Disfraces en el Carnaval de Barranquilla en el capítulo de publicidad". 

Añadió que para su cumplimento le entregan un documento o protocolo que indica el espacio, forma y alcance de participación a los patrocinadores y directores de grupos, que participan en los desfiles.

"Carnaval de Barranquilla SAS suscribe acuerdos comerciales con las diferentes empresas, en donde se estipulan diferentes obligaciones de carácter contractual, las cuales se han estipulado en forma tal que es Carnaval de Barranquilla SAS quien controla la forma en que se usa la marca dentro de los eventos", aseguró la gerente Sandra Gómez.

Carnaval SAS remitió a Zona Cero el formato del contrato que firman con las marcas o patrocinadores, con las respectivas cláusulas de cumplimiento. Sin embargo, queda claro que la situación en los desfiles principales, como la Gran Noche de Guacherna y la Batalla de Flores, salió de control, como se evidenció en la edición de 2023, y la culpa recae en Carnaval SAS, pues como bien dice en el párrafo anterior, es la que "controla" la forma o el uso de la marca en los eventos.

Por lo anterior, la misma entidad considera que uno de sus principales retos para el 2024, es ejecutar un mayor control a los multitudinarios grupos de las marcas en los desfiles.

Más sobre este tema: