Unimetro
El cantante, músico y compositor Aníbal Velásquez.
10:10 am. Miércoles 11 de Abril de 2018
“La historia mía debería tener como 300 capítulos para contarla toda”: Aníbal Velásquez
10:10 am. Miércoles 11 de Abril de 2018
https://www.youtube.com/embed/LQ4eNvYYzyE?rel=0
El consagrado cantante, músico y compositor habló en entrevista a Zona Cero sobre la serie que protagoniza en Telecaribe.

Telecaribe estrena ‘Aníbal ‘Sensación’ Velásquez’, la serie que contará en veinte capítulos la historia musical del legendario cantante barranquillero. Se inicia el lunes 16 de abril, en horario estelar.

Zona Cero estuvo en casa del artista conociendo los detalles de la producción en la que Aníbal participó de principio a fin.

“Fue inesperado todo esto de la serie, pero comencé a cruzar las primeras palabras y comunicaciones con la gente de la producción. Cuando a uno le hacen esta clase de homenajes se siente muy vanagloriado y para mí eso es una gran satisfacción. Estoy muy complacido con la serie y espero que ésta sea un éxito”, dijo el cantante.

El actor Jerónimo Cantillo encarnó la piel del músico en su época de juventud y al cual Aníbal aprobó por su similitud física.

“Lo veo bien. El muchacho lo hace muy bien. Tiene bastante parecido a mí cuando yo estaba más joven, pero sigo siendo joven, porque yo soy un tipo que sigo siendo joven, porque todavía me siento bonito (risas). Vamos a ver cómo sigue en la serie y viendo la novela creo que va a calar muy bien el muchacho”, opinó.

Aníbal Velásquez en su residencia.

El propio Aníbal actuará en su rol, en la etapa adulta de su vida.

“Yo después participo en la serie con mi agrupación. Creo que primero viene un intermedio y después viene el final conmigo, ya en la adultez”.

El cantante comentó que no fue un reto enfrentarse a la actuación, porque ha tenido varias experiencias en el set de grabación. 

“Ya yo estaba acostumbrado a las cámaras (risas) por más que sea tengo una experiencia grandísima. En Venezuela trabajé con las cámaras en el canal 2, el canal 4, en el canal 8 y acá en Colombia. Yo tengo una experiencia muy chévere en cámaras y espero seguirla”, detalló.

Aseguró que se siente cómodo como actor y a la vez como cantante.

“Es que yo como cantante soy un actor porque con la música se siente de todo (risas). Cantando y tocando actúo y así me gano al público, charlo con ellos y siempre estoy actuando”.

De sus orígenes en la ciudad recordó que se siente como un barranquillero ciento por ciento criado en Rebolo, donde se acercó a la música desde su niñez.

“Yo nací en San Pachito en la Vía 40. Allá mi padre tenía una tienda grandísima hasta los 10 años cuando la vende y nos mudamos a Rebolo donde me críe. Allí conocí a Nelson Pinedo, gran artista también, que en paz descanse. Éramos unos muchachos y me decía “yo tengo un cancionero aquí” porque él me decía que se iba para Cuba y mientras tanto yo tocaba una dulzaina y mi hermano con un pote y el otro hermano mío con un rayador y un tenedor y formábamos la recocha allí porque los vecinos se iban amontonando cuando la música se fue penetrando dentro del cuerpo y Nelson Pinedo triunfó a lo grande en la música en Cuba con la Sonora Matancera donde lo había soñado”.

Contó que su carrera musical comenzó desde los 10 años y recordó que su hermano, ya fallecido, que laboraba con la metalmecánica, era quien tocaba el acordeón, por eso de él aprendió a interpretar el exigente instrumento. “Yo comenzaba a tocar mis primeros ‘sones de sapo’ hasta que un día me agarró con las manos en la masa, entonces me dijo que me enseñaba y comenzó a darme las primeras clases. Yo no comía ni almorzaba porque estaba enfermo por el acordeón”.

La inspiración para componer sus canciones llega a Aníbal a través de los sonidos de la percusión y la digitación de su acordeón.

“Yo he sido músico desde los 8 años yo tomaba dos palos, los rajaba en el piso y eso sonaba como música y sacaba ‘La cucareca’ o ‘La piña madura’ y así se me fue metiendo la música. Después con el pensamiento desarrollé una cantidad de géneros con una digitación distinta en el acordeón”.

A pesar de los años, Aníbal nunca olvida el primer éxito que catapultó su carrera.

“Mi primer éxito musical fue ‘Guachara en España’ que fue el que me sacó al ruedo y después grabé ‘Alicia la flaca’, cuya letra es de mi hermano José, ‘El turco perro’, ‘La brujita’ y todavía estamos para adelante sacando números escribiendo y grabando. Aquí tengo mi estudio de grabación en mi casa donde hago mis propios discos”.

Aníbal Velasquez en el altar que mantiene en su casa.

Hoy en día disfruta de su éxito como un artista internacional que ha viajado con su música a diversas partes del mundo como embajador del acordeón.

“Estuvimos en Europa donde fuimos un éxito y en Youtube están las presentaciones allá con los franceses tirando pase. Ahora vamos para México, a Monterrey ,este próximo 5 de mayo con el favor de Dios. Esperamos que estas presentaciones sean un éxito porque en México siempre me tratan con mucho cariño. Allá no es que bailen mucho sino que me esperan de pie con unos carteles y cuando empiezo la estrofa de una canción ellos las cantan”.

Actualmente exhibe orgulloso en su piel seis tatuajes dedicados a los aspectos más sagrados en su vida: La familia y la religión.

“Tengo uno mío tocando el acordeón, acá tengo un mensaje “en mi Dios todo lo puedo”  con un crucifijo, a Julieta mi esposa en el hombro y a la Virgen María con el Sagrado Corazón en el pecho porque soy muy devoto de ellos. Tengo una capilla allá arriba en el segundo piso de mi casa. Allí rezo cuando me levanto, cuando voy a salir, cuando voy a almorzar y noche comienzo a las 10 hasta las 11 comienzo a rezar y me quedo dormido y quedo muy bien con él de allá arriba”.

Del mito de los incontables hijos que “dicen” que tiene, Aníbal confesó que son exageraciones de la gente.

“Los hijos míos están más regados que una verdolaga, pero ellos muy poco se comunican conmigo. Aquí nada más tengo son dos hijos que son los tengo con Julieta, José y la que está casada en Bosconia y ellos son los más apegados a mí. Los otros ni se acuerdan, están casados, para sus hijos”.

Precisó a este medio la cifra de hijos que legalmente ha reconocido.

“Voy a confesar cómo es la cosa. Cuando la gente me pregunta ¿Cuántos hijos tengo? Yo digo: “cien”. Y cuando otro me pregunta le digo “cincuenta y ocho”  por decir algo y gente cree que la vaina es en serio pero realmente creen que un hombre pueda tener cien hijos o cincuenta y dos. No puede ser (risas). La gente exagera mucho. Legalmente yo tengo 23 hijos, que siempre es algo”.

Esta semana verá los primeros capítulos de la serie y participará en el proceso de edición de algunos capítulos del proyecto aunque realmente considera que “la historia mía debería ser de trescientos capítulos por todo lo que he vivido, pero esta serie nada más tiene veinte pero bien hechos”.

Destacó que la serie ‘Aníbal Sensación Velásquez’ podrá verla toda la familia porque es una historia alejada de la violencia de otras producciones.

“La historia mía no tiene grandes escándalos con mujeres ni que salí de pelea ni le que pegué un tiro a fulano de tal, como se ven en varias novelas que no son buen ejemplo para los niños. En cambio aquí van a poder ver lo que es la música y la historia de dos hermanos que han luchado durante toda su vida. Eso me parece maravilloso porque hay novelas que no deberían transmitir para los niños cuando le pega el tiro a la mujer y la mató o que vino la mujer y mató al marido que son escenas que no deberían pasar en las novelas ni porno ni esas cosas. Por eso creo que esta serie mostrará cosas alegres que puede ser para toda la familia”.

Del secreto de su éxito reveló que tiene “un no sé qué y no sé dónde” que encanta a sus seguidores en todo el mundo.

“Yo tengo un sucumdú que es el sabor y las notas musicales que yo interpreto eso se penetra en la gente y yo no sé tengo ese don gracias al gran poder de Dios porque mi música mueve a la gente y ese es mi secreto”.

Por eso es considerado 'El mago del acordeon'

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Comfamiliar
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Triple A
Universidad Libre