Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Artículo
Eduardo Polo Mendoza
10:06 pm. Viernes 21 de Agosto de 2020
Por falta absoluta de alcalde en Repelón habrá elección popular en medio de la pandemia
10:06 pm. Viernes 21 de Agosto de 2020
El Ministerio de Salud debe establecer protocolos para un debate electoral atípico y en medio de una emergencia sanitaria.

Tras la muerte por Covid-19 del alcalde de Repelón, Eduardo Polo Mendoza, las fuerzas políticas del departamento deben prepararse para un nuevo proceso electoral a desarrollarse en medio de la pandemia.

Cuando en el país las autoridades de salud estiman que no habrá vacunación antes de un año, la elección de nuevo alcalde será en plena emergencia sanitaria.

En condiciones normales, tras unas circunstancias como las de Repelón, en dos meses debería convocarse nuevas elecciones, pero en esta ocasión no será posible en ese tiempo por las condiciones de bioseguridad que deben darse en un proceso electoral.

Renato Contreras, Magistrado del Consejo Nacional Electoral, explicó que en el caso de Repelón la ley señala que “ante la falta absoluta de un mandatario local, procede la convocatoria a una elección para elegir reemplazo toda vez que faltan más de 18 meses para la terminación del mandato”. 

En este lapso entre el momento en que se genera la falta absoluta y la celebración de las nuevas elecciones, debe designarse un alcalde encargado.

“Para ello, el partido y el movimiento o coalición que presentó la candidatura del fallecido alcalde, debe presentar una terna ante la Gobernación, para efectos que se designe un alcalde encargado”, señaló el magistrado del CNE.

Explicó que luego, la Organización Electoral, junto con la Gobernación, fijarán la fecha de elecciones que deberían darse en un lapso de dos meses.

Sin embargo, en la actualidad, en la coyuntura de la pandemia por Covid-19, “la situación varía”.

“Ahora viene una evaluación de las condiciones actuales de la población por Covid-19 para establecer la viabilidad del municipio y mirar las condiciones en que debe darse”, agregó Renato Contreras.

Añadió que en este proceso se debe analizar el tema de bioseguridad para minimizar el riesgo de contagio con los ciudadanos que acudan a las urnas. “Hay que evaluar las condiciones sanitarias del municipio”, dijo el magistrado.

Se precisó que en época de pandemia para una elecciones en estas circunstancias, en los puestos de votación debe tomarse la temperatura a los votantes, desinfectarse y llevar tapabocas.

En este orden de idea habrá cambios en las normas que se establezcan para esta elección. Las campañas no podrán hacerse con actos multitudinarios.

Una prueba de fuego en elecciones en medio de la pandemia serán las locales del próximo 30 de agosto en Achí (Bolívar), San Zenón (Magdalena), Sutatausa (Cundinamarca) y Providencia (Nariño).

En estas poblaciones, al igual que en repelón, el protocolo estará a cargo del Ministerio de Salud.

 

Te puede interesar