Unimetro
Unimetro
Artículo
https://www.youtube.com/embed/aPAuyTbyhng
Artículo
José David Name y Carlos Meisel, Senadores de la República.
6:52 pm. Martes 14 de Septiembre de 2021
Inseguridad, grave; el puerto, mal y el aeropuerto, peor: Senadores Name y Meisel
6:52 pm. Martes 14 de Septiembre de 2021
De desacierto en la concesión y mamarracho en las obras, califican el caso del ‘Ernesto Cortissoz’.

Tres temas vienen concentrando la atención ciudadana no solamente por sus graves incidencia para la convivencia ciudadana, en uno de ellos, sino, además, por las graves repercusiones económicas para Barranquilla, la Región Caribe en general y también por su impacto en la economía nacional.

El primero de ellos es el de la inseguridad que viene azotando no solo a la capital atlanticense sino también a gran parte del Área Metropolitana de Barranquilla.

A ello se suma la grave situación que se ha venido registrando en el puerto, por los problemas de calado, ante la falta de planificación para mantener la continuidad en los dragados de mantenimiento y ni qué decir de la desastrosa y caótica situación del aeropuerto internacional ‘Ernesto Cortissoz’ en cabeza del concesionario Grupo Aeroportuario del Caribe S.A.S.

Los tres hechos han ameritado diversos pronunciamientos y por ello Zona Cero consultó la opinión de los Senadores oriundos del departamento del Atlántico.

A sus respectivos chats este portal le planteó los temas a los Senadores José David Name, Carlos Meisel, Luis Eduardo Díaz Granados, Antonio Zabaraín, Arturo Char Chaljub, Efrain Cepeda, Mauricio Gómez y Laura Fortich.

Y solamente atendieron con sus respuestas los Senadores José David Name y Carlos Meisel. Los demás guardaron silencio, quizás porque no les interesa la temática ni la suerte ciudadana por la inseguridad o la economía local, regional y nacional con los temas del puerto y el aeropuerto.

La inseguridad

El tema de la inseguridad mantiene angustiado a los habitantes, especialmente cuando recientemente nuevamente quedaron al descubierto las extorsiones por parte de las organizaciones criminales, que tienen azotados a comerciantes y empresarios, especialmente del sector transporte, con la comisión de homicidios, como el del reciente conductor de un bus de Sobusa, y los atentados con explosivos contra la flota de otra empresa.

Al respecto, el Senador José David Name señaló que “de tiempo atrás vengo alertando acerca de la profundización de la problemática de violencia e inseguridad en la ciudad de Barranquilla y los municipios del Atlántico. Lo más preocupante que hemos detectado en esta nueva ola es que la actual crisis ha exacerbado las modalidades para delinquir, desestimando la vida de las personas”. 

Confió en que “las estrategias anunciadas por las autoridades durante estos últimos días respondan al clamor ciudadano y vayan de la mano de la implementación de nuevas políticas de transformación social”.

A su turno, el Senador Carlos Meisel consideró que “la seguridad en Barranquilla y en todos los centros urbanos del país se ha venido deteriorando por diferentes motivos. El microtráfico, los desmovilizados, ahora tenemos disparado el desempleo, eso no ayuda. Yo no puedo aceptarle al Alcalde Pumarejo que diga que nosotros tenemos inseguridad por la prosperidad de la ciudad. Al contrario, si de verdad la ciudadanía estuviera bien tuviéramos una ciudad más tranquila”.

Afirmó que existen estrategias ya probadas con las que se garantiza resultados en contra del crimen. 

“El acercamiento de la fuerza pública a la ciudadanía funciona, los frentes de seguridad funcionan, la red de informantes funciona, proteger y generarle confianza a quien ponga una denuncia funciona. Para eso hay que trabajar en la credibilidad de la fuerza pública. Las cámaras y botones de pánico funcionan. Que el policía del cuadrante conozca sus vecinos, funciona. Nosotros debemos seguir esa ruta. Obviamente que Barranquilla tendrá unas estrategias particulares por supuesto, pero en líneas generales la forma como se fortalece la seguridad en las ciudades ya está inventada. No se necesitan ideas extraterrestres”, opinó.

La crisis portuaria

Se han vuelto recurrentes las variaciones de calado, con tendencia a la baja, por la pésima planificación de los dragados y en medio de un cuestionado modelo de contratación implementado por el Patrimonio Autónomo Findeter - Cormagdalena.

“Nosotros le hemos pedido al Director de Cormagdalena que reconozca un nuevo fracaso en el mantenimiento del canal de acceso. Estamos llenos de ilusión con que se le dé solución con el desarrollo de la APP del Río Magdalena, pero hasta ahora no hemos arreglado el problema”, manifestó el Senador Carlos Meisel.

“Nosotros los barranquilleros y atlanticenses deberíamos pedir la responsabilidad en ese tema. Buscarle una solución nosotros, porque es una dificultad que nos perjudica a nosotros”, recalcó.

Por su parte, el Senador José David Name Cardozo sostiene que “desde hace años se sabe que la solución definitiva para la problemática portuaria en Barranquilla es la construcción de un nuevo puerto de aguas profundas, esa es la respuesta al permanente e insuficiente calado en el canal de acceso”. 

Insistió en que mientras este complejo proyecto vuelve a despegar y se trabaja en su materialización, “es necesario tener de manera permanente una o dos dragas de gran calado que trabajen sin descanso en el mantenimiento del canal navegable”.

El desastre del aeropuerto ‘Ernesto Cortissoz’

El otro hecho que genera preocupación e indignación es el relacionado con el aeropuerto ‘Ernesto Cortissoz’. Unas obras de ampliación y modernización que hasta el momento no reflejan el verdadero objetivo de la concesión bajo la tutoría de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y con la ejecución del Grupo Aeroportuario del Caribe S.A.S..

“La desastrosa situación del aeropuerto primero es una consecuencia cuando los mandatarios locales y nacionales de la época no apoyaron con decisión el gran aeropuerto entre Barranquilla y Cartagena. Desde el punto de vista de planeación ha sido uno de los errores más graves que cometieron en su momento los mandatarios de Barranquilla y Cartagena. Dejaron morir un aeropuerto que le traería a las ciudades un aeropuerto acorde a la intenciones de progreso”, comentó el Senador Meisel.

“Ahora, para hablar del aeropuerto Ernesto Cortissoz hay varias cosas: Primero, este fue un contrato adjudicado en el 2015, con unas condiciones, unos términos y un tiempo. Hubo cambio de gobierno y se heredó la finalización de esta obra. Aquí hay que ser pragmáticos, lo importante es que se saque adelante el aeropuerto, se construyan los arreglos y no sigamos con ese mamarracho. Para eso se tienen que sentar rápidamente el consorcio, gobierno nacional y gobierno local”, indicó. 

Y puntualizó: ”Obviamente que las autoridades, entes de control, etc, hagan las investigaciones y auditorías del caso. Pero eso es otra cosa. Aquí se ha cogido la mala costumbre de extinguir responsabilidades con la intervención o suspensión contractual y eso no debe ser así. Aquí el gobierno y el contratista son responsables de no dejarnos esa chambonada así. Incluidos, por supuesto, los funcionarios del gobierno anterior. Quienes fueron en realidad los que estructuraron esto”.

Entre tanto, el Senador José David Name señaló que “con el paso de los días se confirma que la elección del consorcio Grupo Aeroportuario del Caribe para la modernización del Aeropuerto Ernesto Cortissoz fue un total desacierto. No solo le quedó grande el proyecto, que se convirtió en una gran vergüenza para los barranquilleros, sino que ahora tienen el descaro y la desfachatez de demandar a la Nación, esto empieza a escalar niveles que no sospechábamos”. 

Finalmente expresó que la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, “debe apropiarse de esta situación para evitar nuevas sorpresas desagradables en las próximas etapas, y que se garantice el cumplimiento de las obligaciones contractuales”.

Realmente, en los casos del puerto y el aeropuerto, tienen un denominador común: una Ministra barranquillera como Ángela María Orozco, de la que se esperaría mayor gestión para solucionar estos dos graves problemas para la ciudad y la Región Caribe, pero cuyos resultados son altamente negativos.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Libre
Triple A
Alcaldía de Barranquilla