Unimetro
Unimetro
5:00 am. Sábado 30 de Julio de 2022
Opinión
5:00 am. Sábado 30 de Julio de 2022

Se avecina uno de los problemas sociales más álgidos de afrontar para las autoridades locales de todo el territorio nacional, a causa de la nueva clasificación arrojada por la metodología del Sisbén IV en Colombia, que amenaza con la eminente exclusión de un sector de la población pobre del país, de acceder a los programas sociales y a la prestación oportuna del sistema general de seguridad social en salud de los colombianos. 

Ante las inconsistencias presentadas en la categorización por el Sisbén IV en muchos hogares vulnerables la ciudad de Barranquilla y a las gestiones que viene adelantando el alcalde, Jaime Pumarejo, ante el Departamento Nacional de Planeación (DNP), para darle solución al sinnúmero de quejas presentadas por los barranquilleros afectados por la nueva clasificación, reitero mi apoyo desde el Congreso de la República, para lograr que, desde el Gobierno Nacional se tomen los correctivos pertinentes, a fin de corregir estos inconvenientes suscitados. 

Estas inconsistencias han dejado entrever que el método implementado para la recolección de los datos cargados al sistema SISBEN IV no corresponde, en muchos casos, a la realidad social que viven los hogares colombianos que hoy atraviesan la dificultad de encontrarse excluidos de ciertos beneficios, teniendo todas las condiciones necesarias para poder acceder a estos.  

Veo con preocupación la implementación que arroja consigo la nueva categorización de los hogares ante estas inconsistencias, en especial, teniendo en cuenta la puesta en marcha por parte del Gobierno Nacional de la denominada “contribución solidaria”, que busca que las personas que no cumplan con las condiciones de pobreza extrema o moderada para pertenecer dentro del sistema de seguridad social como subsidiados, pero quienes a su vez no pueden pertenecer al mismo en calidad de contributivo, deban realizar aportes mes a mes con cuotas moderadoras para la prestación del servicio de salud a través de las entidades prestadoras de salud -EPS-

Me adhiero al inconformismo ciudadano y de los mandatarios locales de todo el país que observan con preocupación la ola de este tsunami social que amenaza con el colapso de la capacidad de atención en sus territorios. Ratificándole a la ciudad de Barranquilla, al departamento del Atlántico, a la región caribe y al país que, desde el Senado de la República, en este nuevo periodo parlamentario no solo seré veedor sino garante, que en conjunto con el Gobierno Nacional trabajaremos en una solución que permita tomar los correctivos necesarios, así como el cumplimiento del Departamento Nacional de Planeación -DNP- en torno a su función de revisar, analizar, definir y asignar la categoría correspondiente a realidad de los hogares censados.

Tengamos presente que nuestro propósito y prioridad es salvaguardar que la población que se ha beneficiado constructivamente del Sisbén durante muchos años y de los programas sociales que les ofrece el Estado, como lo es Familias en Acción, Subsidio al Adulto Mayor y demás, no se vea perjudicada, sobre todo los niños, madres y padres cabeza de hogar y adultos mayores que viven aún en condición de pobreza extrema o pobreza moderada, así como en estado de vulnerabilidad social, laboral y económica. 

Considero que, a través del seguimiento legislativo que efectuaremos, estaremos robusteciendo el Sistema de Identificación y Selección de Beneficiarios a nivel nacional, con el ánimo de que haya mayor rigurosidad de los equipos interdisciplinarios a cargo de los procesos de validación en las oficinas de Sisbén de cada ciudad y municipio, para así poder brindar respuestas oportunas y favorables a muchas familias.

Comentarios