Unimetro
5:05 am. Jueves 22 de Septiembre de 2022
Opinión
5:05 am. Jueves 22 de Septiembre de 2022

Como mamá, el tema del abuso sexual me afecta y más cuando las víctimas son niños. Es algo reprochable e inquietante y, desde mi experiencia como columnista de Sin Recato, siento un mayor compromiso social de aportar a su erradicación.

Con orgullo les comparto que el reciente sábado, 17 de septiembre, en representación de nuestro portal web fui invitada a participar en una ‘Máster Class’ para crear conciencia en contra del abuso infantil y el MAP (Minor Attracted Person), lo que traduce ‘persona atraída por menores’.

Los promotores y gestores de esta iniciativa son: José Ernesto Katsinis y Patricia Adriana Rodrigo, unos adorables esposos que viven en la provincia de Salta, Argentina, y César Augusto Romero Palacio, un profesional en higiene y seguridad en el trabajo, venezolano de nacimiento y barranquillero de corazón, quien es el director de Instructores Unidos, un movimiento educativo internacional, dependiente de la empresa Fénix Life Corporation.

No son psicólogos y es valioso reconocer que otros profesionales se preocupen por los niños. Patricia dice que aman esta labor: “Nos gusta lo que hacemos y le ponemos ganas, energía y amor”. Patricia y José son coordinadores del Departamento de Psicología de Instructores Unidos, hacen parte de Fénix Life Corporation y la Red Solidaria Policial de Argentina.

Por eso, quiero compartirles nuestro aporte de la exposición virtual enfocada en ‘La educación sexual y la prevención contra el abuso infantil’. En próximas columnas, publicaré información valiosa de estos excelentes profesionales.

Para prevenir el abuso infantil, debo hablarles de las clases de maltrato:

1. Maltrato físico: Cachetadas, nalgadas, pellizcos, patadas, empujones, zarandeos, jalón de pelo, entre otros.

2. Maltrato psicológico: Exposición a situaciones de violencia de pareja o familiares, sobre exigencia o sobre protección.

3. Negligencia: No atender necesidades básicas de los niños, como alimentación, vestido, higiene, protección, educación, aun contando con los medios necesarios.

4. Trabajo infantil: Actividades que exceden límites habituales y deben realizar los adultos, interfieren en actividades sociales y escolares del niño.

5. Explotación sexual comercial: Cuando menores de 18 años realizan actos sexuales y los adultos pagan con dinero o en especies.

6. Violencia sexual: Todo acto o comportamiento de índole sexual que es ejercido sobre los niños o adolescentes usando presión física, psicológica o emocional.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, dice que un acto de abuso sexual no es solo el acto físico sino también alentar a un menor que toque, de manera inapropiada, a un adulto y/o genere seducción verbal. El exhibicionismo, la producción de pornografía infantil, el voyeurismo y la exposición del niño a la pornografía también son formas de abuso sexual.

La American Psychological Associaton (APA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) exponen que la mayoría de las víctimas y los autores se conocen entre sí.

Un informe del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses establece que, entre los meses de enero y abril de este año, 6.588 niños habrían sido abusados sexualmente en Colombia y 5.756 fueron niñas. Las agresiones de tipo sexual se presentaron en menores que oscilan entre Primera infancia (0- 5 años): 813; Infancia (6 -11 años): 1.953; y Adolescencia (12 – 17): 3.822.

¿Cómo identificar si un niño o adolescente está siendo víctima de abuso?

Algunas señales en torno a que un niño o adolescente es abusado, según el Código de Infancia y Adolescencia:

· Señales físicas: Dolor corporal, golpes, moretones, quemaduras o heridas, dificultad para caminar o sentarse, enuresis (orina involuntaria en una edad que controla esfínteres) o encopresis (deposiciones repetidas e involuntarias).

· Señales en el comportamiento: Pérdida de apetito, trastornos del sueño, hiperactividad, agresividad, problemas escolares, llanto, resistencia a desnudarse o a bañarse, aislamiento social.

· Señales emocionales: Tristeza, irritabilidad, miedo, odio, sentimientos de culpa, impotencia, vergüenza, frustración.

· Señales sexuales: Conductas precoces o conocimientos sexuales inadecuados para su edad, rechazo a caricias, besos y contacto físico.

Hay niños que no muestran señales de abuso (física, emocional o sexual) y también son abusados. Nuestro deber como adultos es apoyarlos en esta difícil situación.

En Colombia, el ente que vela por la seguridad e integridad de todos los menores de edad es el ICBF, dentro de sus funciones está recibir las denuncias de casos de maltrato infantil y demás conductas de riesgo.

En caso de una emergencia, llama a la línea gratuita Nacional 141 en la que niños o adultos pueden reportar una denuncia o pedir orientación en situaciones que afecten o amenacen la vida e integridad de los niños y adolescentes y está la línea gratuita nacional ICBF: 018000918080 disponible 24/7.

La educación sexual de los niños o adolescentes no es responsabilidad solo del colegio o los profesores. Desde casa, los padres deben enseñarles a sus hijos a cuidar su cuerpo:

· Llamar las cosas por su nombre: Enséñeles los nombres de todas las partes del cuerpo, como pene, vagina, nalgas. Si usted llama pajarito al pene, o flor a la vagina, el niño puede distorsionar la realidad y pensar que hay algo malo con el nombre correcto. Les recomiendo el video ‘El libro de Tere’.

· No los obligue a saludar: Los padres obligamos a nuestros hijos que den abrazos y besos a familiares o amigos que apenas conocen. Los niños están en todo su derecho de aceptar o no a quien saludan.

· Enséñele autocuidado: Si alguien lo toca de manera inapropiada, que le diga a usted o a un adulto de confianza y entenderá que su deber como padre es protegerlo de cualquier situación de abuso.

· Contacto bueno vs Contacto malo: el contacto bueno es cuando le demuestras amor a otras personas como abrazos o tomarse de las manos; y un contacto malo es todo aquello que incomoda como un golpe o tocar sus genitales. En caso de sentir un contacto malo, debe decir NO y contárselo a sus padres.

· Regla de oro: Repítalo, frecuentemente, que NO es bueno que miren o toquen sus partes íntimas, enséñele que son las que cubren el traje de baño. Dígale que usted siempre va a escucharlo, a creerle y a protegerlo.

· Ojo con los dispositivos electrónicos: Vigile las aplicaciones que su hijo usa y bloquee el contenido para adultos. En esta era digital los niños están más expuestos a la pornografía.

· Curiosidad: Los niños preguntan y las respuestas que le damos, dependen de su edad y su capacidad. Cuando le pregunte, no se ría, no sé ni enoje y no lo ignore porque le dará vergüenza y perderá su confianza.

Si necesita ayuda consulte con un profesional. Es importante que su hijo reciba respuestas que lo orienten no que lo confundan. Debe crearle conciencia de los peligros a los que está expuesto y repítale que NO debe hablar con desconocidos o aceptarle un dulce o regalo. Como padres debe estar atento a cualquier cambio de humor brusco o estado de ánimo o alguna molestia en sus partes íntimas.

Los niños NO deben ir solos a la tienda, ni quedarse en casa solos o en el carro, mientras hace compras, ni jugar en la calle sin supervisión, ni dejarlos al cuidado de otro menor. Nuestro deber como adultos es proteger a todos los niños que veamos en situación de peligro, puede ser tu hijo, tu sobrino, tu nieto o el hijo de tu mejor amiga porque ser niño en estos tiempos es un verdadero peligro.

Más temas en www.sinrecato.com

Comentarios