Unimetro
Unimetro
7:42 am. Viernes 08 de Octubre de 2021
Opinión
7:42 am. Viernes 08 de Octubre de 2021

Pudo haber sido mejor, los tres puntos estuvieron en la puerta de la tricolor, pero un goleador como Duván Zapata no estuvo afortunado. Fue la más clara oportunidad para anotar cuando quedaban pocos minutos del juego. Allí Colombia sepultó lo que hubiera significado un gran paso en la tabla de posiciones de las eliminatorias suramericanas. Pero hay que reconocer que igualmente los uruguayos estuvieron cerca de ser los ganadores.

El partido fue como se presagiaba: la fuerza charrúa frente al manejo corto y posicional de Colombia. Un resultado que deja a la selección cafetera con 14 puntos y la misma diferencia de un punto con  Paraguay que también igualó con la poderosa Argentina y llega a 13 puntos. En ese sentido, no dejamos mucha distancia tampoco con Uruguay que suma 16 unidades. La ventaja de la fecha fue para Ecuador que dio buena cuenta de Bolivia y se distanció dos puntos más sobre sus inmediatos seguidores.

La fuerza característica de Uruguay impuso su ley en gran parte del compromiso, especialmente en los inicios de cada periodo, cuando los colombianos parecían adormitados para la recepción del balón. Sin embargo y pese a su acostumbrado desplazamiento intermitente y desdibujado, con entregas equivocadas ante la presión de marca de los uruguayos, se pudo soportar los constantes pero improductivos ataques de los locales. 

La de anoche en Montevideo fue más una contienda de lucha que de juego de fútbol. Los Charrúas agotaron sus esfuerzos y por momentos la balanza parecía inclinarse a su favor. Pero la resistencia  de los pupilos de Rueda fue indeclinable. El arquero David Ospina fue apremiado en algunas ocasiones, mientras Muslera solo estuvo comprometido en dos ocasiones. La más clara cuando Zapata sobre un servicio clarísimo de Luis Diaz le dejó mano a mano y el atacante no supo definir estrellando su remate en el cuerpo del portero de casa.

Lo importante en estos choques de eliminatoria es sumar y no ceder ante los inmediatos seguidores. Por eso, hoy Colombia con 14 puntos, mantiene la quinta casilla que por el momento le da derecho de repechaje. En estas triples fechas resultan cruciales cada uno de los resultados. En el caso de Colombia deberá mantener ese equilibrio que ha encontrado con el técnico Reynaldo Rueda. Sus próximos rivales son de singular cuidado. Brasil, el domingo en el Estadio Roberto Meléndez marcará el futuro inmediato para los colombianos y señalará el camino a seguir frente a Ecuador, rival directo el jueves 14 de octubre también en Barranquilla.

Para los especialistas, el empate conseguido frente a Uruguay en Montevideo es un “punto de oro” si se tiene en cuenta lo complicado que históricamente ha sido la escuadra uruguaya a la que no se le vence en Montevideo desde 1973.

Pero ese empate deja abierta la ilusión de ganarle a la poderosa Brasil que se mantiene invicta y líder única con 27 puntos. Seguramente que la gran motivación será no solo para el equipo de Colombia de vencer a los brasileros, sino para la propia hinchada colombiana que casi con estadio completo agotará su aliento de respaldo para que los nuestros puedan quitar el invicto a los pentacampeones del mundo.

El gran plato a servir sin duda en el orden suramericano será el encuentro Colombia frente a Brasil que contará con todas sus  estrellas. A las 4 de la tarde se abrirá el telón y se iniciará la gran fiesta con el espectáculo futbolístico en el que todos queremos ganar. 

 

 

 

 

 

Comentarios