Unimetro
Unimetro
Militares hondureños custodiando las zonas electorales.
4:30 pm. Sábado 13 de Marzo de 2021
Narcotráfico salpica elecciones primarias de este domingo en Honduras
4:30 pm. Sábado 13 de Marzo de 2021
Capos hondureños testifican contra políticos, incluyendo al actual Presidente de la República.

Los comicios primarios que tres partidos de Honduras celebrarán el domingo han sido salpicados por acusaciones de narcotraficantes que enfrentan juicio en EE.UU. contra líderes del gobernante Partido Nacional y de Libertad y Refundación (Libre).

Las primarias son un paso previo a las elecciones generales del 28 de noviembre, cuando las principales fuerzas de oposición buscarán la salida del poder del gobernante Partido Nacional, que lleva tres periodos consecutivos gobernando, desde que ganaron las de 2009.

Ese año se produjo una crisis política y social que todavía sigue pesando, cuando se derrocó al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya (2006-2009), cuando promovía una consulta popular para reformas constitucionales que la ley le impedía.

Luego de ser derrocado, Zelaya fue sustituido por Roberto Micheletti, entonces presidente del Parlamento, quien el 27 de enero de 2010 le entregó el poder a Porfirio Lobo, del Partido Nacional.

Supuesto pago de 250.000 dólares al Presidente

El pasado jueves, el exlíder del cártel hondureño de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, testigo en un juicio por narcotráfico en Nueva York, aseguró que su organización pagó 250.000 dólares, "aproximadamente en 2012", al ahora Presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para que no lo detuvieran y extraditaran a EE.UU. y poder seguir lavando dinero del narcotráfico.

Además, Rivera, detenido en Estados Unidos y quien testifica en un juicio abierto contra el supuesto narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, implicó también al Vicepresidente, Ricardo Álvarez Arias, y a los expresidentes Manuel Zelaya y Porfirio Lobo.

Los políticos hondureños señalados en el juicio, comenzando por Hernández, han rechazado las acusaciones, pero en su país se ha acrecentado el rechazo hacia ellos, principalmente contra el Presidente del país, a quien varios sectores le vienen pidiendo la renuncia en los últimos tres años.

No es la primera vez que políticos hondureños, de varios partidos, son salpicados por denuncias de que sus campañas fueron financiadas con dineros procedentes del narcotráfico, aunque ninguno ha sido investigado por las autoridades.

la Fiscalía de NY: Honduras es "narcoestado"

Esta vez, el juicio en Nueva York ha ido más allá de las acusaciones, luego de que la Fiscalía estadounidense, como ya hizo durante el juicio contra Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del Presidente de Honduras, celebrado a finales de 2019 en Nueva York, defiende que Honduras es un "narcoestado".

En el caso de Porfirio Lobo, que tiene un hijo preso en EE.UU. por narcotráfico, fue Presidente de Honduras de 2010 a 2014, mientras que Ricardo Álvarez (ambos del gobernante Partido Nacional), es uno de los tres vicepresidentes del país y ha sido alcalde de Tegucigalpa.

Manuel Zelaya es coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre), creado en 2011, luego del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, y esposo de Xiomara Castro, una de los cuatro aspirantes a la candidatura presidencial por ese partido político, del que también fue candidata en las elecciones generales de 2013.

Organismos internacionales observarán elecciones

Más de cuatro millones de hondureños podrán ejercer el domingo el sufragio en las elecciones que celebrarán solamente tres partidos, Nacional, Libre y Liberal, para escoger a su candidato presidencial, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

Los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Nacional son Mauricio Oliva, actual presidente del Parlamento, y Nasry Asfura, alcalde de Tegucigalpa.

Por Libre los aspirantes son Xiomara Castro, Nelson Ávila, Carlos Eduardo Reina y Wilfredo Méndez, mientras que el candidato presidencial del Partido Liberal saldrá entre Luis Zelaya, quien perdió las elecciones generales de 2017; Yani Rosenthal, exministro de la Presidencia, y Ángel Darío Banegas, diputado ante el Parlamento.

Rosenthal regresó en agosto de 2020 de Estados Unidos, donde estuvo preso tres años luego de ser condenado por lavado de dinero ligado al narcotráfico.

Honduras, con 9,5 millones de habitantes, de los que más del 60 por ciento viven en condición de pobreza, celebrará en noviembre las undécimas elecciones generales desde el retorno a la democracia en 1980.

De los diez comicios generales, cinco los ganó el Partido Liberal, 1981, 1985, 1993, 1997 y 2005, mientras que el Nacional, ambos conservadores, las de 1989, 2001, 2009, 2013 y 2017.

La consulta de este domingo será observada por entes internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), más observadores de algunas instituciones hondureñas.

Hernández hace un llamamiento a votar

El Presidente hondureño, de quién sectores de oposición afirman que en noviembre buscará reelegirse por segunda vez, lo que él ha rechazado en reiteradas ocasiones, hoy hizo un nuevo llamamiento a la población a salir mañana a votar.

"Nuestro Gobierno ha asegurado todo el apoyo a los organismos electorales para que el proceso pueda desarrollarse como debe ser, ejerzamos nuestro derecho y sintámonos orgullosos de la fiesta democrática hondureña, salgamos todos a votar porque así se construye democracia, así se hace patria", dijo Hernández en un mensaje por televisión.

Agregó que los hondureños han "librado una lucha democrática histórica durante la última década" y superaron "la crisis económica y política del 2009", por el golpe de Estado a Manuel Zelaya.

"A pesar de los problemas a los que nos hemos enfrentado, cada día hemos avanzado eligiendo tres gobiernos sin interrupción, electos de forma libre y democrática", acotó.

Hernández recalcó que las elecciones de este domingo y del 28 de noviembre serán una "fiesta democrática", aunque existan la adversidad, problemas económicos y de salud, este último por la pandemia de covid-19, desde hace un año, que ha dejado más de 175.000 contagiados y cerca de 5.000 muertos.

Debido a la pandemia, las elecciones primarias se celebrarán bajo medidas biosanitarias para evitar nuevos contagios. 

EFE

 

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/2Vn1AWMxxL0?rel=0
Artículo