Unimetro
Unimetro
Artículo
https://www.youtube.com/embed/m-kyFjcW2QY
Artículo
https://www.youtube.com/embed/LWe2iMPsePU
Lío de tierras en Pinar del Río dejó 2 muertos, un herido y 16 amenazados

Ese asentamiento se convirtió en la noche del sábado en escenario de muerte, linchamiento e intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

 

Redacción judicial

Este domingo, mientras la gran parte de barranquilleros despertaba con una sonrisa desplegada por la víspera de Carnaval, en Pinar del Río aún no se habían despertado de la pesadilla que vivieron en la noche del sábado.

En la mañana de este domingo, esta zona perecía un pueblo fantasma.

Los pocos habitantes que decidieron hablar no lo hicieron para comentar la Batalla de Flores, sino para narrar historias fragmentadas que convergen en una sola la cual se resume en amenazas por hectáreas de tierras que fueron otorgadas a 16 familias que llegaron desplazados en el 2002 durante la administración del ex Alcalde Humberto Caiaffa Rivas.

En la actualidad 300 hogares están asentados en ese sector, donde confluye toda clase de violencia.

La noche de este sábado mientras centenares de barranquilleros celebraban el Carnaval, en Pinar del Río, asentamiento ubicado en la periferia en la vía Barranquilla – Juan Mina, se vivieron hechos de sangre, muertes y enfrentamientos.

Cuentan sus familiares que el líder de la comunidad Juan Alberto Causado Priolo de 53 años de edad pareciera que el sábado durante todo el día hubiese presentido su muerte. Al ver personas extrañas merodeando su casa se le erizó la piel y comentó que no le gustaba para nada la presencia de esos sujetos.

Los familiares de Juan Alberto Causado Priolo comentaron que en horas de la tarde del sábado, luego de que se fueran los extraños visitantes, el líder salió de su casa a visitar los predios.

Regresó a su casa a las cinco y media, se quitó el chaleco antibalas que fue suministrado por la Unidad Nacional de Protección. Entrada la noche su esposa le advirtió de que muy cerca venía un hombre que no le generaba confianza que era mejor que se recogieran.

No bien había terminado de advertirle su esposa cuando se escucharon las detonaciones que hicieron blanco en él.

Eran las nueve de la noche. Un hombre llegó a pie y le disparó en momentos en que se encontraba en la terraza de su vivienda tomando un tinto en compañía de su esposa y su compadre Jorge Blanquiceth Cortéz de 43 años, quien resultó herido en el brazo en el mismo ataque criminal.

Ambos fueron trasladados al Paso El Pueblito: Juan Alberto murió por la gravedad de la herida que recibió en el tórax y su vecino se encuentra estable con una herida en su brazo izquierdo.

Tras el ataque el victimario intentó huir pero la comunidad enardecida tomó justicia por su cuenta y se abalanzó sobre él.

Cuentan testigos que fue linchado y un golpe contundente en la cabeza, cuando le lanzaron una piedra, lo dejó sin vida.

Al conocerse la muerte de Juan Alberto, la tensión se apoderó de Pinar del Río y sus seguidores comenzaron a alterar el orden público.

Fue necesario la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

Familiares de las víctimas denunciaron que lejos de calmar la turba lo que hicieron fue arremeter contra quienes acababan de perder a un ser querido.

En la casa donde vivía Causado el techo fue destruido y uno de sus vecinos, Esteban Lara Ramos, resultó herido en su brazo derecho, por agentes del ESMAD.

“Se burlaron de nuestro dolor, no respetaron que habían matado a mi papá”, dijo desconsolado el hijo de Juan Alberto Causado.

Contaron testigos que en el sector merodeaban dos hombres vestidos de mujeres, presuntos cómplices del homicida, que al ver enardecida a la comunidad desaparecieron entre las sombras.

A las once de la noche reinaba una tensa calma.

En la mañana de este domingo algunos recordaban los años de la violencia en Colombia cuando por cuenta de los grupos al margen de la ley tuvieron que salir de sus tierras y llegaron a Barranquilla encontrando en Pinar del Río “una tabla de salvación”, que hoy por hoy se ha convertido en su peor pesadilla.

Para los 16 líderes de Pinar del Río, este homicidio es una muerte anunciada que obedece al cumplimiento de amenazas por parte de interesados en despojarlos de las tierras por las cuales ellos han luchado.

Uno de ellos que prefirió no identificarse aseguró que a través de llamadas telefónicas le advirtieron tiempo atrás que se fuera porque lo iban a matar y hoy lamenta estar separado de sus hijos por protegerlos.

Pese a ello se mantiene firme y aseguró: “no daremos un paso atrás, no nos dejaremos intimidar por los delincuentes”.

En los últimos dos años tres líderes han sido asesinados, en Pinar del Río. A la muerte de Causado se suman las de Neir Romero y Deivi de la Victoria.

Para los sobrevivientes vivir con un chaleco antibalas no les garantiza su protección ni es una medida suficiente por parte del gobierno nacional.

Juan Alberto Causado Priolo luchó hasta la muerte por los terrenos, los cuales desde hace tres años no han podido trabajar, ni sembrar, por las amenazas.

El hoy occiso vivía en unión libre con su pareja Silvia Arrollave con quien tenía 25 años de convivir y producto de dicha unión tuvieron dos hijos de 19 y 17 años.

Era natural de San Bernardo del Viento, Córdoba, de donde salió hace 14 años y actualmente trabajaba en San José de Magdalena en una minería. Hace una semana regresó a Pinar del Río a compartir con su familia y este miércoles tenía planeado retornar a su trabajo.

Pinar es una lucha de 13 años que ha dejado a su paso una estela de amenazas, muertes y terror.

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/AQq-l5ycJhE
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Corporación Educativa del Litoral
Artículo
Triple A
Alcaldía de Barranquilla