Unimetro
Unimetro
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1560083256829173760
Artículo
Artículo
Lugar de los hechos y Gabriel José Castilla Santis.
10:41 am. Martes 26 de Febrero de 2019
Cadáver de hombre amordazado fue encontrado en la habitación de inquilinos venezolanos
10:41 am. Martes 26 de Febrero de 2019
El cuarto, en el segundo piso, estaba con candado.

Gabriel José Castilla Santis, de 64 años, fue hallado amordazado y asfixiado, en el segundo piso de un inmueble de su propiedad, en el barrio Las Gaviotas de Soledad.

La habitación estaba bajo llaves y había sido arrendada a un inquilino de nacionalidad venezolana.

Vecinos del sector manifestaron que Gabriel era el dueño de esa edificación de cuatro pisos. Él vivía en la cuarta planta, la tercera y segunda las tenía en alquiler y en la primera funcionan unos negocios.

Un familiar que llegó ayer a eso de las 6 de la tarde al sitio se dio cuenta de que la zona donde vivía Gabriel estaba desordenada y alertó de inmediato a la Policía sobre un posible hurto.

La patrulla del cuadrante llegó ante el llamado de un supuesto robo. Pero algo llamó poderosamente la atención a los uniformados cuando el familiar de Gabriel precisó que él no aparecía. 

Fue así como empezaron las indagaciones para saber que se sabía de él. Los policías comenzaron a revisar piso por piso de la edificación y al llegar al segundo notaron que la habitación de unos inquilinos venezolanos estaba con candado. 

Tras forzar la puerta, los policías se toparon con el cuerpo de Gabriel que estaba amarrado de pies y manos, y con señales de haber sido asfixiado.

Las autoridades acudieron al sitio por un hurto y terminaron fue descubriendo un macabro crimen.

La Policía sospecha de los venezolanos inquilinos como responsables de este atroz homicidio ya que no se sabe nada de ellos tras el hallazgo del cuerpo. Incluso, unos niños horas antes hallaron en un arroyo cercano documentos de identificación de Gabriel, lo que hace suponer a las autoridades que el hecho de sangre estaría relacionado con un posible robo y los responsables se dieron a la huida por esa zona donde fueron encontrados los documentos.

Otro detalle que llama la atención a los investigadores de la Sijin es que vecinos manifestaron haber visto a Gabriel a eso de las 10 de la mañana de ayer y después no supieron más de él, lo que hace deducir a las autoridades que el crimen se pudo haber cometido entre el mediodía y la tarde de ayer.

La Policía analiza cámaras de seguridad de la zona para tener plena identidad de los homicidas.

Te puede interesar

Artículo
Comfamiliar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A
Universidad Libre