Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Nelson Enrique Toncel Sanjuan y uno de los comparendos.
4:40 pm. Lunes 03 de Febrero de 2020
Su hijo murió en un accidente hace 9 años, le devolvieron la moto al concesionario y desde el 2014 le mandan comparendos
4:40 pm. Lunes 03 de Febrero de 2020
Desde Medellín y Bello llegaron multas en físico a su casa en Barranquilla y ahora se las mandan por correo.

La familia Toncel Sanjuan vive un acoso sistemático desde 2014, cuando a su residencia, ubicada en San Felipe, Barranquilla, empezaron a llegar comparendos desde Medellín y el municipio de Bello, en Antioquia.

Las infracciones llegaban en físico y a nombre Nelson Enrique Toncel Sanjuan, uno de los hombres de la familia. Lo insólito del caso es que el mencionado joven murió en una accidente de tránsito, en 2011, en la carretera que conduce de Sahagún, Córdoba, a Caucasia.

¿Cómo es posible que reciban comparendos tres años después de su muerte y desde otro departamento?

Ana Sanjuan, madre de Nelson Enrique, señaló a Zona Cero que su hijo chocó con su motocicleta contra un vehículo y murió.

La moto quedó averiada, pero fue arreglada por su nuera y al persistir una deuda de pago, decidieron regresarla al concesionario 'Mi moto Caucasia'.

"Estaban persiguiendo a la codeudora, por la deuda y decidimos devolverla", afirmó la mujer a este medio.

Dos de los comparendos que llegaron a su casa en Barranquilla.

Relató que este lugar recibió la motocicleta y se la vendió a otra persona, sin haber realizado el respectivo traspaso, por consiguiente la moto siguió a nombre de Nelson Enrique.

"En el 2014 empecé a recibir comparendos. Varios los devolví y pedí que dejaran de mortifica. De Medellín y de Bello (Antioquia)", aseguró.

Lo peor del asunto es que desde hace un tiempo hasta por estos días ya no se los mandan en físico, sino a través de correo electrónico. "Dos o tres diarios", agregó.

"Yo he mandado derechos de petición a Movilidad de Medellín. Me dijeron que iban a hacer las investigaciones y después volvieron a mandar otros comparendos, hice otro derecho y ya han hecho caso omiso", afirmó.

El último comparendo le llegó por un valor de 980 mil pesos, más los intereses.

Los derechos de petición que le envió a la Alcaldía de Medellín.

"Para mí es muy duro recibir cobros de mi hijo cuando ya va a tener 9 años. Remueve el sentimiento", confesó la mujer.

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/cdfJWJC14QI