Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
El maizal de Marciana González está en crecimiento. El secretario de Desarrollo, Miguel Vergara, destacó el acompañamiento de Monómeros
8:48 am. Lunes 30 de Noviembre de 2020
‘Semillas de Vida’ cosecha frutos y solidaridad en campos del Atlántico
8:48 am. Lunes 30 de Noviembre de 2020
Campesinos comenzaron a recoger los primeros cultivos de maíz, frijol y auyama del programa de la Gobernación, asesorado por Monómeros.

Por José Granados Fernández

@JoseGranadosF

Campesinos del Atlántico, atareados, van y vienen desde muy temprano con machetes y palín en mano y agua para beber. Salen a trabajar con los primeros rayos del sol para que les rinda el día y no los agarre el golpe de calor de la media mañana.

Se ocupan del control de las malezas en los cultivos de maíz, y en el mejor de los casos también del frijol cabecita negra y la auyama, que sembraron por los kits que les facilitó la Gobernación con el programa ‘Semillas de Vida’, en asocio con Monómeros y las Alcaldías.

En los 22 municipios atlanticenses, 2.253 labriegos sembraron igual número de hectáreas, en las que, además de los cultivos que crecen y ya dan frutos, Emisora Atlántico y Zona Cero.com encontraron que también florece, como gran ejemplo social, el valor de la solidaridad. Sí, solidaridad con aquellos que no alcanzaron a entrar en esta primera convocatoria: los beneficiados decidieron, por iniciativa propia, compartir con uno o dos vecinos sus semillas de maíz, frijol, melón, auyama y patilla.

En la vía a Paluato, caserío de Galapa, Marciana González se ocupa de atender las aves de corral, pavos, pollos y hasta siete gallinas guineas que corretean en el patio de la casa. Ella es una de las que solidariamente compartió sus semillas; cuenta que ya recogió una primera cosecha de frijol, de la que comieron y vendieron una parte para los gastos familiares.

En esa lucha diaria que les toca, los campesinos también dan muestras de su tenacidad para sacar lo mejor de sus cultivos. Luego de muchas batallas perdidas por los bajos precios en las plazas de mercados, hoy saben que su esfuerzo diario será mejor recompensado transformando sus cosechas.

En la vereda El Rodeo, cerca de Campeche, en una tierra de 79 hectáreas que han ocupado por 14 años, Marta Roa Puertas y su comunidad campesina sacan cuentas, hacen cálculos de la producción y de cuánto pueden ganar convirtiendo las mejores mazorcas de sus maizales en bollos. Saben que deben hacerlo porque en el pueblo les quieren pagar $25.000 por bulto, que es lo que vale un jornal diario por cuidar un cultivo.

“A ese precio, por bulto ganamos poco: el negocio está en transformar el maíz”, afirma Roa, no solo en bollos, sino en masa fresca, chicha y hasta mazamorra.

Si cada campesino logra sacar 30 bultos de su cultivo y produce 50 bollos por bulto para venderlos a $1.200 la unidad, ganaría $1.800.000, mucho más que los $750.000 que le pagarían si decide vender cada bulto a $25.000. Son las cuentas que hacen.

Estas expectativas de mejores ingresos por mayor productividad están relacionadas con dos factores que integran el plan ‘Semillas de Vida’ a cargo de la empresa de fertilizantes Monómeros: las asesorías a cada campesino y el tipo de semillas que recibieron.

¿Cómo ha resultado ese acompañamiento técnico directamente en las parcelas?

Con la franqueza que los caracteriza, los campesinos recuerdan que en administraciones pasadas la Gobernación les dio semillas de mala calidad, menos productivas y con fecha de vencimiento:

En medio de la incertidumbre a la que se someten cada vez que siembran con respecto al agua que tendrán para que sus cultivos prosperen, este año les ha tocado lidiar con las intensas lluvias.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara, en un alto porcentaje ‘Semillas de Vida’ está dando “los mejores resultados”. El maíz fue el cultivo más extendido, pues por el invierno la mayoría frenó los de auyama y frijol cabecita negra; otros aplazaron los de patilla y melón para evitar que se “ahogaran”.

Técnicos de Monómeros están evaluando la afectación. En un primer cálculo, Vergara señala que “ha sido mínima”, entre un 5 o 10% de las áreas cultivadas, efecto que les permitirá evaluar los objetivos para el año entrante, dijo en diálogo con Emisora Atlántico y Zona Cero.com.

Al reconocer el apoyo recibido por los 2.253 campesinos de parte de la gobernadora Elsa Noguera, Marta Roa recuerda que las ciudades necesitan de quienes viven en el campo.

Por eso, les dejó una tarea especial al secretario Miguel Vergara y al alcalde de Baranoa, Roberto Celedón, para que les consigan la propiedad de la tierra que viven las 26 familias de El Rodeo:

Yamile Pérez revisa su cultivo en la vereda El Rodeo. La germinación fue muy buena, dice, con hasta dos mazorcas por caña.

 

La gobernadora Elsa Noguera dialoga con el campesino Concepción Cervantes el día del lanzamiento de ‘Semilla de Vida’ en Polonuevo.

 

José Blanco limpia un pequeño sembrado de frijol cabecita negra. La germinación fue afectada por las lluvias.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/1353515300977860609
Artículo
https://www.youtube.com/embed/e-_dYEadkoY
Artículo
https://www.youtube.com/embed/ZUMQvLKZEqk?rel=0
Artículo
https://www.youtube.com/embed/ZUMQvLKZEqk?rel=0
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/Q62f5Vxgc4M
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A