Unimetro
Unimetro
Las personas mayores incluyen el salmón en su dieta.
10:32 am. Miércoles 20 de Mayo de 2020
Por qué comer pescado reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares
10:32 am. Miércoles 20 de Mayo de 2020
Así lo revela estudio médico.

Una dieta rica en pescado o elevada en omega 3 modula la concentración de los lípidos transportados hacia las células, lo que reduce las probabilidades de que se forme arteriosclerosis, es decir, endurecimiento de las arterias. Así concluye un estudio con más de 26.000 mujeres, el más exhaustivo realizado hasta el momento, indica la Agencia Sinc.

Investigadores de la Universitat Rovira i Virgili  y la Harvard Medical School demostraron que el pescado, como fuente principal de omega 3, y los suplementos de estos ácidos grasos pueden modular las lipoproteínas –las partículas que transportan los lípidos a través de la sangre– e incidir así sobre el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El estudio, publicado en el Journal of the American Heart Association, recopila el análisis de la muestra de lipoproteínas de 26.034 mujeres con una media de edad de 53 años, la más extensa y detallada que se ha hecho nunca. Para los expertos, es especialmente relevante porque se trata de la enfermedad con más incidencia, ya que 1 de cada 3 personas muere por estas patologías.

Hasta ahora se había comprobado que un consumo muy elevado de ácidos grasos omega 3 se asociaba a niveles más bajos de triglicéridos en sangre. Pero, a la vez, también se había relacionado con un incremento del colesterol LDL –conocido como colesterol malo–, capaz de acelerar la formación de arterioesclerosis, es decir, el endurecimiento de las paredes de las arterias y la disminución de su elasticidad.

Sin embargo, este nuevo estudio ha constatado que este aumento del colesterol LDL por el consumo de pescado se asocia principalmente al transporte por las partículas LDL más grandes, que son menos aterogénicas (con menor potencial de obstrucción de las arterias), y no a un aumento del número total de partículas LDL.

El trabajo se ha realizado mediante la modelización matemática de la asociación de la ingesta de pescado y de omega 3 y el perfil de lipoproteínas obtenido por resonancia magnética nuclear, “que permite cuantificar el número y el tamaño de las diferentes subfracciones de lipoproteínas plasmáticas, además del contenido de triglicéridos y colesterol adicional”, explica Núria Amigó, investigadora de la URV y líder del estudio.

Factor protector del corazón

El hecho de que disminuyan los triglicéridos transportados por cualquier tipo de lipoproteínas es un factor protector de las enfermedades del corazón. Esto es así porque el consumo de los tres tipos de ácidos grasos omega 3 fundamentales en la fisiología humana estudiados –el ácido α-linoleico (ALA), el docosahexaenoico (DHA) y el eicosapentaenoico (EPA)– presentes en el pescado y en otras fuentes nutricionales difiere en su asociación con el potencial riesgo de estas patologías.

El estudio confirma que las lipoproteínas LDL más pequeñas que transportan el colesterol no aumentan, pero sí se produce un incremento en las grandes, que no tienen riesgo asociado.

Así, existe una disminución de todas las partículas transportadoras de triglicéridos y, además, el tamaño medio de las partículas de HDL y LDL aumenta, lo cual se asocia a la protección del riesgo cardiovascular.

Según Amigó, las partículas LDL que transportan el colesterol “son las más pequeñas las que se asocian a un riesgo mayor de accidente cardiovascular futuro”.

Para leer el artículo completo en Agencia Sinc

 

 

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/EUhIvOJqlqo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/s1JVUlxy_ek
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Consultorio Jurídico y Centro de Conciliación
Artículo
https://www.youtube.com/embed/1TldlTNDvW4
Triple A
Alcaldía de Barranquilla