EN VIVO

En vivo: así transcurren exequias de Omar Geles en Valledupar

Comenzo a transmitir hace 50 minutos
La Unesco consideró que el edificio Aquarela es una amenaza para la designación de la ciudad como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad
La Unesco consideró que el edificio Aquarela es una amenaza para la designación de la ciudad como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad
Foto
Archivo

Share:

MinCultura y Edurbe comienzan demolición de Aquarela “piso a piso” este 28 de febrero

Se cumplirá bajo estrictos protocolos de seguridad, dice el alcalde Dumek Turbay.

El Ministerio de Cultura y la Empresa de Desarrollo Urbano de Cartagena comenzarán este miércoles 28 de febrero la primera fase de la demolición del polémico edificio Aquarela, frente al Castillo San Felipe, que será “piso a piso”, informó el alcalde Distrital, Dumek Turbay.

El proceso se cumplirá bajo estrictos protocolos de seguridad y será supervisado por expertos en ingeniería civil y patrimonio cultural, indicó.

El mandatario expuso que si bien la remoción sale más costosa, de $11.000 millones, optaron por este procedimiento “piso a piso” y no por una implosión por el riesgo que significaría sobre todo para las comunidades vecinas del sector.

Turbay expuso que este desafío se percibe como una oportunidad para exhibir las capacidades técnicas de Edurbe y revitalizar su funcionamiento operativo.

Hay que recordar que a controversia en torno a la construcción de Aquarela llevó a que la Unesco la identificara como una amenaza para la designación de Cartagena como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, distinción que conlleva una serie de beneficios económicos, turísticos, sociales y culturales para la ciudad, y a su vez, la mantienen como destino internacional.

La gerente de Edurbe, Fanny Guerrero, indicó que más que una demolición, se trata de proteger el patrimonio de la ciudad.

Explica que el costo de la demolición está asociado a un método constructivo y sostenible que garantiza la gestión eficiente de los escombros y la seguridad de la obra y los trabajadores, al tiempo que se preservará el paisaje y se minimizarán los impactos ambientales y en las propiedades circundantes.

La interventoría de los trabajos estará a cargo de especialistas de la Secretaría de Infraestructura.

“La demolición de Aquarela representa un paso crucial en el compromiso de Cartagena con su historia, su identidad y su desarrollo sostenible”.

Más sobre este tema: