EN VIVO

Atlántico en Noticias

Vea nuestro noticiero aliado Atlántico en Noticias

Comenzo a transmitir hace 1 día
Una larga fila para reclamar medicamentos.
Una larga fila para reclamar medicamentos.
Foto
Cristian Mercado

Share:

La odisea de los usuarios para reclamar los medicamentos de EPS en farmacias

En muchos casos algunas farmacias entregan una parte y el paciente debe reclamar el resto en otra, cancelando los copagos en cada una de ellas.

Una verdadera odisea es la que viven diariamente los usuarios para reclamar los medicamentos recetados a través de las diferentes EPS en las farmacias y dispensarios asignados para ello.

Un drama que inicia desde el mismo momento en que le son entregadas las órdenes y de inmediato le indican el sitio donde deben reclamar.

Confiados en tendrán el camino expedito, luego se encuentran con toda clase de adversidades.

En muchos, lo cual se ha vuelto frecuente. acuden a la farmacia o dispensario asignado, para lo cual deben cancelar el copago correspondiente.

No obstante, tras una prolongada fila, casi siempre soportando por largo rato la luz solar, le indican que en ese sitio solamente le entregarán determinados medicamentos y que el resto debe reclamarlos en otro sitio correspondiente a la misma farmacia o dispensario. Para ello debe cancelar otro copago.

La gente protegiéndose con paraguas y cascos.

Nadie entiende el por qué deben ser sometidos a esta tortura, en el sentido de acudir a dos establecimientos diferentes para que les entreguen los medicamentos en dos tandas y cancelando el copago en cada uno de ellos.

Un injustificable ‘paseíto’ que se ha vuelto costumbre por parte de los prestadores, y angustioso para los desesperados e indignados usuarios.

En medio de todo este drama que deben pasar los usuarios, quizás el mayor reclamo radica en la falta de condiciones de esos lugares para la atención al público.

A diario se pueden observar grandes filas de usuarios bajo el sol y ahora con el riesgo de la lluvia.

Pero esta situación no parece interesarle a los establecimientos que no adecúan sitios en los cuales los usuarios pueden protegerse de las condiciones climáticas.

Filas en las afueras de las farmacias para reclamar medicamentos.

Al menos lo que muchos pacientes aspiran y esperan es que siquiera coloquen toldos en las fachadas donde puedan protegerse, especialmente las personas de la tercera edad.

Lo que ha venido sucediendo también es que las farmacias y dispensarios están concentrando más de una EPS, por lo cual crece la afluencia de usuarios, sin control alguno.

En este sentido valdría la pena una inspección por parte de la Superintendencia Nacional de Salud a efectos de establecer la concentración de EPS en las diferentes farmacias y dispensarios, si cuentan con verdaderas condiciones de infraestructura y establecer la calidad de servicio que le están prestando a los usuarios en este proceso.

Esto sin dejar a un lado lo que consideran los propios afectados: “Los usuarios merecemos respeto”.

Por lo pronto, las mayores quejas de los usuarios provienen de Cruz Verde y Cafam.

 

Más sobre este tema: