Unimetro
Unimetro
Color del agua y gerente Jairo De Castro.
3:46 pm. Jueves 30 de Septiembre de 2021
La desastrosa gestión del gerente de Triple A con el problema de la variación del agua
3:46 pm. Jueves 30 de Septiembre de 2021
La empresa actuó de manera tardía.

A finales del mes de agosto los usuarios de Triple A reportaron una variación en el color y olor del agua en hogares ubicados en Barranquilla, Soledad y Galapa.

Decenas de videos y fotos comprobaban la preocupante situación. La ciudadanía denunciaba las anomalías y Triple A no daba la cara en un principio. Por el contrario, trató de minimizar la preocupante situación que ya causaba indignación y angustia entre los usuarios.

Solo hasta que los medios de comunicación empezaron a divulgar las noticias, fue que el Gerente de la compañía, Jairo De Castro, asomó la cabeza y eso, lo hizo una semana después de tantas denuncias.

Previamente, Zona Cero contactó al Gerente de Operaciones de la Triple A, Ramón Hemer, para plantearle el asunto con el fin de que explicara la situación ante la ciudadanía.

En ese momento manifestó que se encontraba ocupado y que más tarde devolvería la llamada al periodista de este medio que lo contactó. Pero no lo hizo. Aún así este portal publicó las quejas de los usuarios que iban creciendo y con mucha preocupación para la gente.

En medio de esta situación y con el silencio de la directivas de la empresa, a manera de prevención los habitantes de Barranquilla, Soledad y Galapa empezaron a hervir el agua, pero esto no era suficiente. El olor y la variación persistía.

Lo peor del asunto es que Triple A y el Gerente, se atrevieron a decir que el agua era potable, durante el momento más crítico, cuando había suficientes pruebas de que no era así.

Más grave aún fue el hecho de que en el primer pronunciamiento público la empresa aseguró que la situación solamente se registraba en algunos predios puntuales.

¿Predios puntuales?, ¿Acaso las redes de distribución llevan el agua a predios puntuales o grandes sectores de la ciudad? 

Siguiendo con su tesis minimizadora del problema, el martes 7 de septiembre, el Gerente Jairo De Castro afirmó que en esa misma semana se iba a solucionar el problema del color del agua, pero tal cosa no pasó.

La empresa tuvo que ejecutar un plan de contingencia con varios frentes de trabajo para atacar el problema, sobre todo en los cuerpos lagunares de Soledad. Entre ellos la dársena alimentada por la bocatoma.

Fue necesaria la utilización de una draga de succión para remover toda la contaminación que persistía en el agua. Lo que significa que el problema no era tan simple como lo pretendió hacer creer el Gerente Jairo De Castro.

Ante ello, el Alcalde Jaime Pumarejo sostuvo reuniones con las directivas de la Triple A en la búsqueda de soluciones inmediatas para evitar un grave problema de salubridad en la ciudad. El jueves 16 de septiembre el mandatario dijo que esperaba una "mejora sustancial" en los próximos días.

Fue así como el 18 de septiembre el mandatario tuvo que ir a supervisar personalmente los trabajos en compañía del Gerente Jairo De Castro. Mientras tanto los barranquilleros, soledeños y galaperos, seguían sufriendo con el problema del agua.

Las quejas seguían creciendo en redes sociales, así como los reportes a medios de comunicación.

El 22 de septiembre la empresa afirmó que esos reportes disminuyeron y que el agua "ya mantiene la calidad habitual".

Sin embargo, no era así. De hecho, Triple A tuvo que emitir otro comunicado el 28 de septiembre, en el que aseguró que la variación del agua estaba "normalizada".

Eso sí, las quejas continúan y por ello el Concejo de Barranquilla realizó un debate de control al Gerente de Triple A, Jairo De Castro, en donde fue muy criticado.

Ya varios cabildantes habían manifestado su inconformidad en la red social Twitter, como Richard Fernández y Andrés Rengifo, quienes le pidieron a la empresa que dejara las excusas.

Además, los concejales decidieron organizar varias brigadas para supervisar la calidad del agua en los barrios de la ciudad.

Los habitantes de Barranquilla, Soledad y Galapa han manifestado su desconfianza con el tema del agua. Incluso, decenas compran el agua en tiendas y supermercados, en donde se han disparado las ventas.

Todo ello a costas del bolsillo de los usuarios que prefieren comprar el agua en establecimientos comerciales y después pagar las caras facturas de la empresa, que no recompensa en nada el daño causado.

Queda claro que, en su primera prueba de fuego, Jairo De Castro, Gerente de Triple A tuvo una desacertada gestión. Tan oscura, como el color que tenía el agua a finales de agosto.

Sería pertinente que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) evalúe el nombramiento de este funcionario, especialmente cuando por sus alegres opiniones ante un tema tan grave como lo es la calidad del agua, pone en riesgo la salud de la gente del Área Metropolitana de Barranquilla.

¿O será que el remedio resultó peor que la enfermedad?

Te puede interesar

Artículo
Artículo