Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1525911829641318400
Maria del Carmen, Isabel y Élsida
10:45 pm. Martes 25 de Enero de 2022
El reencuentro de tres hermanas después de más de 60 años: el reto, encontrar ahora a la cuarta
10:45 pm. Martes 25 de Enero de 2022
https://zonacero.com/sites/default/files/image/videos/El%20emocionante%20reencuentro%20de%20%20hermanas%20en%20Barranquilla%20despu%C3%A9s%20de%2067%20a%C3%B1os.mp4
Isabel se reencontró con María del Carmen, conoció a Élsida y ahora busca a María Helena, la cuarta hermana.

Como si fuera el desenlace de la primera parte de una miniserie de televisión, la historia de la vida de Isabel Pineda Gil tiene un final feliz, pero quedó en suspenso y a la espera de los resultados de un nuevo capítulo: la búsqueda de una cuarta hermana.

Isabel se reencontró después de casi 67 años con su hermana María de Carmen (de 76 años), conoció a Élsida (de 60 años), y ahora busca por redes sociales a María Helena.

Todo comenzó hacia el año 1956, cuando apenas Isabel tenía 5 años de edad. Sus padres, (Rodolfo Pineda y María Asunción Gil de Pineda) se separaron. Ellos residían en San Vicente de Chucurí, en Santander.

El papá se quedó con la pequeña Isabel y la mamá con María del Carmen y María Helena. "Mis padres se pelearon. No sé por qué. Mí mamá se quedó con las dos hermanas y mi  papá me llevó a mí. Me llevó para San Vicente de Chucurí y de ahí para Barrancabermeja", recordó Isabel. 

Luego, el progenitor dejó a la menor donde la madrina.  "Un día se me dio por preguntarle a mí papá qué dónde estaba mí mamá y él me contestó que el golero se la había comido. Entonces me quedó ese remordimiento tan grande que yo no sabía y siempre vivía con nostalgia". 

Maria del Carmen, Isabel y Élsida

En su mente el significado de la explicación de su papá era que su mamá “había muerto”.

Isabel crecía y siendo aún una niña, a los 10 años de nacida, comenzó a trabajar en el servicio doméstico. No se lo contaba a nadie pero siempre imaginó que a su mamá “la habían asesinado”.

Fueron muchos los años en los que trabajó como empleada hasta que a los 18 años  llegó a Barranquilla.

Pasaron décadas mientras en la memoria de Isabel estaban los recuerdos de dos hermanas (María del Carmen y María Helena).  En ocasiones perdía la esperanza, pero “perseveró” con el apoyo de su familia.

En Barranquilla se casó y tuvo cuatro hijos (tres varones y una mujer). Hoy tiene 7 nietos y 4 bisnietos (dos están por nacer).  En 2011 enviudó.

Pasaron los años y de sus recuerdos no desaparecían las imágenes de las pequeñas María del Carmen y María Helena, sus hermanas. A sus hijos primero, luego a sus nietos y posteriormente a los bisnietos, les contaba a diario la misma historia: “que a su mamá se la habían comido los chulos”.

Maria del Carmen, Isabel y Élsida

Entonces, en una cruzada familiar, la apoyaron en la búsqueda de sus hermanas. Hace ocho años, después  de la muerte de su esposo (Ernesto Blanco), viajó a la tierra de sus ancestros. Fueron varios los desplazamientos a San Vicente de Chucurí, Simacota y Barrancabermeja, en Santander, en busca de una respuesta que nunca logró.

En esa búsqueda, al iniciar la pandemia, Angie, una nieta de la mujer residente en el barrio Las Palmeras, le abrió a su abuela una cuenta de Facebook. Ella se encargó de hacer invitaciones a quienes en la red social tuvieran sus apellidos. Simultáneamente, una mujer, Élsida Gil Gil, quién resultó ser hermana de Isabel, también la encontró. Para ese entonces, Isabel había olvidado la contraseña de Facebook y perdió la cuenta. Así las cosas no pudo ver la invitación de Élsida.

Luego, Élsida contactó por la misma red a Pedro Blanco Pineda, quién resultó ser hijo de Isabel. Así inició el reencuentro que terminó en la noche del martes 19 de enero cuando de un vehículo descendieron María del Carmen y Élsida. Esta es una hermana que no conocía, pues nació hace 60 años, fruto de una segunda unión marital de su mamá María Asunción. Para ese entonces ya Isabel tenía 10 años.

De su progenitora supo que falleció en 2010 a los 80 años de edad.

Los cinco días que estuvieron en Barranquilla,  María del Carmen y Élsida fueron insuficientes para “ponerse al día”  tras más de 6 décadas por caminos diferentes.

Isabel, María del Carmen y Élsida

Ahora la nueva cruzada es ubicar a María Helena, su otra hermana, quien según expresa Angie, la nieta de Isabel que inició la búsqueda por redes sociales, teme que también haya corrido la misma suerte que su abuela Isabel pues, igualmente, fue entregada por su mamá a la madrina.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Comfamiliar
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Triple A
Transito de Barranquilla