Unimetro
Unimetro
Imagen referencial.
3:07 pm. Lunes 03 de Mayo de 2021
Drama de afiliado a Coomeva prepagada: clínicas no le hacen tratamiento por síndrome de Guillain-Barré
3:07 pm. Lunes 03 de Mayo de 2021
Esta enfermedad llegó a su organismo como secuela de un contagio de Covid-19.

José Pabón Doncell, de 72 años, está viviendo un verdadero drama, que sus familiares le atribuyen  a negligencia de la EPS Coomeva.

El adulto mayor padece síndrome de Guillain-Barré, causado por una secuela del contagio que sufrió de Covid-19.

En este momento, completa 5 días sin recibir el tratamiento que necesita, pues dos clínicas de Barranquilla, no lo autorizaron porque Coomeva tiene carteras atrasadas con ellos.

Su familia pidió auxilio y le contó a Zona Cero lo que están atravesando en este momento.

José Pabón, hijo del paciente, le indicó a este medio que su papá ha sido usuario de Coomeva EPS y su servicio de medicina prepagada oro. De toda la vida, un afiliado a esta entidad.

"Este es el plan que ha tenido desde que trabajaba y continuó con este después de pensionarme. Nunca habíamos tenido, pues todos los tratamientos que mi papá ha requerido, siempre lo ha hecho desde la medicina prepagada", expresó.

Sin embargo, todo eso cambió hasta este momento, cuando el señor José Pabón Doncell, empezó a presentar problemas después de luchar contra el Covid-19 durante 28 días.

Le realizaron una prueba PCR el viernes pasado y su resultado fue negativo, pero desafortunadamente le dejó una secuela neurológica.

Un especialista de la Clínica del Caribe, el neurólogo Jaime Crump Lafaurie, les confirmó que esa secuela era el síndrome de Guillain-Barré.

"Le va paralizando las partes del cuerpo. Él (José Pabón Doncell) no tiene fuerzas. No puede movilizar las piernas, con el riesgo que eso puede ir subiendo, generando problemas en la capacidad para respirar o tener secuelas permanentes. Podría quedar toda la vida así, si no se le comienzan a aplicar los medicamentos que requiere", expresó el hijo del paciente.

El pasado viernes 30 de abril, la familia del adulto mayor, decidió llevarlo por urgencias a la Clínica del Caribe, a través del servicio de AMI. Fue recibido en el área no Covid. Con la medicina prepagada le hicieron todos los exámenes.

El diagnóstico de estos exámenes fue el del síndrome de Guillain-Barré. "Él requiere una UCI no Covid para tratarlo y requiere la medicina especial que se usa para estos tratamientos", indicó el hijo de José.

Pensaron que la demora en la aplicación del tratamiento era la asignación de una UCI, en medio del colapso  hospitalario que vive la ciudad por el impacto del tercer pico de coronavirus.

"El domingo en la mañana al ver que no estaba recibiendo el tratamiento en la sala de Urgencias, se nos dio por preguntar qué era lo que estaba pasando y básicamente ahí entendimos que el problema que hay es de administrativo, entre la EPS Coomeva y las clínicas de Barranquilla", contó el hijo del paciente.

De acuerdo con lo informado por el familiar, el servicio de medicina prepagada es independiente a lo que ofrece la EPS Coomeva, pero el medicamento que requiere el paciente para atacar la afectación neurológica, está por fuera del contrato de medicina prepagada y se contempla dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS), es decir, que la EPS debe aprobar el tratamiento.

"El problema radica en que ninguna clínica hoy, quiere solicitarle una autorización de esos medicamentos a Coomeva porque aunque la EPS lo autorice, las clínicas están seguras que no lo va a pagar", indicó.

"La única forma en que se vieran obligados es que sea una clínica que tenga un contrato integral con Coomeva y la medicina prepagada. La única que queda así es la Clínica El Prado y está a reventar", añadió.

La familia de José Pabón Doncell averiguó el costo de la medicina y les manifestaron que el tratamiento podría oscilar entre los 80 y 100 millones de pesos.

Decidieron acercarse a la clínica del Caribe y les habló de un costo aproximado de 27 millones de pesos. Estuvieron a punto de pagarlos, pero desistieron de esto porque no hay forma de garantizar cuánto medicamento adicional se requiere.

La noche de este domingo, los familiares del adulto mayor, decidieron moverlo a la Clínica La Asunción, pero al parecer, esta tampoco quiere solicitar la autorización a Coomeva, para suministrar el tratamiento.

"El problema ahora es que mi papá lleva cinco días sin recibir el tratamiento, algo que no debía sufrir porque el paga su salud por un valor bastante alto y sigue ahí en la mitad de un pleito de una EPS que debía estar cerrada", puntualizó el hijo del paciente.

"Y si se levanta una remisión para que lo vea otra clínica va a pasar lo mismo, por eso creo que no lo reciben en ninguna clínica porque cuando ven el caso, que es un usuario post Covid, que requiere ese tipo de tratamiento, entenderán que con Coomeva no es posible trabajar. Tendríamos que pagar 50 o 100 millones de pesos, o mi papá tendrá que morir o quedar con problemas de por vida", agregó.

José Pabón Doncell, se encuentra en la sala de Urgencias de la Clínica La Asunción. Aún no le suministran su tratamiento y el tiempo sigue corriendo, en medio de la negligencia de Coomeva EPS.

Zona Cero acudió a la Personería Distrital y desde ayer han estado intentando agilizar el tratamiento, pero esto no ha dado frutos.

Su familia está desesperada y piden auxilio de la Superintendencia de Salud, donde ya radicaron una queja, para que el tratamiento inicie lo más rápido posible.

 

Universidad Simón Bolivar
Video
vZO52DSAATo
Corporación Educativa del Litoral
Triple A
Alcaldía de Barranquilla