Unimetro
Unimetro
'Orchid Kefalonia', el más reciente buque encallado en el puerto de Barranquilla.
10:12 pm. Sábado 16 de Octubre de 2021
Dragado en el puerto de Barranquilla: ¿Una colcha de retazos?
10:12 pm. Sábado 16 de Octubre de 2021
https://www.youtube.com/embed/JZ_biUcKw_o?rel=0
Se mantiene la crisis con reducción de calado y encallamiento de buques. El más reciente fue desencallado esta noche.

La crisis en el puerto de Barranquilla sigue de mal en peor.

Más duran sonando los bombos y platillos de la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, el Director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, ambos barranquilleros, así como la presidenta de Findeter, Sandra Gómez, sacando pecho por la mejoría del dragado, cuando el canal nuevamente entra en crisis.

Y cuando no es la baja de calado, quizás por el deficiente manejo en el mantenimiento del canal, son los encallamientos de las embarcaciones, que ponen al puerto de Barranquilla en la ‘lista negra’ de las conferencias marítimas internacionales.

Desde luego, ambas situaciones tienen sus graves repercusiones socio-económicas para la ciudad.

Por un lado, el desvío de barcos a puertos cercanos lo cual genera costos adicionales para los importadores locales, y, por el otro, el aligeramiento de carga para evitar lo primero. Ambas circunstancias son totalmente adversas para el movimiento de carga en el puerto local.

Lo inexplicable de esta recurrente situación es que los multimillonarios contratos de dragado siguen siendo totalmente inefectivos y deficientes.

Sin lugar a dudas el ‘modelo’ de contratación del Patrimonio Autónomo Findeter - Cormagdalena deja muchas dudas y deudas con la ciudad.

Aplicar la figura de contratar volúmenes de metros cúbicos de sedimentos a remover, sin importar el tiempo en que se realice la labor, está más que demostrado que no es lo más conveniente para el caso del puerto.

Expertos portuarios consideran que lo que realmente se debería hacer es contratar profundidades y secciones (ancho) del canal claramente definidos, para lograr las verdaderas condiciones que requiere el canal de acceso.

Esto teniendo en cuenta que la supuesta meta de alcanzar una meta de calado de 12,19 metros nunca se ha logrado con ese inexplicable esquema de contratación, mientras el puerto se mantiene en la misma crisis.

En otros términos, el puerto se ha convertido en un “barril de lodo, sin fondo”. ¿Hasta cuándo ese cuento del ‘gallo capón’?

La draga 'Bartolomeu Dias'.

Los recientes boletines sobre las condiciones del canal de acceso, emitidos por la Dimar - Capitanía de Puerto, muestran la evolución que ha tenido en los últimos 40 días.

En efecto, el 6 de septiembre la Capitanía reportó las nuevas condiciones de calado:

- Embarcaciones menores de 180 metros de eslora (longitud), hasta 9.0 metros de calado, sin restricción, 30 centímetros de asiento positivo, bajo condiciones océano - atmosféricas favorables y marea positiva.

- Desde 180 hasta 200 metros de eslora, hasta 8.5 metros de calado, luz día, 30 centímetros de asiento positivo, condiciones océano - atmosféricas favorables, análisis condiciones adicionales y marea positiva.

Estas condiciones despertaron grandes expectativas en el gremio portuario, debido a la persistente crisis en el canal. Por lo menos se creía que la draga ‘Bartolomeu Dias’ estaba cumpliendo la tarea con el recurrente contratista Jan De Nul. Por sí o por interpuesta empresa filial, como ha venido sucediendo con la European Dredging Company (EDC) Sucursal Colombia.

Los pitos del 31 de diciembre, sin acabarse el año ni el contrato, los bombos y platillos sonaron más fuertes el 14 de septiembre cuando la Capitanía dio a conocer las nuevas y mejores condiciones de calado operacional en el canal de acceso:

- Embarcaciones menores de 180 metros de eslora, hasta 9.5 metros, sin restricción, 30 centímetros de asiento positivo, bajo condiciones océano - atmosféricas favorables y marea positiva.

- Desde 180 hasta 200 metros de eslora, hasta 9.2 metros, luz día, 30 centímetros de asiento positivo, condiciones Océano - atmosféricas, favorables, análisis de condiciones adicionales (Tabla Squat y Ships Particular) y marea positiva.

¡Euforia total de la Ministra, la presidenta de Findeter y del Director de Cormagdalena!

Sin lugar a dudas un resultado esperado pero que no representaba aún la meta propuesta de los 12,19 metros de calado. Algo sería algo, pero faltaba mucho para el objetivo que nunca se ha logrado.

Pero, esa euforia duró poco hasta que el 5 de octubre la Capitanía de Puerto dio a conocer las nuevas condiciones de calado en el canal de acceso:

- Hasta 180 metros de eslora, menor 7.7 metros, sin restricción, 50 centímetros de asiento positivo, condiciones Océano - atmosféricas y favorables y marea positiva.

- Hasta 200 metros de eslora, desde 7.7 hasta 8.2 metros, luz día, 50 centímetros de asiento positivo, condiciones Océano - atmosféricas favorables, análisis condiciones adicionales, (Tabla Squat y Ships Particular) y marea positiva. Es decir, embarcaciones con 200 metros de eslora solamente ingresarían luego de un profundo análisis de sus características.

¡Tremendo bajón de calado! ¿Qué pasó?

Alerta de los pilotos prácticos que no fue tenida en cuenta.

La situación siguió empeorando al extremo que los pilotos prácticos de Barranquilla advirtieron la amenaza que se avecinaba.

“Plano batimétrico mar enfilación. Bajas profundidades A 800 mts del tajamar y 400 mts de la punta del bajo occidental. Sector de giro de los barcos. @dimar @asoportuaria @cormagdalena”, trinaron en su cuenta de Twitter el 8 de octubre a las 8:10 de la mañana.

Todo indica que las advertencias de los pilotos no fueron tenidas en cuenta ya que la situación fue empeorando, a tal punto que el pasado jueves se produjo el encallamiento del buque ‘Orchid Kefalonia’, de bandera Filipinas, cuando realizaba la maniobra de zarpe en el sector próximo a Bocas de Ceniza.

Esta embarcación, de 145 metros de eslora, registraba un calado de 7,9 metros al momento de la emergencia.

Finalmente, tras el apoyo de 3 remolcadores y bajo la supervisión de una compañía especializada en labores de salvataje, junto con personal de la Dimar y de la Fuerza Naval del Caribe, el buque fue desencallado en la noche de este sábado.

Entre tanto, Cormagdalena se empecina en defender el recurrente fracaso de los dragados. Argumenta que la draga ‘Bartolomeu Días’ recientemente ha realizado 125 ciclos en los que ha removido 410 mil metros cúbicos de sedimentos.

A lo que los pilotos prácticos también le ripostaron: “De qué sirve el volumen dragado si continuamos con anchos de canal insuficiente de acuerdo a normas internacionales como la PIANC, si continuamos con dársenas de giro sedimentadas????”, señalaron en su cuenta de Twitter.

Definitivamente, la del puerto de Barranquilla, una crisis de nunca acabar. Los mismos con las mismas.

 

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/nw741TNhi9U?rel=0