Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Área de Intervención en la Vía Parque Isla Salamanca.
7:50 pm. Lunes 06 de Febrero de 2017
Advierten graves riesgos por dragado de caño Clarín Viejo en Parque Salamanca
7:50 pm. Lunes 06 de Febrero de 2017
¿Se repetirá la historia de la ‘Boca del Cura’, en Majagual, Sucre?

Graves riesgos para el Parque Salamanca, la actividad portuaria, la Ciénaga Grande de Santa Marta, futuros desarrollos industriales en la zona y para el mismo dragado del Río Magdalena, fueron planteados en torno a las obras de recuperación hidráulica del caño Clarín Viejo, contratadas por Corpamag, en convenio con el Invías, con el consorcio Panavías Clarín.

Los cuestionamientos a las obras surgen ante la ausencia de la información técnica requerida para este tipo de proyectos.

Para el Oficial de Marina, Enrique Lequerica Otero, una obra de esta magnitud y por lo delicado del sitio debería contar con, al menos: estudios de geología y geomorfología del margen oriental, de dinámica fluvial del río Magdalena - margen oriental y de hidrobiológicos del área de influencia. Además de la caracterización de la hidrológica completa del área de influencia, hidráulica y sedimentológica del río y del sistema de caños y ciénagas y limnológica del área de influencia. Igualmente, el diseño del canal a dragar y la modelación hidrodinámica del caño y el sistema lagunar, así como los efectos sobre el cauce principal.

“Estos estudios permitirían diagnosticar y valorar los efectos positivos y/o negativos desde los posibles riesgos asociados a la intervención planteada. Invías confía totalmente en que Corpamag, en su doble rol de autoridad ambiental y administrador de la Ciénaga Grande de Santa Marta, tenga la capacidad técnica para saber lo que está proyectando hacer, pero, por tercera vez en el mismo año, hace intervenciones mayores en el cauce del río Magdalena, especialmente en la Zona Portuaria, sin disponer de modelación hidráulica”, sostiene.

De inmediato plantea interrogantes para cada uno de los actores del proyecto, comenzando por Corpamag: “¿Por qué Corpamag hace su esfuerzo por esta obra? Por la simple razón que sus recursos de la Sobretasa Ambiental los tiene pignorados en la famosa Licitación Pública 01-2015 para el dragado de 14 caños principales (o algo más) durante los próximos 15 años, y que no ha dado los resultados esperados. ¿Necesitan aumentar frentes de trabajo? Entonces, ¿Corresponde este convenio a un verdadero Plan Maestro de acciones que ayuden a salvar la moribunda Ciénaga Grande?”.

A renglón seguido señala cuestionamientos a Cormagdalena: “¿Y qué dicen en Cormagdalena? Nada que se sepa, a pesar que la intervención atraviesa una concesión portuaria otorgada a Sodintec (Sociedad Portuaria Integral de Colombia S.A.) y que el dragado puede afectar su contrato para el mantenimiento del canal navegable con Navelena. El único responsable del cauce es Cormagdalena y debería haberse preocupado desde hace rato, pero parece que confían en Invías”.

La intervención de los habitantes en el caño Aguas Negras produjo el crecimiento del canal y un costoso taponamiento.

Del mismo modo alerta al municipio de Sitionuevo, donde la intervención le rompe su única zona de expansión industrial Z2 y llama la atención de Parques Naturales Nacionales, “que con certeza no ha presentado una reforestación para aprovechar esta nueva inyección de agua fresca y donde aparentemente no hay preocupación por la entrada del mar a las ciénagas del litoral y la nueva mortandad de flora por salinización del denominado Parque”.

En esencia, la preocupación radica en el hecho de que la citada intervención atraviesa 450 metros lineales de la concesión portuaria otorgada a Sodintec, 450 metros lineales de la zona de desarrollo industrial y portuario del municipio de Sitionuevo y 8 kilómetros lineales de la Vía Parque Isla de Salamanca.

Además que se desconoce si tal intervención corresponde a un verdadero Plan Maestro de acciones que ayuden a salvar la Ciénaga Grande.

“Me temo que no es así, pues al parecer de varios conocedores del tema, se debería trabajar prioritariamente sobre lo grandes aportantes (caños Aguas Negras y su discutible compuerta, caño Renegado y su sedimentada zona de conexión en los Pajarales), o cualquiera de los otros 11 caños contemplados dentro del escandaloso contrato Licitación Pública LP-006 DE 2014, y precisamente por eso, por estar bajo contrato vigente, no se pueden aplicar en esos caños los recursos ofrecidos tan generosamente por Invías y como hay que usarlos en esta vigencia, pues “hagamos una intervención donde sea, que …, etc..” . Parece conveniente considerar la caducidad del mencionado contrato a 15 años, reconsiderar la distribución de los recursos de Sobretasa Ambiental de forma tal que algo le llegue al Parque Salamanca y liberar la camisa de fuerza para intervenir donde más sea necesario”, argumenta.

Más bien, precisa, el Invías debería estudiar y revisar con la Dimar y Cormagdalena, “la zona de aproximación al canal navegable, más conocido como el sector marino o algo así, donde la progresiva sedimentación está reduciendo la profundidad sobre las enfilaciones”. 

Con esta advertencia, puntualiza, lo que se pretende evitar es que se repitan situaciones como la de Boca del Cura, en Majagual, Sucre. Allí, los habitantes decidieron abrir la Boca para permitir el ingreso de la corriente y que Majagual tuviese agua y fuese puerto fluvial.

Sin embargo, “la decisión de hacerlo no contempló las terribles consecuencias que las renovadas corrientes pudieran acarrear, lográndose una descontrolada situación que arrasó parte de la población y muchas áreas cultivadas y dando origen al nacimiento del canal de Morro Hermoso. Esta historia, a ratos olvidada por el transcurrir de los años, es una de las primeras lecciones prácticas que deben recibir los estudiantes de Ingeniería hidráulica, para demostrarles que tan inesperadas pueden llegar a ser las reacciones de un río ante las intervenciones no estudiadas, o sea, carentes de las simulaciones hidráulicas”.

 
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A