Unimetro
Unimetro

Galerías

La otra emergencia en el barrio Sinaí: Casas y un colegio afectado por vendaval

El barrio Sinaí, en límites entre Barranquilla y Soledad, pero perteneciente a la jurisdicción de la capital del Atlántico, amaneció como si allí se hubiera registrado una guerra.

Techos tirados en el suelo, árboles caídos y muchas personas en las puertas de sus casas es lo que dejó el fuerte vendaval ocurrido ayer poco minutos antes que empezara un aguacero, el cual produjo la otra lamentable noticia en que madre e hija fueran arrastradas por la fuerza del arroyo El Salao cuando iban en su vehículo, en Soledad.

"Yo estaba en la terraza cuando empezó una brisa a soplar y veíamos unos papelitos que volaban cuando se vino un ventarrón fuerte y después se volvió como especie de tornado. Yo sentí un ruido en la cocina y cuando estoy adentro el techo explotó porque el tornado entró aquí la casa. Primero fue el tornado y la lluvia vino después", dijo Carlos Stivenson Oquendo, uno de los afectados.

Los dramáticos relatos de los afectados se escuchan una y otra vez. Quedaron practicamente sin nada.

"Aquí en la casa todo se destechó. Voló las tejas y estoy aporreado en la cabeza. Los colchones se mojaron y todo se dañó como las láminas", dijo Hugo Frito, otro de los afectados.

"Ayer se formó como a las 3 de la tarde esa brisa que venía bajando de la nube y desbarató árboles y los techos. Salimos fue corriendo", anotó Luisa Pizzaro, otra afectada.

Más de 60 viviendas resultaron afectadas. Incluso un colegio llevó la peor parte.

 "Le doy muchas gracias al Señor porque fue un lunes festivo o sino estuvieras hablando de perdidas humanas tanto de docentes como personal administrativo y sería catastrófico hablar de los estudiantes que son el muro de nuestra institución. Nos lamentamos en las condiciones en quedó el colegio, pero sé que va a terminar todo para acondicionar para que los niños terminen su año académico. Son 317 estudiantes que tenemos en la institución. Hubo daños en la sala de informática en su totalidad, ventiladores de las aulas de clases, portátiles que manejan secretarias, rector y todo el techo con perdida total", manifestó Rosa Concepción Acuña, coordinadora del Colegio Infantil Los Amiguitos, ubicado en la carrera 33 sur entre calles 74 y 75 del barrio Sinaí.

La Alcaldía de Barranquilla reaccionó de forma inmediata ante esta emergencia y ya inició la entrega de láminas de eternit para los afectados.

Comentarios