Unimetro
Unimetro

Galerías

Despedida de Javier: su familia pidió justicia y todo el peso de la ley para policías

 

La familia de Javier Ordóñez, el colombiano que murió la semana pasada en Bogotá tras ser sometido a la fuerza por dos policías que usaron además en repetidas ocasiones una pistola eléctrica Táser durante su arresto, pidió este jueves justicia durante sus exequias.

"Que les caiga el peso de la ley de todos los que hicieron esta injusticia, que no quede impune mi sobrino", dijo a periodistas Elvia Bermúdez, tía de Ordóñez.

En la víspera, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, reconoció durante una sesión en el Senado colombiano que la muerte del hombre de 46 años es responsabilidad de los policías que intentaron detenerlo.

"Unos policías mataron a un ciudadano colombiano, deshonraron el uniforme, violentaron las normas de comportamiento ético, desconocieron todo el esfuerzo de formación de la institución", dijo Trujillo sobre este caso que desató la semana pasada manifestaciones violentas contra la Policía que dejaron trece muertos.

Clamor por el cese de la violencia 

La tía de Ordóñez manifestó que a su familiar no le hubiera gustado ver lo que ocurrió en el país tras su muerte e hizo un llamado a que "los colombianos vivan la paz porque no queremos guerra".

"A Javier no le hubiera gustado eso, él era un tipo muy lindo (...) Él amaba a todo el mundo, a todo el mundo quería. Yo pido la paz y pido que esto sirva para modificar algunas leyes que están mal hechas, que modifiquemos algo, que nos quede una enseñanza de lo que pasó y que no vuelva a pasar", apostilló la mujer.

A la ceremonia religiosa, celebrada en una iglesia del norte de Bogotá, asistieron los familiares y allegados de Ordóñez, por cuyo caso fueron suspendidos los dos uniformados que estrujaron y utilizaron la pistola Táser en contra suya.

Decisiones estatales 

El ministro Trujillo manifestó que "ya se están tomando las decisiones" del caso y que los dos policías involucrados en el arresto con violencia excesiva de Javier Ordóñez, en el cual usaron en repetidas ocasiones una pistola eléctrica Táser, fueron suspendidos del servicio, mientras que otros cinco también están apartados del cargo mientras se hace la investigación.

"Y por supuesto que la Policía está dispuesta a continuar contribuyendo al mejor avance de las investigaciones para que las autoridades penales tomen las decisiones que correspondan según el nivel de responsabilidad que tengan, y de igual manera se viene actuando con otros policías que puedan estar presuntamente involucrados en violaciones a la ley", dijo el ministro en la sesión que se extendió por casi siete horas.

EFE

Comentarios