EN VIVO

En vivo: así transcurren exequias de Omar Geles en Valledupar

Comenzo a transmitir hace 1 hora
El argentino Lautaro Martinez cabecea por encima de la marca de Stefan Savic.
El argentino Lautaro Martinez cabecea por encima de la marca de Stefan Savic.
Foto
EFE

Share:

Un costoso error dejó con las manos vacías al Atlético ante el Inter

El club italiano, con gol del austriaco Marko Arnautovic se impuso 1-0 al colchonero.

Un gol del austríaco Marko Arnautovic en el minuto 79 dio el triunfo al Inter de Milán ante el Atlético de Madrid (1-0) en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en San Siro.

El delantero, que sustituyó tras el descanso a Markus Thuram, lesionado, aprovechó un error de Reinildo, que no se entendió con Rodrigo De Paul en el centro del campo.

El Atlético, hasta entonces, soportó el duelo de ida en San Siro, aunque ya instantes antes se percibía más agobio, más sufrimiento. Incluso después, cuando Lino soltó un amenazante disparo o Morata apuntó al 1-1 en un cabezazo que no alcanzó del todo, cuando Griezmann ya había sido cambiado por lesión, se sintió con fuerzas para creer en el empate.

Ahora necesita vencer en casa. Ahí ganó 27 de sus últimos 30 choques. A eso le obliga la concesión del 1-0, que tiró por la borda todo lo anterior, cuando el 0-0 era el resultado más ajustado.

Realmente, el Atlético sufrió en el primer tiempo cuando falló en su salida. Cada entrega al contrario en esa destreza fue una invitación al vértigo de Lautaro y Thuram, al que sus potentes músculos lo frenaron al borde del descanso. Dañado en el aductor, aguantó hasta el intermedio, al que se fue el grupo rojiblanco conforme en defensa y reducido en ataque.

El segundo tiempo desafío más al Atlético. Aún imponente Witsel, providencial otra vez frente a Lautaro, el equipo rojiblanco se percibió más vulnerable. Un remate alto de Arnautovic, el recambio de Thuram; un córner que fue un embrollo; una secuencia de centros que sobrevolaron su área hasta los despejes, otra vez, de Witsel.

Para romper la inercia, inquietar al Inter, agitar el choque y recomponer la convicción visitante, puesta en duda de nuevo cuando Arnautovic falló una ocasión más que de gol, con un remate con la derecha demasiado alto; un anticipo de lo que se le venía encima al Atlético, al que le tocó aguantar. Oblak atrapó otro testarazo de Lautaro Martínez.

El error fatal posterior, una falta de entendimiento entre De Paul y Reinildo en un balón que era de cualquiera de los dos, pero no fue de ninguno en el medio campo, habilitó la carrera del delantero argentino. Su tiro lo repelió como pudo Oblak. El rechace lo ejecutó Arnautovic en el 1-0. Justo antes, Griezmann había sido cambiado por lesión. Más difícil aún.

EFE

Más sobre este tema: