EN VIVO

En vivo: así transcurren exequias de Omar Geles en Valledupar

Comenzo a transmitir hace 2 horas
El marroquí Youssef En-Nesyri marcó un doblete para el Sevilla.
El marroquí Youssef En-Nesyri marcó un doblete para el Sevilla.
Foto
EFE

Share:

Sevilla-Juventus y Roma-Leverkusen, las semifinales de la Liga Europa

El club español avanzó tras golear 3-0 al Manchester United.

El Sevilla goleó por 3-0 a un 'gigante' como el Manchester United, con un doblete del marroquí Youssef En-Nesyri y un tanto del francés Loïc Badé, recuperó su magia en la Liga Europa, su torneo fetiche y del que es el 'rey', con seis títulos; y pasó con brillantez a las semifinales en un partido redondo y en el que fue muy superior a un conjunto inglés atascado y ampliamente superado.

Los sevillistas no dieron opción alguna a un United sobrepasado y sin rumbo, que quizá comenzó a perder este cruce de cuartos con el 2-2 de la ida, después de que se hubiera puesto con 2-0, pero que en otra noche grande en Nervión no pudo parar a un Sevilla lanzado y que resolvió con los goles de En-Nesyri (m.8 y m.81) y Badé (m.47).

En semifinales, Sevilla se enfrentará a Juventus de Turín que empató 1-1 con el Sporting, en Lisboa. La ‘Vecchia Signora’ había ganado 1-0 en la ida.

Los 'leones', alentados por la mayor afluencia de público a su estadio esta temporada, arrancaron bien el partido, pero no tardó en caer un balde de agua helada sobre la capital portuguesa gracias al gol del Juventus en el minuto 9.

Tras un córner, el titubeo de los defensas del Sporting creó una oportunidad para que Rabiot marcara el tanto inicial del partido y aumentara el grado de dificultad para los lusos. Marcus Edwards, de penalti, empató a los 20.

El argentino Paulo Dybala marcó el gol que forzó la prórroga.

El show de Dybala

Paulo Dybala resucitó este jueves al Roma con un tanto fundamental en los últimos compases que alargó el partido hasta la prórroga, en la que guió a los suyos a la victoria ante el Feyenoord (4-1, 4-2 global) y a las semifinales, en las que se medirá al Bayer Leverkusen.

Paulo Dybala volvió a ser la pieza clave del Roma. No hay mucho más misterio en la noche europea del jueves en la capital italiana. El Roma parecía muerto, desahuciado con el tanto de Paixao, pero revivió de la mano de un Dybala que, a medio gas, tocado todavía de la lesión que sufrió en la ida, volvió a conducir al éxito a los de Mourinho.

Pasó de todo en el tiempo suplementario. La tuvo el Feyenoord clarísima en botas de Giménez. Dybala asustó con una recaída, visiblemente molesto, pero se recuperó para poner un córner a la cabeza de Ibáñez que acabó en la madera. El partido se rompió ante el desgaste físico, y entre idas y venidas llegó la sentencia. Pellegrini encontró a Abraham en el área y el ariete hizo lo propio con El Shaarawy.

Pero no se quedó ahí el encuentro. Otra vez Dybala fue la fórmula de la felicidad. Pase de oro a Abraham que el ariete estrella en el meta pero cuyo rechace recogió Pellegrini para poner el 4-1 definitivo con suspense por la revisión del VAR.

El fin de un sueño

Un arranque contundente ante un rival inexperto condicionado por la presión facilitó la victoria en Bruselas (1-4) del Bayer Leverkusen de Xabi Alonso, que se situó en las semifinales de la Liga Europa y acabó con el equipo revelación del Viejo Continente, que, cuando recuperó el desparpajo y quiso reaccionar, ya tenía la clasificación muy cuesta arriba.

El Union St. Gilloise belga ha sido la sensación de la Liga Europa. Sin bagaje en este tipo de competición estuvo a un paso de situarse entre los cuatro mejores del torneo. Afrontó la cita como local con un buen marcador obtenido en el choque de ida, empate a un tanto que complicaba la tarea del Leverkusen.

Pero el equipo germano impuso su ley desde el principio. Refuerza a Xabi Alonso la situación del Bayer. Cuando el preparador español llegó al BayArena el equipo estaba en descenso en la Bundesliga y con un pie fuera de la Liga de Campeones. Ahora, meses después, el cuadro de Leverkusen está en la parte alta de la clasificación alemana y es aspirante al título de la Liga Europa, a la que llegó como tercero de su grupo en la 'Champions' y dejó fuera al Atlético Madrid.

Semifinales:

(Ida 11 de mayo; vuelta 18 mayo)

Juventus - Sevilla y Roma - Bayer Leverkusen

Final: 31 de mayo. Estadio Puskas Arena Budapest. 

EFE

Más sobre este tema: