Unimetro
Unimetro
Luis Amaranto Perea, técnico de Junior.
9:59 pm. Domingo 28 de Febrero de 2021
Luego de diez fechas, Junior en mitad del camino y todavía no arranca
9:59 pm. Domingo 28 de Febrero de 2021
Con la mitad del torneo jugado, aún no se le ve forma al equipo.

La derrota de este sábado ante Patriotas refleja muchas cosas en Junior y todas ellas llevan a una sola verdad: preocupación total.

El todos contra todos ya llegó a la mitad de sus fechas y la verdad es que el conjunto barranquillero va con paso de flagelante, es decir un paso para adelante y dos para atrás. 

Luego de la victoria ante Millonarios, Luis Amaranto Perea se ilusionó con que había encontrado la formación o por lo menos la idea de como alinear al equipo para poder salir a flote de una situación incómoda. 

La verdad sea dicha, ante los ‘Embajadores’ el ataque aprovechó las dos opciones que tuvo y la defensa se mantuvo ordenada, efectiva y concentrada. No hubo errores atrás y por más que no fue una tromba en el ataque, le alcanzó para ser eficiente y marcar dos goles. 

Pero una golondrina en el cielo no hace verano. Junior ha venido demostrando en las últimas cinco fechas que es totalmente irregular y que cada vez más se va quedando del lote de punta. Es importante recordar que en pocos días pasó de pelear la punta del torneo a aferrarse en la esperanza de terminar la décima fecha entre los ocho. 

No es casualidad. Al amanecer de este domingo, Junior era el de peor defensa entre los diez primeros torneo con 10 tantos en contra. Además era la cuarta peor defensa de todo el campeonato, empatado a una decena de goles con otros tres conjuntos, superado solo por los tres colistas: Alianza Petrolera, Boyacá Chicó y Deportivo Pereira. 

Así es el tamaño del problema de Junior. Un equipo que en promedio registra un gol recibido por partido. Además un tremendo contraste al ser la tercera delantera más efectiva del campeonato, con 13 goles convertidos.

Luis Amaranto Pera, más lento de lo que muchos quisieran, se ha venido llenando de motivos. Definitivamente, Dany Rosero no es de su confianza pues en el último partido prefirió usar al juvenil Homer Martínez antes que el discutido jugador. 

Esto lleva también a la otra gran duda ¿Qué pasa con la preparación física del equipo? 

Homer Martínez se ganó un puesto a base de descarte físico de varios de sus compañeros, pues Jefferson Gómez y Germán Mera están lesionados, como también Miguel Ángel Borja y el recién anunciado Edwin Velasco que se recupera de una lesión muscular diferente a la con la que llegó. 

Durante el torneo otros jugadores han tenido problemas como el mismo Teófilo Gutiérrez y Gabriel Fuentes. El mismo Perea admitió que el equipo se está quedando sin piernas al final de los partidos y que Fabián Sambueza no jugó de titular el anterior duelo para evitar recargar sus molestias físicas. 

Otros como el caso de Rosero, simplemente no tienen mucho para aportar. La lista se agranda con Juan David Rodríguez y John Pajoy quienes no han aportado nada en su condición de refuerzos.  

Lesiones, malos rendimientos, decisiones equivocadas del entrenador, todo se ha juntado en apenas 10 fechas y con todo y eso el equipo ha cosechado 16 puntos. 

Sin embargo, no puede ser que en una semana Junior pierda contra los coleros dos veces en la misma cancha, la de Tunja, que por muy mala que sea es para los dos equipos y conjuntos como el Deportivo Cali han podido sacar resultados ahí. 

El descontento de los hinchas sigue creciendo para un equipo que de 30 puntos ha cosechado 16 puntos y que de los últimos 15 solo ha ganado 4. Claramente el equipo se ha quedado sin gasolina y viene en caída. 

Muchos hinchas manifiestan que no hay que darle más largas al asunto y que el ciclo de Luis Amaranto ya debe darse por terminado por los directivos. 

Lo cierto es que faltan días nada más para el inicio de la Copa Libertadores para un Junior que tendrá que jugársela para avanzar desde la ronda previa. 

La máquina de Junior tiene las piezas necesarias que pidió su entrenador y no ha podido arrancar en la mitad del camino que lleva recorrido. El motor falla y todavía no ha empezado la cuesta arriba. 

¿Qué pasará cuando tenga que pisar el acelerador? Solo el tiempo dirá si la máquina avanza forzada o se estrella sin remedio.

Los dueños de la máquina rojiblanca tienen la palabra final. 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Universidad Libre
Triple A
Alcaldía de Barranquilla