Unimetro
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1597331123855466497
Artículo
Miguel Ángel López y su esposa Natalia Acevedo esperan su primer hijo.
11:21 am. Jueves 14 de Febrero de 2019
La paternidad, la etapa más dura para ‘Supermán’ López
11:21 am. Jueves 14 de Febrero de 2019
En tres meses estará naciendo el primogénito del corredor boyacense.

Miguel Ángel López ha hecho fama de ser un ciclista valiente. Un hombre corajudo que a toda hora tiene una mirada adusta, que dedica pocas sonrisas a la multitud y de un carácter que lo llevan, todo el tiempo, a intentar proezas con ataques de larga distancia desafiando a las rampas más crueles de las montañas del mundo. 

Poca gente se le acerca, la verdad, intimidados por su gesto fuerte. El boyacense no es grosero con nadie que se le acerque, pero si se le nota un aura de campeón que hace la barrera de la timidez en los demás mucho más alta de lo normal.

Sin duda su debut este año en el Tour Colombia es uno de los grandes acontecimientos de la carrera. Misma que sedujo a Miguel Ángel por su mejora en varios aspectos con respecto a su edición anterior, incluyendo mejoras en la organización, más competidores de alto nivel y un perfil más exigente. 

“Yo creo que sin lugar a dudas es un gran evento y bueno el año pasado fue una gran edición. Este año estamos viendo que día a día se mejoran las cosas y esta nueva edición es mucho mejor”, enfatizó.  

Pero para este ‘Supermán’ también existe una ‘kryptonita’. Con una presencia sencilla, maquillaje ligero, el cabello suelto y una prominente barriga que revela los seis meses de embarazo, Natalia Acevedo se le acerca y el mundo inexpugnable del líder del Astana se vuelve todo sonrisas. 

El pecho inflado de López se vuelve dócil, posa para las cámaras entre engreído y orgulloso y apuntó al vientre de su mujer. Hace medio año que están esperando un hijo, el cual recibirá el nombre de Miguel Jerónimo.

“El niño se iba llamar solo Miguel. Pero Jerónimo es un nombre que le gusta mucho a él, así que insistió y bueno así le vamos a poner”, dijo Natalia, quien disfruta por estos días del clima primaveral en Medellín. “Es bueno tener un poquito de calor luego de tanto frío en Boyacá”, explicó. 

El hijo que viene en camino es una de las principales motivaciones que podría tener Miguel Ángel en este inicio de año, donde comenzará desde bien temprano con la disputa de una de las grandes, el Giro de Italia. Todo le da un buen pálpito para lo que viene. 

“Pues la verdad, Dios por delante y siempre su ayuda, él va salir muy bien. Está muy motivado y trabajando muy fuerte. Esperamos tener muchas cosas buenas de él este año. Todo ha salido muy bien, estamos muy tranquilos. A mediados de abril nacerá el bebé, antes del Giro”, comentó. 

Para López, el ciclismo es una cosa de familia. Natalia lo entiende perfectamente. Lo lleva en la sangre, pues su padre Rafael no solo fue uno de los gregarios de Lucho Herrera en las épocas del Tour de Francia en los ochenta, sino que el mismo fue el encargado de formar a ‘Supermán’. 

“Bueno, yo sé diferenciar cada capítulo. Para mi sigue siendo mi pupilo, independientemente que sea el marido de la hija mía. Yo no les mandé a que hicieran el hijo, a que se cuadraran. De todas maneras hay que convivir con esa circunstancia de la vida y Dios quiera que le vaya muy bien en su vida deportiva y con su nueva familia que está haciendo”, explicó Rafael. 

Rafael conoció de muy joven a Miguel Ángel, le vio sus capacidades para el ciclismo y para no alargar la historia lo hizo casi como un hijo. Estando bajo la custodia de los Acevedo, ‘Supermán’ conoció a su superchica, se enamoró de Natalia. Recibieron la bendición, ya llevan muchos años y pasó lo que tenía que pasar, entrar a la etapa de la paternidad. 

“No creo que vaya a cambiar mucho. El muchacho siempre ha sido responsable, día a día va madurando en su vida deportiva y como persona. Miguel Jerónimo nacerá del 10 al 15 de abril y él va madurando como padre. Natalia dijo que quedaba mejor Miguel Jerónimo”, señaló entre risas. 

López pronto montó sobre su bicicleta de carbono, pintado en un metalizado tono de azul claro, se disponía para salir a afrontar la dura jornada que tenía por delante. Sobre la máquina regresó esa aura de antes. Pero no duda en ser franco cuando le preguntan.

“Nada, muy motivado y feliz”, concluyó. 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
Comfamiliar
Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/S6yBLHzvf8c
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A
Universidad Libre