Unimetro
Unimetro
Artículo
https://www.youtube.com/embed/BlUn0mO8jX4?rel=0
Artículo
Artículo
Teófilo Gutiérrez celebrando el tercer gol juniorista de la noche.
8:24 pm. Jueves 20 de Julio de 2017
Junior sigue aprovechando el momento de ‘efervescencia y calor’: venció al América
8:24 pm. Jueves 20 de Julio de 2017
En día de la independencia, los barranquilleros dieron el grito de júbilo al ganar 3-0.

Junior derrotó la noche de este jueves 3-0 al América de Cali en el estadio Metropolitano y tomó la punta del torneo, en un partido donde mostró su mejor exhibición en lo que va del semestre, justo en la conmemoración del día de la Independencia en Colombia.

El 20 de julio es una fecha especial en Colombia.Todos recordarán aquel día, pero en 1810, cuando un grupo de criollos inconformes ejecutaron un plan para exaltar las masas e ir en procura de la libertad, al romper el florero de Llorente, un español conocido por su duro trato a los criollos.

Uno de los criollos, de nombre José Acevedo Gómez, salió a la plaza de Santa Fe de Bogotá y exclamó: “Si dejáis perder estos momentos de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y febril, antes de doce horas seréis tratados como sediciosos; ved los grillos, los calabozos y las cadenas que os esperan”.

Simples palabras que enardecieron el alma del pueblo y que despertaron la pasión libertadora. En el fútbol, a fuerza de goles, Junior despertó la pasión de los hinchas este 20 de julio con una actuación que quedará en la memoria de sus espectadores.

En esta fecha que conmemora la valentía y el arrojo, el primero en mostrar ímpetus revolucionarios no podía ser otro más que el rebelde goleador Teófilo Gutiérrez. El goleador de La Chinita recibió la pelota en el área, y en el primer minuto se giró de media vuelta para mandar la pelota cerca de la portería.

Era un campanazo de alerta inicial de la escuadra de Julio Avelino Comesaña, que estaba determinada a cargar con todos sus cañones sobre la portería americana. La batalla del día de Independencia apenas empezaba.

Sin embargo, como en toda lucha, hubo momentos no tan claros para los de casa. Con el ir y venir de los minutos, el primer cuarto de hora fue de dominio cambiante.

Con un equipo diseñado para sostener el balón, las primeras de cambio favorecieron al cuadro escarlata que se hizo con la pelota.

Este dominio con la esférica en campo de Junior no llegó sólo para el cuadro caleño. A los 15 minutos el argentino Darío Botinelli encontró espacios en un mediocampo poco copado para ensayar un disparo de media distancia que hizo recortar en la grama a Sebastián Viera, para despejar al tiro de esquina.

Fue el cañonazo que hizo despertar del letargo al conjunto barranquillero. Estaba ya cerca el gran grito de la jornada. El grito de gol, para festejar a la par el grito de Independencia.

Pero antes, Junior tuvo una ocasión única, y que no fue feliz por cuenta del travesaño. Los que saben se juntaron, Teófilo Gutiérrez inició una acción para Yimmi Chará quien asistió finamente a Roberto Ovelar que entró como un suspiro por la banda derecha, para apuntar al arco y estrellar el balón contra el vertical del arquero Carlos Bejarano, a los 17 minutos.

Junior crecía en la cancha y sus individualidades comenzaron a encontrar los espacios y tiempos en la cancha. Pronto tomaron el balón y comenzaron a amenazar con insistencia en predio del América. Era el acecho de lucha por la victoria, aunque la infantería visitante no quería facilitar la causa rojiblanca.

Sin embargo, Junior no desaprovechó ese momento efervescencia y calor. A los 20 minutos, tras una serie de rebotes y rápidas recuperaciones, el central Jonathan Ávila recuperó una pelota para dársela a un Chará bien ubicado. El diminuto volante avanzó un par de pasos y empalmó un tiro de derecha que se desvió en el defensor Eder Castañeda para anidarse en el fondo del arco visitante.

El estadio estalló en gritos de júbilo y pasión. Una locura desbordante que disparó la lucha de los tiburones, ahora con la ventaja en el marcador y buscando cómo estirar las diferencias, para irse sin los grillos de un marcador en contra a los vestidores.

Por ello, a los 28 minutos, el central Ávila ejecutó un distante tiro libre que hizo revolcar en el piso a Bejarano, para despejar el peligro del disparo al saque de esquina.

Junior creció en la mitad del terreno de juego, gracias a la laboriosidad de Leonardo Pico y de Sebastián Hernández quien asumió la responsabilidad de administrar la pelota y organizar la salida del equipo.

A los 36 minutos, el grupeto de talentos del equipo rojiblanco armó una contundente tocata desde la mediacancha con ‘Teo’, Chara y Ovelar que terminó en triplete de oportunidades de los atacantes sin precisión para definir y aumentar la cuenta.

Con la ventaja en el resultado, además de una tribuna arengando a favor y extasiada por el juego formulado, los entrenados por Julio Comesaña se fueron al descanso. Una pequeña tregua para los legionarios en medio de la batalla.

El reinicio de la contienda llegó cargado de noticias alentadoras. Una escapada de Teófilo Gutiérrez por la izquierda terminó en un centro pasado al segundo palo, donde no llegó Roberto Ovelar, pero en cambio sí Chará, quien desde un ángulo difícil la acomodó en las redes para el 2-0, cuando apenas avanzaba el minuto 47.

Si el grito de Independencia de aquel lejano 1810 hubiera contando con una contundencia como la de Junior en la noche de este jueves, la Independencia del pueblo colombiano se había alcanzado antes de terminar el mes.

Pues a los 55 de compromiso, Chará desarmó la defensa defensa caleña para soltar un delicado pase a Teófilo en el área. El matador no falló, con un toque de pierna derecha para batir sin problemas la resistencia del guardameta y poner el contundente 3-0 al marcador. No había retorno, ‘Tú Papá’ ya cimentaba su revolución con fútbol, figuras y goles.

Pero todo estaba lejos de terminar. Aunque ya con todo en contra, América no bajó las brazos y se lanzó a la casi improbable reconquista del marcador, con un disparo de tiro libre de Juan Camilo Angulo que hizo volar a Viera para despejar el marcador.

Por otra parte, Comesaña decidió mover el banco para asegurarse de administrar la ventaja y dejar cerrado el triunfo. Sacó del campo a unos desgastados Léiner Escalante y Roberto Ovelar para mandar al campo a James Sánchez y al uruguayo Matías Mier, quien debutó. Minutos más adelante también salió de las acciones  Sebastián Hernández de gran actuación, para darle espacio a Jarlan Barrera.

Sobre el final de las acciones, Junior estuvo cerca de ampliar las distancias tras un increíble desperdicio de Mier bajo el arco y un tiro desviado de Sánchez que se fue abierto del arco.

Al final del partido, el tan mencionado grito de Independencia llegó desde las atiborradas tribunas del metro. Pues independientemente de los demás resultados de la fecha, con el triunfo Junior llegó a una racha invicta y perfecta de 9 unidades, asumiendo la punta del torneo gracias al gol diferencia, de 7 a favor contra 4 del Independiente santa Fe.

El próximo Lunes Junior se medirá de vista al conjunto Alianza Petrolera, esperando extender su condición de invicto y comenzar a sumar los valiosos puntos para buscar avanzar a la siguiente ronda del torneo colombiano.

 

Universidad Simón Bolivar
Artículo
https://zonacero.com/sites/default/files/image/videos/Instantes%20del%20asesinato%20de%20un%20mototaxista.mp4
Artículo
https://zonacero.com/sites/default/files/image/videos/Instantes%20del%20asesinato%20de%20un%20mototaxista.mp4
Artículo
Artículo
Corporación Universitaria Americana
Artículo
Triple A
Impuesto Predial