Inscripciones abiertas!

Videos

"Me aferré a Dios y pensé mucho en mi hija": vendedor ambulante arrastrado por arroyo

hClP1hUwu2g
William Ortega Ortiz, el vendedor ambulante arrastrado por arroyo.

Un milagro. Así se puede considerar lo que le pasó a William Ortega Ortiz, el vendedor ambulante arrastrado por el arroyo de la calle 85 y rescatado en el barrio Siape, cerca a los puertos en el río Magdalena. 

Su cuerpo recorrió más de 4 kilómetros. El agua se lo llevó por delante en la carrera 47 con la calle mencionada. Trató de esquivarla, mientras recogía su negocio de frutas, pero la corriente fue bestial. 

El hombre de 33 años, en medio de su conmoción y dolor, le contó a Zona Cero detalles de su recorrido en el poderoso caudal.

"Yo trataba de flexionar los pies para que la corriente no hiciera lo que quisiera conmigo, para que no me estrellara, lesionara y tratar de equilibrarme con el agua y poder salir", expresó el hombre que reside en la Urbanización La Playa. 

En el angustioso recorrido -recuerda- que se encontró de todo. Palos, piedras y todo tipo de basuras que arrastra la corriente. Además de estrellarse en varias ocasiones con muros. 

"Esto es una cosa impresionante, es algo no deseado. Ni al peor enemigo se le desea eso", expresó mientras recibía suero vía intravenosa en el Hospital Niño Jesús de Barranquilla. 

Los médicos que lo estaban atendiendo se sorprendieron de su estado, pues consideran que el vendedor ambulante está vivo de milagro. De hecho, él mismo confiesa que se agarró de las manos de Dios. 

"Me aferré mucho a Dios y pensé mucho en mi hija. No perdí el conocimiento, no perdí la fe y gracias a Dios que me sacó de esta", confesó. 

Su hija, de más de un año de nacida, podrá volver a su padre con vida. Su cuerpo solo sufrió golpes superficiales y le tomaron nueve puntos en la frente. 

William Ortega Ortiz no se quiso olvidar de la persona que lo sacó del arroyo, antes de llegar al río Magdalena. Se trata de un rescatista militar, que le dio la mano para volverlo a tierra. 

"El muchacho se identificó, él tiene su carnet y me brindó los primeros auxilios. Agradecido con él también, llamó a la ambulancia, pero no pudo llegar enseguida y me trajo en un carro particular hasta acá", expresó el hombre.

A Ortega Ortiz solo le queda esperar los resultados de los exámenes que le hicieron y confiar en que no salga nada peor de lo que presenta. 

Eso sí, antes de finalizar la entrevista, dejó un mensaje contundente hacia la ciudadanía, para que no rete a los arroyos y evite salir cuando está lloviendo.

"El agua no tiene amigos, eso cuando viene arrasa con todo, se va llevando al que sea", concluyó.

 

Comentarios