Manuel Matute, Director artístico de las Farotas de Talaigua Nuevo, Bolívar.
4:51 pm. Viernes 08 de Febrero de 2019
“Venimos a luchar para recuperar nuestro código en el Carnaval”: Farotas de Talaigua Nuevo
4:51 pm. Viernes 08 de Febrero de 2019
https://www.youtube.com/embed/sA7BzCgs9sw
El grupo folclórico está reclamando su antigüedad en la fiesta tras cambio en su representación legal.

Los integrantes de la danza las Farotas de Talaigua Nuevo decidieron nombrar como nuevo director y representante legal a Édgar Matute, en reemplazo de Mónica Ospino, hija de Etelvina Dávila, gestora cultural y promotora de esta expresión.

Esta decisión se dio por un cambio en el seno de la tradicional danza y la creación de otro grupo. 

“Nosotros no es que estemos divididos ni vamos a entrar en polémica con la señora (Mónica) que creó el otro grupo”, dijo a Zona Cero, Manuel Matute, quien con 72 años, es uno de los más antiguos portadores de la tradición de la danza.

Los integrantes de esta expresión cultural contaron que desde 2018 le hicieron muchas invitaciones a Mónica Ospino, para que participara en la nueva asamblea porque deseaban cambiar la junta directiva.

“Ella hizo caso omiso y no fue a la reunión y envió a un representante, el abogado Walter De la Peña”, contó Édgar.

Janner Pazza, Édgar Matute, Manuel Matute y Juan Guillermo Turizzo, integrantes de la danza de las Farotas de Talaigua Nuevo.

La mayoría de los integrantes votó para que Édgar Matute dirigiera al grupo. Estos hechos quedaron registrados en un acta firmada.

“Nosotros hablamos con pruebas a la señora Mónica, ya que no asistió a ninguna asamblea ni tampoco las convocó. Ante esto, el fiscal de la corporación convocó a reunión extraordinaria para así reestructurar una nueva junta", detalló Édgar. 

"Se le envió la solicitud que tenía que estar el 28 de abril en la Asamblea General y apoderó al doctor Walter De la Peña. Dicen los estatutos de que si la presidenta no está, toma el liderazgo el vicepresidente, quien es el señor Manuel Matute Díaz, director artístico y coordinador general de Las Farotas de Talaigua y entonces la señora Mónica no puede decir que no se le invitó”, agregó Édgar.

Toda la pugna se da por la asignación de un código, que entrega Carnaval de Barranquilla a los grupos folclóricos que tengan mayor antigüedad en la fiesta.

Entre más historia tenga la expresión cultural, lograrán unos incentivos anuales para su salvaguarda.

“Ella puede sacar su danza de Farotas, no vamos a decir que no, así como hay farotas en otros municipios, pero no puede utilizar el nombre Farotas de Talaigua. Nosotros tenemos un código en el Carnaval de Barranquilla desde 1987 que es el 118. Entonces es ese el código que nosotros estamos reclamando porque nosotros si participamos este año, no vamos a comenzar de cero, como principiantes, sino que nos respete este trabajo que hemos nosotros realizado durante estos 32 años que tenemos de estar participando en el Carnaval de Barranquilla”, expuso Manuel Matute.

Si se crea una nueva danza que llegue desde el municipio de Talaigua, se perdería de igual forma, el pasado del grupo en el Carnaval de Barranquilla, así como los incentivos.

“Nosotros estamos peleando un código que nos pertenece, que representa el trabajo de una comunidad, el trabajo de unos grandes personajes que lucharon para que esta tradición se mantuviera viva”, afirmó Édgar Matute.

Édgar Matute, Director de la Danza de las Farotas de Talaigua Nuevo.

Los integrantes del grupo aseguran que al crear esta nueva junta directiva desean preservar la tradición que proviene desde el municipio de Bolívar.

“A partir de allí se eligió la nueva junta, con su nuevo representante y notificamos enseguida a Carnaval y ellos manifestaron que esa era una herencia que va de generación en generación. La señora Etelvina es de Talaigua, pero la señora Mónica no lo es y en los primeros quince años, Mónica no participó ni conocía de la danza”, aseguró Édgar Matute.

También explicaron que fue por una coyuntura que Mónica Ospino llegó a la representación legal de las Farotas de Talaigua, pero que quien debía dirigir al grupo era José Guillermo Turizzo Ospino, nieto de Etelvina Dávila.

“En el 2011 muere doña Etelvina, la representante legal de las Farotas, a unos cuantos días de realizarse el Carnaval del 2012 y necesitábamos a alguien que nos representara ante la Casa del Carnaval como encargado. En ese entonces quien tenía que ocupar ese puesto era el señor José Guillermo Ospino porque era la mano derecha de su abuela, doña Etelvina. Él fue una de las personas que ayudó a su abuela, pero como lo vimos muy pelao, en esa época, no le dimos la oportunidad y se le dio la oportunidad a la señora Mónica”, recordó Édgar.

Este año retorna la danza de las Farotas de Talaigua Nuevo, en cabeza de Édgar Matute y llega un grupo nuevo con la Farota Mayor de Mónica Ospino, ambos a reclamar el código 118 en el Carnaval.

“Mi tía llega en el momento en que mi abuela fallece y ella decide seguir rindiéndole honor. Le propone a la Corporación ser ella la que liderara la danza y me aparté por eso, por el tema profesional. Ella (Mónica) dirigió la danza hasta el año pasado”, explicó Juan Guillermo Ospino Turizzo, nieto de Etelvina Dávila.

José Guillermo Turizzo, integrante de las Farotas de Talaigua.

La danza logró que el año pasado la Alcaldía de Talaigua las reconociera por primera vez como Patrimonio cultural e inmaterial del municipio.

“Lo que reclama la Corporación como tal es eso, la identidad que creamos durante muchos años, con tanto esfuerzo. Nuestra defensa es con el Carnaval de Barranquilla y estamos aclarando que ese código 118 nos pertenece a nosotros las Farotas de Talaigua Nuevo, tema que la señora Mónica no ha querido aceptar. Estamos luchando con Carnaval para que nos devuelvan nuestro código”, concluyó Janer Panzza Jiménez, Director musical de la danza.

Te puede interesar

Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1141486160931430407
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia
Artículo