Artículo
Artículo
Artículo
La doctora barranquillera Mónica Ruiz.
5:01 pm. Sábado 01 de Septiembre de 2018
“Todos buscan la cura contra el cáncer, pero pocos acompañan al paciente”: Mónica Ruiz
5:01 pm. Sábado 01 de Septiembre de 2018
https://www.youtube.com/embed/SzI7U4xOC2A
La Organización Internacional para la Capacitación e Investigación Médica (IOCIM), la premió en Costa Rica.

La Organización Internacional para la Capacitación e Investigación Médica (IOCIM) reconoció a la doctora barranquillera Mónica Patricia Ruiz, Macías Médico Biológico y Homotoxicólogo, por su trayectoria en la especialidad y por el desarrollo de novedosos tratamientos y estudios del cáncer, el mes pasado en Costa Rica.

“Le entregan este reconocimiento a aquellos profesionales que hayan aportado algún avance médico y por la calidad en el tratamiento para mejorar la vida de los pacientes”, dijo a Zona Cero, la doctora Ruiz.

Esta organización reconoció a esta experta, miembro de la Sociedad Mexicana de Ozonoterapia y de la Sociedad Colombiana de Medicina Preventiva, por su “abnegada labor y desempeño profesional” y la distinguió como “el mejor y más destacado profesional de la salud en los años 2017-2018 en su especialidad” por sus aportes a los pacientes con cáncer en Barranquilla.

La doctora barranquillera, Mónica Ruiz.

“Nosotros tenemos un tratamiento oncológico que fue estudiado por esta organización y durante la premiación dijeron que estaba al mismo nivel de las mejores instituciones de oncología del mundo y obtuve con ellos una beca para que fuera a Europa a estudiar, porque mis terapias son parecidas a lo que se está en el mundo en estos casos de cáncer, con muy buenos resultados en los pacientes”, destacó Ruiz.

La profesional fue durante 10 años médica familiar de una EPS, pero sus inquietudes en torno al origen del dolor y del cáncer la llevaron a buscar las respuestas a sus interrogantes. Luego viajó a Ecuador donde estudió Medicina Biológica. En Cuba se especializó en los procesos de dolor en el Hospital de Neurocirugía de la isla. En la Universidad Autónoma de Sinaloa, conoció la ozonoterapia e hizo estudios en Baden-Baden, Alemania, en Medicina Biológica y Homotoxicología. Ha profundizado en temas como el dolor y las enfermedades degenerativas. Sus tratamientos los ha llevado a Ecuador, Colombia, Guatemala y se ha radicado durante cuatro años en Barranquilla.

“Al principio no creía mucho en esto porque era muy alópata, muy científica y alguien me dijo que uno a veces no cree porque no conoce y comencé a estudiar la Medicina Biológica y me enamoré de esta alternativa médica”, confesó la doctora en su consultorio.

El doctor Víctor Olas Director y Embajador IOCIM Chile destacó sus cualidades investigativas y la felicitó por estar “a la altura de las organizaciones mundiales de los tratamientos paliativos de los pacientes oncológicos”.

“Todo el mundo anda buscando la cura contra el cáncer, pero nadie está revisando el acompañamiento que hay que darle a estos pacientes”.

Galardón que recibió la doctora Mónica Ruiz.

El tratamiento de Ruiz consiste en organizar todos los temas de alimentación “aunque algunos médicos no lo crean todavía y sobre todo en pacientes, que ya están en fase terminal, que es casi lo único que se puede hacer con ellos”. En su consultorio monitorean el estilo de vida de los pacientes y la parte emocional.

Revisan en el área física, las mitocondrias y su degeneración, aspectos ortomoleculares. Es una medicina alternativa orientada a mantener la salud humana a través de la suplementación nutricional, con suero o vitaminas por vía oral.

Analizan las  interleoquinas e interferones, que son proteínas en las células, que la experta señala que son “un boom en el mundo y que ayudan a la muerte celular o cuando se activa el interferón gama, que separa la muerte celular, para que no se degenere en una metástasis y que vuelva a aparecer el cáncer”.

Sobre los resultados de sus avances con sus tratamientos, Ruiz destacó que sus pacientes “notan la diferencia porque pueden seguir con su vida normal, disminuye el dolor, mejora su digestión, aumenta su energía y ganas de hacer actividades y si la quimioterapia ha hecho alguna lesión a nivel medular, esta se repara rápidamente, las plaquetas y los leucocitos se suben a los pacientes que ya tienen la quimioterapia”.

Sus acompañamientos al paciente, los realiza en diversas fases de la quimioterapia. “A los pacientes que vienen a mitad de la quimioterapia, se sienten otra vez contentos, que recuperaron su vida pasada a pesar de que están haciendo su protocolo”.

También trabaja con pacientes que no toleran la quimioterapia. “Para esos pacientes tenemos un tratamiento ortomolecular para ellos”.

La doctora Mónica Ruiz y su equipo de trabajo.

El tratamiento comienza con una consulta con la médica, para revisar la salud y la calidad de las mitocondrias en los afectados y la reparación de su cuerpo. Se les da un plan de alimentación y ayuda emocional si se requiere.

“Siempre en la medicina biointegradora y biológica hay algo que hacer y eso es muy alentador porque nosotros no nos rendimos siempre miramos qué se puede hacer”.

Después comienza un plan con ozonoterapia, megadosis de vitamina C, terapia molecular con medicinas que se dan vía oral, exámenes de sangre en los que se revisan los niveles de vitaminas y minerales, se practica electroacupuntura de Voll y estudia hasta las defensas y alergias. “No es darle el mismo tratamiento a cada paciente, porque cada caso es distinto sino que le damos vitaminas y minerales que se requieran en cada caso”.

Sin embargo, a veces la profesional de la medicina se ha enfrentado a casos que no tienen solución.

“De pronto no se van a salvar, pero siempre pasarán sus últimos días sin tanto dolor y en mejores condiciones con sus familiares”.

La espiritualidad y la prevención a través de una vida más sana, son claves en el mensaje que desea dejar Ruiz, en los estudios que ha realizado sobre el cáncer durante tu carrera médica.

“Pocos pensamos en mejorar nuestro estilo de vida. Comer más sano, sin ingerir tantos alimentos prefabricados, hacer ejercicio, manejar el estrés y las preocupaciones, vivir más felices, acompañados de un fuerte lazo con el mundo espiritual de cualquier religión o creencia, realmente hacen la diferencia para prevenir y combatir el cáncer”, concluyó.

La doctora barranquillera, Mónica Ruiz.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia