Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Silletería vacía en el Parque de la Leyenda Vallenata.
4:20 pm. Jueves 02 de Mayo de 2019
¿Qué pasó con el Festival Vallenato?: El balance de una crisis
4:20 pm. Jueves 02 de Mayo de 2019
Las diferencias políticas, la selección de las fechas, la falta de homenajes y el bajo perfil de los invitados y concursantes se sumaron para que el evento no fuera exitoso este año.

La 52° versión del Festival de la Leyenda Vallenata, celebrada en Valledupar, del 26 al 29  de abril, sin lugar a dudas no dejó las mejores críticas entre los turistas y asistentes al evento.

Muchos señalan que la injerencia política, la mala organización y las decisiones precipitadas incidieron en que el evento perdiera el brillo de otros años.

“Hubo varias cosas que influyeron en que el Festival no fuera tan exitoso. Las fechas del evento estuvieron muy cercanas a la Semana Santa y eso no permitió que la gente de Bogotá y otras regiones pudieran desplazarse. El puente cayó el día miércoles y el público no pudo disfrutar el festivo y esto afectó”, dijo a Zona Cero el compositor e intérprete Iván Ovalle.

El músico resaltó que la falta de un homenajeado tampoco movió al público para asistir masivamente al Parque de la Leyenda.

“El no tener un homenajeado este año afectó también, porque eso le pone su picante a la fiesta. Siempre el público espera a nombre de quién se va a hacer el Festival y eso es algo psicológico. En cuanto a la boletería de eventos a muchas personas les fue bien y a otros les fue como les fue”.

Sobre la elección de Poncho Monsalvo como Rey Vallenato 2019, Ovalle opinó que “siempre ha sido muy subjetiva la elección del Rey Vallenato. Los jurados desafortunadamente o afortunadamente siempre tienen potestad. De pronto se pueden equivocar porque es un fallo subjetivo y siempre  va a quedar gente inconforme”, resaltó.

Por su parte, la periodista Liliana Martínez, del Diario El Tiempo, quien cubre el Festival desde hace más de 10 años, aseguró a este medio, que este año el certamen fue atípico.

“Lo percibí muy apagado este año y esa fue la constante en el taxista, en los vendedores, en los hoteles. Tampoco se vio ese público que tuvo el evento en otros años que formaba un trancón enorme para llenar el parque, la gente no sé motivo. Creo que influyó que el cartel no tuvo a artistas  conocidos nacionalmente lo cual no animó a que el público asistiera masivamente en las noches. Además la movilidad en las cercanías del Parque es terrible porque a veces abren las calles y a veces las cierran y uno no sabe cómo transitar”.

La reportera también señaló que la cancelación de la ceremonia de premiación también afectó a los turistas que se quedaron sin actividades para asistir el último día del evento.

“Cancelación de los conciertos del 30 de abril fue terrible para muchos. Porque muchos turistas  reservan hotel con un año de anticipación, arriendan casas y los locales solo reservan por los cinco días del festival, entonces muchos se quedaron un día más allá con el festival apagado, no fue la mejor experiencia”.

Algunos registraron que este año las competencias de acordeoneros no tuvieron participantes a la altura del certamen.

“Se resalta que  se desarrolló una competencia femenina para escoger Reina, aunque pienso que entre hombres y mujeres deben competir por igual, pero es positivo que las mujeres compitan  juntas para que se hagan más visibles, mientras se consolida el movimiento vallenato femenino. En acordeonero profesional Javier Matta conquistó al público en el Parque y eso no les quita calidad a los otros. Es algo que se destaca en cada uno que por momentos se iluminan y se conectan con la audiencia, pero otros como Manuel Vega o Ocampo no se destacaron, pero todo es subjetivo y está en manos del jurado”.

Martínez destacó que la presentación de Silvestre Dangond fue lo mejor que pudo apreciar en el Festival de este año.

Diversos artículos publicados en medios como Blogvallenato y Vallenato y más na’ resaltaron que la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata al ceder la propiedad del Parque de la Leyenda a la Alcaldía de Valledupar se sometió a las condiciones publicitarias, administrativas y pases de cortesías a gran número de funcionarios públicos de esta entidad.

Y que al cancelar la programación del día 30 de abril, un día antes, no fue la decisión más acertada, ya que esto desilusionó a agrupaciones vallenatas que apenas están comenzando.

Ozuna fue criticado por presentarse en pantaloneta, tenis y medias y Carlos Vives también desilusionó, por invitar a una delegación de artistas desconocidos en Valledupar con el Tropi Pop.

El abogado vallenato Carlos César Silva, escribió en su columna para el sitio web Opinión Caribe que: “La fecha para la realización del Festival no fue bien escogida, las boletas para los distintos espectáculos musicales estaban demasiado caras, los problemas jurídicos del Parque de la Leyenda Vallenata, los altos índices de desempleo de la ciudad, no hubo artistas internacionales de peso y la mala situación económica del país. Lo cierto es que Valledupar, como pueblo, necesita reflexionar sobre lo sucedido. La organización del Festival no debe limitarse solamente a lo que hace la Fundación. Este evento, que es nuestra principal carta (no la única) para mostrarle al mundo, debe ser visto como un tema de ciudad”.

Hasta el mismo Silvestre Dangond en su presentación lanzó varias indirectas contra el abogado Evelio Daza, quien demandó que la propiedad del Parque de la Leyenda Vallenata debía pasar a manos de la Alcaldía. “Como hace falta Consuelo, lo hubiera puesto en su puesto. No puedo dejar pasar la oportunidad de brindarle todo mi apoyo a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. Lo peor que está pasando es mezclar la política, la p… política con esta vaina. Van a acabar esta fiesta que es la que le produce entrada económica a Valledupar por la política”, expresó el cantante en la tarima del escenario.

El caso del Parque de la Leyenda

Un fallo del Consejo de Estado le ordenó a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata devolverle al municipio de Valledupar el terreno donde fue construido el parque.

El litigio por el predio donde se construyó el Parque de la Leyenda Vallenata en la capital del Cesar inició el 10 de diciembre del 2008, cuando el abogado Evelio Daza denunció ante la Fiscalía que el alcalde Jhonny Pérez, en el año 2000, realizó la donación del terreno del municipio a los organizadores del festival vallenato sin cumplir con los términos legales.

Tras la denuncia comenzó un proceso penal y otro administrativo. Según el abogado Óscar Sierra, por un lado, "precluyó el proceso penal contra los alcaldes y concejales" que desde entonces se vieron investigados por esta irregularidad, dado que la justicia consideró que "no hubo intención de afectar patrimonialmente al municipio".

Por ello, la Fundación entregó el lugar a la Alcaldía y cambió la sede de sus oficinas que ahora quedan cerca del puente del balneario Hurtado.

 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Soledad con dignidad!
Artículo