Artículo
https://www.youtube.com/embed/TQzZcYFgjvs
Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/3oT1P9-BGl4
Artículo
El expolicía de Nueva York barranquillero, Will Jimeno.
10:25 pm. Lunes 10 de Septiembre de 2018
“El 11 de septiembre hubo oscuridad y también luz”: Barranquillero que sobrevivió a los atentados
10:25 pm. Lunes 10 de Septiembre de 2018
https://www.youtube.com/embed/Hhd8ecoc4EE
El policía William Jimeno y el sargento John Mcloughlin fueron dos de los últimos tres rescatados bajo toneladas de escombros durante el fatídico 9/11. El héroe recordó el hecho 17 años después.

El policía William Jimeno y el sargento John Mcloughlin fueron dos de los últimos tres rescatados bajo toneladas de escombros durante el fatídico 9/11.

Este 11 de septiembre al cumplirse 17 años de la caída de las Torres Gemelas, él ahora expolicía barranquillero, Will Jimeno, se arrodillará apenas despierte en la mañana y elevará una plegaria a Dios.

“Todos los 11 de septiembre siempre hago lo mismo. Rezo mucho, voy a la iglesia cerca a mi casa a darle gracias a Dios por la vida. Eso sí ese día no hago nada de trabajo, porque me dedico a estar con mi familia. Siempre paso esa fecha con mis seres queridos”, dijo a Zona Cero, Jimeno desde New Jersey.

Will Jimeno y el sargento Mcloughlin.

Jimeno a raíz de esa experiencia se ha convertido en un destacado conferencista y viaja a donde le piden que comparta su experiencia, al borde de la muerte en uno de los momentos históricos más trascendentales del siglo XXI.

“Pese a que fue una experiencia trágica en ese día oscuro para los Estados Unidos hubo mucho amor y mucha luz. Vimos cómo gente de diversos países del mundo se unieron para ayudar a los otros sin importar el credo o la religión. Hoy me siento orgulloso de representar a Colombia y a Barranquilla en ese momento donde se necesitó tanta solidaridad mundial”, expresó el expolicía.

Los recuerdos de Jimeno transcurrieron, de igual forma, en la producción donde fueron narrados magistralmente por el cineasta Oliver Stone en su cinta de 2006 ‘World Trade Center’. Para Jimeno ese 11 de septiembre fue un día que comenzó “muy lindo con un cielo azul despejado”, pero al llegar al comando lo enviaron a una misión que le cambiaría su vida para siempre, cuando su sargento John Mcloughlin, interpretado por el actor Nicolás Cage, en la película, murmuró al grupo de uniformados “estamos preparados para todo, menos para algo así”.

Will Jimeno con Nicolas Cage, Oliver Stones y otros integrantes de la película.

 

“Yo llegué a Estados Unidos cuando tenía dos años desde Barranquilla, cuando mis padres se mudaron a Estados Unidos. Siempre quise ser policía de Nueva York y de New Jersey porque era el trabajo de mis sueños. Ya había comprado mi primera casa y tenía una hija de cuatro años y otra que estaba en la barriga mi esposa. Ese martes me bajé como siempre en la estación de buses de Manhattan. Lo que más recuerdo es que el cielo estaba muy lindo ese día.  A la 8:45 a.m. sentimos que algo había pasado en las torres, pero solo sabíamos que un avión había chocado en uno de los edificios, pero nada más”, recordó.

 Al llegar a la zona del desastre papeles, humo y cenizas flotaban en el aire. El sargento Mcloughlin, quien llegó con su escuadrón a pocas cuadras del epicentro de los atentados, convocó a sus hombres, pero solo recibió el apoyo de Jimeno y dos más de su equipo, debido a que muchos estaban aterrorizados.

“Respondimos los oficiales y empezamos a sacar gente. En ese momento fuimos con los agentes Antonio Rodríguez y Christopher Amoroso, quien es él de la foto famosa, pero que falleció horas después. Entramos y comenzamos a ayudar a todos los que podíamos. En ese momento sentimos otro temblor, como otra explosión fuerte, pero como estábamos abajo no sabíamos que había chocado el segundo avión en la otra torre. Christopher cayó y quedó enterrado porque eran bloques bien pesados y estaba muy mal herido”, lamentó el exoficial.

​John McLoughlin se da cuenta de que la torre sur se está derrumbando y que su única posibilidad de sobrevivir es correr y refugiarse en el hueco del ascensor. Amoroso y el policía Rodrigues no tuvieron tiempo de llegar al hueco de ascensor y murieron al instante al derrumbarse la torre sur sobre ellos.

Christopher Amoroso horas antes de morir en los atentados.

Por más de trece horas Jimeno, muy cerca de su sargento Mcloughlin, vivieron los momentos más difíciles de sus vidas, al estar enterrados en vida, bajo toneladas de escombros y sin saber si podrían ser rescatados o no en la torre sur del complejo de negocios.

“Yo me quedé en un hoyo pequeño, mucho concreto había caído sobre mí y sobre mi sargento, que quedó aplastando junto a Dominick Pezzulo, quien alcanzó a disparar su arma antes de morir para que alguien nos oyera. Después sentimos mucho calor, fuego, con pesadas bolas de candela que bajaban hasta nosotros y que casi terminados quemados. Debido al fuego y el calor el arma del sargento atrapado se disparó sola, quince veces y las balas daban cerca de mi cabeza. En ese momento pensé en que de verdad iba a morirme y como soy católico solo pensaba en que quería irme al cielo”, detalló.

 

Tumba de Dominick Pezzulo.

En esos instantes de agonía, Jimeno también tuvo una experiencia espiritual, que compartió en la película y que describe a todos aquellos que desean conocer su historia.

“Pensaba mucho en mi hija, que si moría no iba a poder ver nacer. Con el calor que hacía me dio mucha sed  y solo quería agua. Yo fui testigo de un milagro y de una visión. Vi claramente a un hombre como vestido de gris, con su cabello café y solo podía pensar en que era Jesús, quien estaba allí con nosotros, desde ese instante, dije no vamos a morir, no voy a morir aquí, porque siempre habrá fe esperanza y amor”, afirmó emocionado.

Tras trece horas los dos hombres fueron localizados y rescatados de entre los escombros por dos sargentos del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos luego haber oído sus gritos. Ambos sobrevivientes, especialmente McLoughlin, resultaron gravemente heridos. Necesitaron varias cirugías y meses de hospitalización para recuperarse y rehabilitarse.

De los causantes de la tragedia del 11 de septiembre, Jimeno es enfático en recalcar, que quienes cometieron este absurdo atentado terrorista, que acabó con la vida de 3016 personas, son unos “cobardes que querían acabar con Estados Unidos, tierra donde se vive en libertad, donde la libertad ganó”.

Will Jimeno.

“Yo en mis charlas y conferencias les digo a todos que el amor de Dios en infinito y que siempre habrá esperanza. Les que digo que como yo, todo el mundo puede sobrevivir a su 11 de septiembre personal, ya sea una enfermedad, un cáncer o un problema grave, todo el mundo tiene su 11 de septiembre que tiene que derrotar y siempre mirar las cosas positivas de la vida. Ese día cambió mi vida y desde entonces estoy dedicado a hacer el bien y a sentirme orgulloso de ser barranquillero y colombiano, porque hice lo mejor que pude en el momento más oscuro de Estados Unidos y pude ver la luz”, manifestó Jimeno.

El 11 de junio de 2002, McLoughlin con un caminador y Jimeno cojeando llegaron hasta un escenario del Madison Square Garden para recibir la medalla de honor de la autoridad portuaria.

Al gran pantalla

Quizás fue debido a su increíble facultad para contar su impresionante historia, que el policía de Nueva York fue seleccionado como uno de los personajes de la vida real, que el premiado director neoyorquino, Oliver Stone, quiso narrar en su cinta personal  "World Trade Center" de 2006. Jimeno es encarnado por el actor de origen mexicano Michael Peña.

“Me sentí muy halagado porque escogieron la historia de nosotros en medio de las miles de historias que dejaron los atentados. Que en la película se vio el coraje de nuestros compañeros, el amor y que en ese día oscuro había luz”, destacó.

Will Jimeno, Oliver Stone y Nicolás Cage.

El barranquillero compartió, que aún después de tanto tiempo, mantiene una cercana amistad con el maestro del cine.

“Con Oliver Stone somos amigos porque compartimos algo en común que tienen pocas personas. Él con su película ‘Platoon’ recordó su pasado en la guerra de Vietnam, donde perdió a varios compañeros. Él, al igual que yo, vio morir a sus compañeros a su lado y eso es una experiencia que te cambia para siempre. Siempre lo respetaré como director y cómo persona porque fue muy fiel a mi historia, mostró la parte donde veo a Jesús, por lo cual recibió muchas críticas y lo dejó en el DVD de la película. Además si ven la cinta, en ningún momento dio su punto de vista, solo narró las cosas tal y cómo ocurrieron, por eso es más democrático de lo que la gente piensa”.

Parte de la cinta está centrada en la conversación que el sargento y el policía colombiano sostienen mientras bajo los escombros esperan ser rescatados. La película recibió el National Board of Review: Premio a la libertad de expresión en 2006 y recaudó en taquilla más de 160 millones de dólares en Estados Unidos.

“Yo me conformé y me sentí orgulloso cuando supe que mis compañeros en la policía más veteranos, al ver la película, me dijeron que estaba bien hecha y por eso vamos y con ella educamos en colegios sobre el coraje en momentos difíciles”, resaltó.

Actualmente Jimeno ya es un expolicía, retirado de servicio y a sus cincuenta años lo invitan a contar su experiencia ante auditorios llenos.

“Yo me dedico a hacer el bien. Como desde el 2004 me comenzaron a pedir que fuera hablar de inspiración a muchas partes y si mi testimonio ayuda a una sola persona, me doy por bien servido, después de vivir algo como el 9/11 te das cuenta que, pese a que hubieras querido ayudar a esas miles de personas, a todas, eres solo un ser mortal también, así que ayudo a todo el que puedo. No morí allí porque Dios lo quiso, pero no soy perfecto. Doy gracias a mi padre William Jimeno, a mi madre Emma, a mi hermana Karen porque ellos siempre me inculcaron que vine de Colombia y nunca me hicieron olvidar de mis raíces. El 11 de septiembre había muchos italianos, irlandeses, colombianos que nos unimos para salir adelante y sobrevivimos siendo ahora más fuertes”.

Jimeno da gracias también, porque pese a que muchos de sus compañeros sobrevivientes se han enfermado años después de los atentados, su salud está muy bien, sin embargo, teme por la salud de su compañero más querido, el sargento Mcloughlin.

“Quizás este 11 de septiembre no pueda ver a mi sargento porque ha enfermando y eso me duele mucho. Espero volver a verlo de nuevo para recordar que tratamos de hacer algo bueno en el día más oscuro de los Estados Unidos”, concluyó.

Te puede interesar

Artículo
http://zonacero.com/sites/default/files/image/videos/Elsa%20Noguera.mp4
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia
Artículo