Inscripciones abiertas!
12:06 pm. Sábado 02 de Noviembre de 2019
Opinión
12:06 pm. Sábado 02 de Noviembre de 2019

En el segundo y tercer piso de la Biblioteca Orlando Falls Borda de la Universidad del Atlántico sede norte; se encuentran los cubículos donde los grupos de investigaciones, tienen sus bases de trabajo de las ciencias humanas.

Cada grupo de investigación está afiliado y categorizado a Colciencias y por su puesto tienen sus semilleros, conformado por los estudiantes de filosofía, historia y sociología.

En uno de esos cubículos estaba el filósofo Leopodo Cabarcas Cassianis investigador descendiente del primer pueblo libre de América; cimarrones palanqueros de los arcabucos de Cartagena de Indias como el único movimiento cuyo espíritu precipitó la propia declaración de independencia absoluta de Cartagena el 11 de noviembre de 1811. – Hace como tres meses se graduó el filósofo investigador Cabarcas Cassiani con una tesis sobre la Filosofía De La Ciencia – Mecánica Cuántica- y junto a el estudiante Giovanni Barraza, como miembros del Circulo De Filosofía Científica y Pensamiento Crítico ce Barranquilla, del grupo Holosapiens adelantaban la programación del próximo encuentro de   egresados, profesores y estudiantes de filosofía de la Universidad del Atlántico.

Cuando observé la foto donde estaba el filósofo investigador encerrado en una tanqueta al lado de los otros estudiantes, sentí un resentimiento y dolor profundo. En esa foto lo percibí pensativo, con una mirada perdida queriendo destruir la tanqueta. Su preocupación no era de estar uno o dos días encerrados en la Uri-Fiscalia- afortunadamente quedaron libre- sino la forma tan brutal como los nuevos barbaros Atilas del Esmad, entraron a la biblioteca guiados por un infiltrado encapuchado, destruyendo todo lo que estaba en su camino, subiendo piso por piso y en el tercero sacaron al filósofo investigador de su cubículo. Antes de sacarlo y forzar la puerta vieron al investigador el negro de ébano y se lo llevaron en una moto hasta la tanqueta. No opuso resistencia. Los bárbaros le vieron el rostro de color negro, bembón, flaco y lánguido y lo determinaron como el criminal de Lombroso, quedaron sorprendido y no aceptaron que un Afrodescendiente investigador estuviera sentado en esos cubículos.

Leopoldo y Giovanni estaban concentrados en la programación del próximo encuentro de filosofía y no se habían percatado que el señor rector y el gobernador habían llegado a un acuerdo de violar la autonomía universitaria con el único pretexto de “defender los bienes materiales de la universidad “y autorizaron a los nuevos barbaros Atilas, a invadir la universidad y capturar estúdienles como fuera, para brindar resultado a sus superiores. Capturaron hasta tres estudiantes de las diferentes empresas educativas como fueron los de la universidad del Norte y de la universidad Libre de Barranquilla quienes se encontraban en el corredor universitario.

El rector Carlos Prasca aplicó la dialéctica del señor y del siervo que bellamente nos describe el pensador G.F. Hegel en el capítulo IV “Autoconciencia” De La Fenomenología Del Espíritu:

La Certeza del señor es pues, no puramente subjetiva e inmediata, sino objetiva y mediatizada por el reconocimiento del otro, del siervo. Mientras que el siervo sigue siendo todavía un ser inmediato, natural, bestial,” Hegel (1996) pag. 117. F.C.E.

Nuestro rector obedeció, cumplió, con la primera parte de la dialéctica. Fríamente llamó a los nuevos barbaros Atilas y violaron la autonomía universitaria.

Y usted señor gobernador, también violó lo más sagrado que tenía el caribe colombiano, su AUONOMIA UNIVERSITARIA, donde estudian los hijos de ese constituyente primario que VOTÒ CARIBE del cual usted se enorgullece y ufana. Ese voto que el congresista ARTURO CHAR lo calificó de mariguana Caribe y que usted no fue capaz de defender por temor al amo.

El señor rector y el señor gobernador pasaran a la historia del Caribe Colombiano como la pareja que autorizó a los nuevos barbaros Atilas a la violación de la sagrada autonomía universitaria.

Señor gobernador pídale perdón públicamente sin ambigüedades a los dos millones que votaron por el voto caribe. Así usted pasará a la historia como un caballero y si no lo hace, quedará como un villano.

Alma Mater- para que aprendan y nunca se les olvide- se llama a la universidad y ella ha sido la madre de la paz, de la democracia, de la justicia y la dignidad humana.

¿USQUE TANDEM? (¿hasta cuándo?)

Numas Armando Gil Olivera.

Profesor Filosofía de la Universidad Del Atlántico.

Comentarios