Inscripciones abiertas!
5:00 am. Jueves 12 de Septiembre de 2019
Opinión
5:00 am. Jueves 12 de Septiembre de 2019

Del cielo bajan, eso dicen. En este Mes del Amor y la Amistad, empezaré con una romántica historia, la de mi hermano menor Álvaro, quien se casó con Luciana, el amor de su vida, el pasado sábado 7 de septiembre, el mismo día que cumplían 6 años de noviazgo.

En una ´calurosa´ ceremonia católica sellaron su amor, en medio de lágrimas de felicidad, abrazos sinceros y buenos deseos de la familia y amigos más cercanos.

Esta es la parte amable y atractiva del matrimonio. La ceremonia, la fiesta y por supuesto la luna de miel. La pregunta #sinrecato es: ¿Por qué ya la gente no quiere casarse? Conversando con la psicóloga Bertha Upegui, explica las principales razones de muchas parejas que hoy en día prefieren vivir en unión libre que contraer matrimonio.

El miedo al compromiso es una de ellas. Las prioridades son diferentes. Los jóvenes de ahora invierten en estudios y en viajes. La idea es disfrutar primero y conocer de todo. Antes se pensaba diferente y se veía el matrimonio como la consolidación de la vida. Era lo que te mostraba como una persona responsable y formal, te daba un estatus, afirma la psicóloga.

Ahora las mujeres quieren conocer, explorar y desarrollarse profesionalmente, comenta la experta. Es así, como no solo se va aplazando el matrimonio sino también la maternidad.

Y las cifras lo demuestran. De acuerdo con datos de la Superintendencia de Notariado y Registro, (SNR), entre el 1° de enero y el 31 de marzo del 2.019, se registraron en Colombia 11.670 matrimonios y 3.295 divorcios en Colombia.

Las ciudades con mayor número de matrimonios civiles en el primer trimestre del año informó la SNR que fueron: Bogotá 2.150, Cali (908), Medellín (874), Barranquilla (507) y Pereira (388).

Y las que menos matrimonios tuvieron fueron: Puerto Inírida (1) y Leticia (1) y en Puerto Carreño no se registró ningún caso.

Del total de matrimonios, 91 fueron entre parejas del mismo sexo, en Bogotá (30), le siguen Medellín (22), Pereira (19), Barranquilla (4), Cali (3), Bucaramanga (2), Ibagué (2), San Andrés (1), Manizales (1) y Yopal (1).

Las ciudades donde se dan más divorcios de parejas heterosexuales es en Bogotá (673), Cali (365), Medellín (231), Pereira (171) y Bucaramanga (111). Y las ciudades donde hubo menos divorcios fueron Quibdó (5), San Andrés (4), San José del Guaviare (4), Riohacha (2) y Yopal (1).

En cuanto a las parejas del mismo sexo de enero del 2.017 a marzo del 2.019 solo ha habido 11 casos de divorcio entre parejas del mismo sexo: Bogotá (4), Medellín (4), Cartagena (1), Armenia (1) y Cisneros en Antioquia (1).

Argumentos van y vienen

El matrimonio ya sea civil, católico o por cualquier otro rito religioso es una opción; sin embargo, la tendencia a ‘rejuntarse’ o vivir en unión libre es la vía más salomónica para aquellas parejas que no están seguras de casarse. 

El argumento para las parejas que no piensan en el matrimonio es que el compromiso, el respeto y la responsabilidad no están sujetas a un rito religioso o a la firma ante un notario o juez.

Pero si está seguro que casarse es su sueño. Hágalo pero ahorre y planifique porque hasta la boda más sencilla supera los seis ceros. Y debe tener disponibilidad de tiempo.

En el matrimonio católico, el curso prematrimonial dura dos meses y medio y es requisito obligatorio. Los gastos incluyen: la ceremonia religiosa, las flores, corista, los vestidos de los novios, pajecitos, damas de honor, la decoración, el festejo, la propina para los meseros y etc.

Por eso, antes de dar el sí, piénsalo a conciencia, porque vas a compartir tú vida con alguien muy especial: tu amigo, tu amante, tu confidente, con quien tendrás hijos, tu cómplice y copiloto en esta aventura que se llama Vida.

Más temas en www.sinrecato.com

 

 

 

 

 

 

Comentarios