Universidad Metropolitana
7:00 am. Viernes 27 de Marzo de 2020
Opinión
7:00 am. Viernes 27 de Marzo de 2020

En estos tiempos de pandemia por el “bendito Coronavirus” que azota al mundo, tiempos de recogimiento obligado y de encierro hogareño, mucha gente quizás desentendida de la actualidad, anda pensando en cosas distintas. Por ejemplo y, es tal vez lo que más me llama la atención, gran mayoría de colegas periodistas y particularmente los de la especialidad deportiva, mantiene la atención en conocer si la actividad del fútbol en Colombia se reanudará, cuándo y en qué condiciones.

En estas dos últimas semanas con todo el tiempo requerido ante la “flacidez” del trabajo presencial he dedicado tiempo suficiente para escuchar uno y otro, y otro y uno más de programas deportivos en radio y televisión. En no menos de un ochenta por ciento el colegaje ha sido intenso y persistente en  conocer qué va a pasar con el fútbol en el país.

De hecho, las entrevistas, consideraciones, análisis y demás temáticas se han concentrado en directivos de los clubes, de Dimayor, de técnicos y jugadores para saber qué futuro inmediato le espera a cada quien. La crisis económica de los equipos por la falta del espectáculo cotidiano, la posible cancelación del torneo, la rebaja de los salarios de los jugadores hasta en un 50 por ciento, la posible intención de los dueños de los clubes por anular contratos y hasta el pensamiento de algunos dueños de equipos por conformar una nueva entidad para hacer frente a una inconsistente Dimayor cuya decisión mayoritaria pertenece a los clubes de menos consistencia  económica, son pan de cada día.

Razones no les falta a los analistas y comentaristas del deporte en concentrar casi toda la atención al tema. La propia FIFA debate sobre maneras de flexibilizar normas, traspasos, contratos y rebaja de sueldos. Representantes de la FIFA, confederaciones,  clubes, y de los futbolistas buscan medidas ante los perjuicios. Se plantean medidas para buscar soluciones con la incertidumbre de lo que puede durar la crisis.

Decisiones como las de aplazar la Eurocopa, la Copa América, Mundial de Clubes, y Juegos Olímpicos, no son ajenos a decisiones en el deporte de América donde las ligas todas prácticamente están a la expectativa de la pandemia universal.

En lo que respecta a Colombia y Suramérica, referentes como Falcao, Carlos Bacca, Duván Zapata, James Cuadrado y astros y figuras como Juan Sebastián Verón, el histórico delantero de Boca Juniors, Martín Palermo, el ex defensa del Inter de Milán, Javier Zanetti, y el actual director técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, entre otros, hacen “un llamado a tomar conciencia con lo que está ocurriendo en el mundo por la propagación del coronavirus”. Lionel Messi y Maradona, han sido categóricos en afirmar que toda la atención del mundo, aun en el deporte, debe dirigirse a superar la “bendita epidemia” que tantas muertes sigue cobrando. Dejando  al margen el futuro inmediato de cualquier otra actividad entre ellas la del fútbol.

“El fútbol debe estar unido contra la pandemia” es el mensaje. De hecho el ex presidente del Bayern Munich  Uli Hoeness dijo, en una entrevista que publica la revista "Kicker" que tras la crisis del coronavirus "el mundo del fútbol será distinto".  "Es algo que no se puede imponer pero no puedo imaginar que en los próximos años haya fichajes por 100 millones de euros. "El precio de los traspasos caerá, las sumas en los próximos tres años no podrán moverse al nivel de antes, porque todos los países están afectados. Muy probablemente el mundo del fútbol será distinto", añadió.

Colombia, país netamente futbolero, aunque con dificultad y preocupación, parece estar aprendiendo a vivir sin el deporte de multitudes. Apenas unas semanas después de haber dicho no al nuevo canal de Win Sport + imponiendo un cobro de 30 mil pesos para ver un pobre espectáculo futbolero, ahora-confiamos- afianzará su creencia de cambiar, como sucede actualmente, su “deporte favorito” por películas y otros espectáculos de entretenimientos que ofrecen muchos otros canales nacionales e internacionales.

La inquietud que queda es poder conocer en próximos días si estaremos preparados para definitivamente sobrevivir por lo menos en los siguientes meses sin el fútbol. Según muchas personas el actual torneo del primer semestre con apenas 9 fechas de calendario no ha satisfecho la expectativa del público. 

De cancelarse el torneo, sería la segunda vez que no se llegue a una final en disputa de un título profesional. La primera y única vez que sucedió fue en 1989 tras el asesinato en Medellín del árbitro Álvaro Ortega Madero. 

Si bien, la “bendita” pandemia nos ha dejado sin recreaciones favoritas, entre ellas el fútbol, sirve por lo menos para disfrutar en unión familiar como muy pocas veces podemos hacerlo. "Este partido, como han dicho los grandes deportistas del mundo, lo ganamos entre todos": 

 

Comentarios