Universidad Metropolitana
5:05 am. Jueves 21 de Mayo de 2020
Opinión
5:05 am. Jueves 21 de Mayo de 2020

La música no solo transmite emociones o sentimientos, también recuerda momentos de la vida, lugares, personas y amores. Antes las letras de las canciones, de manera implícita, hablaban de sexo, con “mañita” como en esta bella joya ‘Cóncavo y convexo’, interpretada por el cantante brasilero Roberto Carlos:

“Cada parte de ti tiene forma ideal
y si estas junto a mí, coincidencia total
de cóncavo y convexo así es nuestro amor, en el sexo…”

Pero los tiempos han cambiado, las letras románticas han quedado en el pasado. Hoy en día son muy explícitas y rayan en lo vulgar, donde la mujer siempre es tratada como un objeto sexual, como en la canción ‘Rebota’, interpretada por Nicky Jam y Farruko:

“Como lo mueve esa muchachita
Le mete al dembow y no se quita
Yo tengo el ritmo que la debilita
Ella tiene nalga y tetita, nalga y tetita…”

Por eso, hoy hablamos #sinrecato del contenido sexual de las canciones con Antonio ‘Toñito’ Amador, productor musical y compositor, propietario de Grabarte Estudio, explica por qué las letras de algunos ritmos tienen un fuerte contenido sexual:

“Para nadie es un secreto que el contenido sexual es un atractivo que siempre ha venido empacado de cualquier forma y las canciones no son la excepción. Antes el compositor se esmeraba por escribir de una forma sexual, pero con un lenguaje indirecto y elegante; muchas se convirtieron en éxitos que aún se cantan. Pero en la actualidad, los géneros musicales que son moda, escriben canciones con un contenido sexual directo y, en ocasiones, vulgar en extremo, sin cuidar siquiera que el tipo de música va dirigido sobre todo a jóvenes y niños. Se volvió música desechable, tanto en letras como en contenido musical”.

Cuando le pregunté si las letras de las canciones están ligadas a lo que vende más, sin importar el gusto del público, comentó:

“Hoy sí, absolutamente. De hecho los artistas no le ven inconveniente cambiarse a cualquier género musical con tal de ser ‘exitosos’. Hoy el éxito se mide únicamente en ventas y en me gusta. Hoy no importa, ni interesa la forma, únicamente quieren conseguir el resultado”.

En la década de los 80, se destacó la salsa romántica o salsa de alcoba, letras pegajosas y con contenido sensual, erótico y sexual. Cantantes como Eddy Santiago, Franky Ruiz, Andy Montañez, entre otros, sobresalieron de esta época pero ¿Qué pasó con esta música?: “Todos los géneros desafortunadamente ‘mutaron’ al urbano; si buscas encontrarás cantantes de cada género haciendo reguetón o algunas de sus vertientes y en algunos casos intentando hacer fusiones que terminan siendo ‘confusiones’”, anotó el productor.

Cuando el reguetón surgió y otros géneros urbanos, estudiosos de la música pensaron que no iba a durar mucho y se equivocaron. El género surgió antes que Spotify fuera creado. En enero de 2005 la canción ‘Gasolina’, de Daddy Yankee alcanzó el número 1 de popularidad en la lista de Bilboard a nivel mundial y conquistó países como Austria, Noruega y Países Bajos.

Colombia y Puerto Rico son dos de los países donde se crea la mayor parte de las piezas musicales de este género. De acuerdo con Spotify, se trata de un fenómeno global que poco a poco se ha extendido por el mundo y en particular en el 2017 y no se limita a una canción, sino que es el género que más crece en la plataforma.

Para finalizar le pregunté, ¿Cuál era el futuro de los compositores románticos?: “En la moda de la reinvención no somos la excepción; si no queremos desaparecer del medio autoral en las nuevas generaciones, debemos hablar en nuestras canciones de cosas menos importantes, de temas más light y de fácil digestión por mentes bombardeadas permanentemente con lenguaje directo y sexual”, concluyó.

Más temas en sinrecato.com

 

Comentarios