Universidad Metropolitana
5:00 am. Jueves 13 de Febrero de 2020
Opinión
5:00 am. Jueves 13 de Febrero de 2020

“Hace unos años, mi primo y yo, teníamos la inquietud de volver a escribir juntos pero no encontrábamos una idea buena. Estando aquí, en Barranquilla, me encontré con unos amigos, y  uno de ellos me contó que se había divorciado pero de esta relación lo que más resaltaba era que el sexo era lo mejor. Días después me encontré con su exesposa, y en medio de la conversación comentó: que no soportaba el sexo con él. Y me dije: caramba dos universos diferentes”.

Así relata Andrés Arellano Báez, la génesis del libro ‘Lo que 21 mujeres me contaron sobre el sexo’, que escribió en compañía de su primo Pablo Sánchez Báez.

“La idea inicial era escribir sobre 50 mujeres, entre los 24 y 45 años, y una vez empezamos a contactar a nuestras amigas, conocidas en su mayoría, escuchábamos las grabaciones, entendimos que era un proyecto interesante, poderoso, y al final terminamos con 21 de ellas”, relata Andrés.

Algunas participaron en las entrevistas, pero al final se arrepintieron, como la joven que perdió la virginidad en una violación, después de haber dado a conocer su punto de vista sobre el tema.

Cuando le pregunté a Andrés si el libro iba dirigido a mujeres o a hombres, la respuesta fue espontánea: “por supuesto que a los hombres, en realidad cuando empezamos el libro pensábamos escuchar solo historias de sexo pero no, son mujeres reales que pueden ser: nuestra madre, esposa, novia, amiga, jefe, hija, colega, hablando de su sexualidad, que les gusta o disgusta de sus relaciones, la masturbación, los orgasmos, las fantasías, los fetiches, las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) y mucho más temas del complejo universo femenino”.

Debo confesarles que leí el libro en dos días, en un comienzo por la presión de hacer la columna. Pero me atrapó por varias razones, una de ellas, es que me identifico con muchas de las historias de estas mujeres desconocidas, que la mayor parte del tiempo callan sus sentimientos por miedo a ser juzgadas por una sociedad machista y exigente.

Resalto de los autores, su dedicatoria: “Este es el resultado de un ejercicio alucinante, uno del que no somos verdaderos autores, sino meros escribanos y cuyo éxito y mérito recae absolutamente, totalmente, en cada una de ellas. A todas, ‘gracias totales’”.

“La expectativa del libro, parafraseando el prólogo, es entender que el buen sexo nos hace personas más felices”, concluye Andrés.

Más temas en sinrecato.com

Comentarios