Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Fachada de Medicina Legal en Barranquilla.
3:56 pm. Sábado 04 de Enero de 2020
Valoración médica en Medicina Legal los fines de semana: un calvario para los que van en busca de un dictamen
3:56 pm. Sábado 04 de Enero de 2020
Los ciudadanos que colocan sus denuncias en la URI y que necesitan una valoración de Medicina Legal desisten en los procesos ante la negligencia de los funcionarios.

Los ciudadanos de bien, que deciden colaborar a las autoridades cuando han sido víctimas de un atraco y sus agresores capturados, terminan decepcionados cuando llegan a Medicina Legal de Barranquilla para una valoración médica, en especial cuando es fin de semana.

Eso quedó evidenciado cuando un periodista de Zonacero.com fue testigo de cómo los funcionarios de esta dependencia maltratan a los ciudadanos cuando son remitidos desde la Fiscalía para ser valorados tras ser sido objetos de una agresión física o psicológica en medio de un atraco, un abuso u otro delito.

El caso puntual fue de la joven mujer que en la tarde del viernes fue víctima de un atraco por parte de dos presuntos atracadores, identificados por la Policía como Víctor Yagua Reyes, de 31 años; y Marcos Antonio Ruíz Bolaños, de 43. Uno de ellos accionó un arma de fogueo en el rostro de la víctima y esto le generó algunas quemaduras por la pólvora que recibió, por lo que los funcionarios de la URI de la Fiscalía le dieron una autorización para ser valorada en Medicina Legal y debía acercarse en la mañana de este sábado para tal procedimiento.

La joven llegó a las dependencias de Medicina Legal y el vigilante y la encargada de recibir los casos le informaron que ya no habían turnos para en horas de la mañana, pero que en la tarde, a las 3 p.m., empezaría una nueva jornada de atención. Al igual que la joven habían otras personas esperando ser valoradas y decidieron esperar hasta en horas de la tarde.

En el caso de la joven la urgencia de ser valorada era para que ese documento que entregara Medicina Legal la fiscal del caso lo anexara con el resto del material probatorio para presentar a los indiciados en audiencias preliminares ante un juez de control de garantías y así tener más herramientas para la solicitud de una medida de aseguramiento.

Sin embargo, poco antes de las 2 de la tarde el vigilante y la encargada de recibir las valoraciones anunciaron que ya no atenderían en la tarde dando unas argumentaciones pocos creíbles. Una que los que iban por una segunda valoración debían ser atendida solo hasta el día martes porque la persona que buscara en el archivo no se encontraba; y los que iban por primera vez podía ir este domingo, a partir de las 7 de la mañana, sin explicar por qué no se atendía a estos en lo que restaba de la tarde del sábado.

Los funcionarios no entendieron que la fiscal del caso de la joven necesitaba ese documento y en medio de la gente que reclamaba ser atendido, la encargada se marchó. Incluso los vigilantes negaban haber dicho que se iba atender a las 3 de la tarde de este sábado. 

Todo esto sucedió en presencia del periodista de Zonacero.com que vio como muchas de las personas que estaban en el lugar desistieron de ser valoradas ante la falta de seriedad de una Institución del Estado que debe estar a la altura cuando debe manejar una parte de los procesos judiciales que van a favor de la seguridad ciudadana, bastante fragmentada cuando algunos de los encargados de la justicia falla.

En este caso, la Policía Metropolitana actuó oportunamente capturando a los ladrones y los elementos de la mujer fueron recuperados al igual que los funcionarios de la Fiscalía, en la URI, que recibieron la denuncia y atendieron a la víctima hasta en horas de la noche, pero el punto negro fueron los funcionarios de Medicina Legal que dejaron sin un documento que diera a conocer las lesiones para tener mayor carga argumentativa para la fiscal a la hora de presentar a los indiciados ante un juez de control de garantías.

Frente a esto, deben tomar los correctivos el director Regional Norte de Medicina Legal, Joan Camilo Hernández Bermúdez; y la directora seccional del Atlántico, Marjorie Yaneth Cervantes Herrera, para que la ciudadanía no se sienta decepcionada de la justicia, en especial los fines de semana cuando no cuentan con todo el personal disponible en Medicina Legal a pesar que a diario siguen llegando denuncias a la URI que necesitan una valoración médica por parte de esta Institución Forense.

 

Te puede interesar

Artículo