Universidad Metropolitana
Artículo
https://www.youtube.com/embed/hXHwcQIITE4?rel=0
Artículo
Artículo
Artículo
El exrector de la Uniautónoma, Ramsés Vargas Lamadrid.
1:18 pm. Martes 27 de Noviembre de 2018
Uniautónoma busca que Ramsés y sus 'colaboradores' devuelvan la plata de bienes vendidos
1:18 pm. Martes 27 de Noviembre de 2018
Además de los 16 mil millones de las matrículas, vendieron la sede en Miami, el Polideportivo, la ficha del equipo universitario, jugadores del club, entre otros predios.

La crisis de la Universidad Autónoma del Caribe no termina con la captura del exrector Ramsés Vargas Lamadrid y sus 9 presuntos 'colaboradores', en el desfalco de la institución.

¿Qué viene ahora?

Es la pregunta que se hacen muchos. Más allá de que los capturados sean enviados a la cárcel en las próximas semanas. La universidad está desangrada y necesita que le devuelvan lo saqueado. 

El abogado que representa a la Uniautónoma como víctima en este proceso, Rafael Pacheco Vega, señaló este lunes, tras la audiencia de legalización de captura de Ramsés, que la institución “lo que busca en este momento es la verdad, la justicia y la reparación”.

Dentro de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía solo se habla de los $16 mil millones de las matrículas, que fueron cobradas a los padres de familia en efectivo y después sacaron de la Alma Máter el dinero, en bolsas negras. Esto ocurrió entre noviembre de 2017 y enero de 2018.

Sin embargo, ¿Qué pasó con el resto del desfalco?

Cabe recordar que, muchos bienes de la Universidad Autónoma del Caribe fueron vendidos, entre esos la sede en Miami y el Polideportivo en la Vía al Mar. 

Se sabe que la sede ubicada en Estados Unidos fue vendida por 2,2 millones de euros (2.5 millones de dólares). Pero el panorama del segundo sitio es distinto. 

Del Polideportivo se conoció que parte del predio fue vendido y la otra parte está en leasing. 

Se desconoce la extensión vendida y el valor recibido por dicha operación. Esto demuestra el poco valor que tenía para la administración esta sede recreativa. 

También tenemos que hablar de la venta de los inmuebles, cercanos a la sede en el norte de Barranquilla. Estos también fueron hipotecados.

No obstante, el desangre continuó. La ficha del equipo de la Universidad Autónoma del Caribe fue vendida y el valor es un misterio. En su momento se habló de 3 mil millones de pesos, pero no hay prueba de ello. 

Además hay que recordar los malos manejos que le dieron al club hasta el punto de descender a la B del fútbol profesional colombiano y después dejar que se hundiera en el abismo para vender la ficha. ¿Quién responde por ese dinero?.  En febrero pasado, Ramsés Vargas justificó la venta de la ficha del equipo por "ser un cáncer".

Y no solo la venta del cupo del equipo, sino las transferencias de los jugadores que salieron del club como James Sánchez, Alexis Pérez, Nelino Tapia, Walmer Pacheco, Mauro Manotas y Michael Barrios. 

Sánchez, Pacheco y Tapia siguen en el rentado nacional, mientras que los otros tres juegan en el exterior. Fueron ventas en dólares que quedaron en las manos de Ramsés Vargas y su grupo de trabajo, del cual han capturado a 9, pero se rumora que faltan otros más por caer. 

Lo peor de este asunto, es que en varios de los negocios, hubo adulteración de actas y firmas para poder venderlos a precios de bajo costo. 

Otra de las 'perlas' de la desastrosa y corrupta gestión de Ramsés fue el canal 23 de la universidad, el cual perdió la licencia tras no recibir la renovación por parte de la Autoridad Nacional de Televisión.

También podemos agregar el leasing sobre el edificio de postgrados, avaluado en 30 mil millones de pesos. "Tenemos un leasing por 5 mil millones de pesos”, expresó Vargas Lamadrid en su momento. 

Pero lo más descarado en medio de esta feria de inmuebles vendidos, es que al exrector le subieron el sueldo de $20.000.000 mensuales a $67.062.856, con la ayuda de un bono especial de 4 mil dólares. ¿Quién responde por esta cuantiosa suma de dinero? 

La exrectora Silvia Gette denunció este lunes que varios de los otros 9 capturados tienen en sus cuentas bancarias depósitos mensuales de más de $17 millones, por lo que pidió a la Fiscalía revisar sus cuentas. 

Y por si fuera poco, recordemos los inmuebles que adquirió el señor Ramsés Vargas, en Estados Unidos, antes de que iniciara la crisis financiera y administrativa en la Alma Máter.  

Se trata de la lujosa mansión de 3 millones de dólares en Boca Ratón, Florida. Además de esta, adquirió otras tres propiedades por un millón de dólares, también ubicadas en Estados Unidos. 

Es claro que al exrector le mejoró la vida cuando asumió la Universidad Autónoma del Caribe.

Por otra parte, el desfalco claramente no es de 16 mil millones de pesos, correspondientes a las matriculas. La Fiscalía debe empezar a contar con el dinero de los bienes vendidos y con las propiedades adquiridas por Vargas Lamadrid. 

La venta de las propiedades de Ramsés, si se llega a comprobar que usó dinero de la institución para adquirirlas, sería una reparación para la institución. 

El balón lo tiene la justicia colombiana, de la que miles de estudiantes y trabajadores esperan que sea eficaz y contundente, y se sepa toda la verdad de lo qué pasó en la institución. 

Mañana será la audiencia de formulación de imputación al exrector Ramsés Vargas, Mariano Romero Ochoa, Efraín Augusto Maldonado Palma, Orlando Saavedra Magri, Sindy Paola Solar Vargas, Laura del Carmen Laino, Pedro Sierra García, Johana Martina Hellembrand, Jesús David Pantoja Mercado y Yeseny Morales Magdaniel.

El desangre fue mayor a lo que se habla y debe haber una reparación adecuada, para que esta prestigiosa universidad pueda superar la crisis y empezar de cero, sin personal de las anteriores administraciones.  
 

Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A
Alcaldía de Barranquilla