Artículo
https://www.youtube.com/embed/SPdf7XikDxo
Artículo
Artículo
El exgerente de Triple A, Ramón Navarro.
11:19 am. Viernes 30 de Noviembre de 2018
"Recibieron la plata": Ramón Navarro, molesto, se refirió a Inassa
11:19 am. Viernes 30 de Noviembre de 2018
Tribunal Superior de Barranquilla resolverá si acepta o revoca decisión del juez de tener como víctimas a Inassa y a Triple A.

Un nuevo capítulo  del caso Triple A se desarrolló en la mañana de este viernes durante la audiencia de verificación de allanamiento contra el exgerente de la empresa, Ramón Navarro Pereira, por la sustracción de cerca de 27 mil millones de pesos de las arcas de la compañía de servicios públicos domiciliarios.

En esta ocasión se presentó un abogado de algunos socios clase B (minoritario) para solicitar ser aceptado como representante de las víctimas dentro del proceso. El representante de los socios solo llegó con poderes de solo 7 de los 5.464 de esa categoía que posee la empresa.

El Juez Único Especializado los aceptó como víctimas y espera que si algún otro socio clase B se presenta debe presentar su acreditación como parte de la compañía.

Apelaciones por decisión como víctimas a Triple A e Inassa

El abogado de Ramón Navarro inició su sustentación de apelación de la decisión del juez de aceptar a Triple A e Inassa como víctimas.

"Se trató de una decisión sin motivación y afecta el debido proceso", precisó el abogado.

"Quienes se presentan como víctima se debe porque busca a la verdad, la justicia y la reparación, según indicó usted señor Juez. Sin embargo en la búsqueda de la verdad aquí está la Fiscalía y no es víctima, está la Procuraduría y no es víctima", precisó el abogado de Ramón Navarro.

"Pienso que el juez tomó esa decisión por asumir un rol conciliador, pero me opongo a esa decisión porque en la audiencia pasada di mis argumentos", puntualizó.

Volvió a explicar que Inassa tiene el 85 % de las acciones de Triple A y actua como socio dominante frente a los socios clase B y el Distrito de Barranquilla.  Además que las acciones de Inassa se encuentran con medidas cautelares porque "instrumentalizó a Triple A" por la sustracción del dinero.

"Si reparamos a Triple A estamos reparando a Inassa y por eso no pueden ser catalogada como víctimas", precisó el abogado.

Por su parte, el representante de la Procuraduría precisó que no debe aceptarse a Triple A e Inassa como víctimas porque "la víctima recibe el daño real, concreto y cierto por parte de terceros y en el escrito de acusación se dice que Ramón Navarro en beneficio propio y de la empresa Inassa se apropiaron de 27 mil millones de pesos. Ramón Navarro y el gerente de Inassa S.A. hicieron suscribir los contratos con el propósito de apropiarse de los recursos para Inassa S.A. Si no hay daño a la empresa no puede ser considerada como víctima". 

Además indicó que si se tiene como víctima a Inassa entonces habría que repararlo por 27 mil millones de pesos, el mismo dinero que fue a parar supuestamente en beneficio de la misma.

Por otro lado, el abogado del Distrito de Barranquilla (socio minoritario de Triple A) explicó que "Inassa es un tercero civilmente responsable y ésta en ejercicio de su poder dominante en Triple A coadyugó en los delitos que actuamente se están investigando".

Además precisó que el sindicato de Triple A tampoco debe ser considerado como víctima, el cual se presentó en audiencia anterior, porque el pacto colectivo firmado con la empresa debe cumplirse con o sin proceso judicial que se le lleva a Ramón Navarro Pereira.

"Recibieron la plata"

Frente a la polémica de la apelación de la decisión de aceptar como víctimas a Triple A e Inassa, ambas empresas volvieron a defenderse.

Reafirmaron que sí son víctimas porque hubo administración desleal y que el exgerente Ramón Navarro, abusando de su poder, sustrajo la millonaria suma de dinero, el cual según precisan no están en sus arcas y quieren saber a dónde fueron a parar.

"En el escrito de acusación dice que hay cerca de 30 mil millones de pesos que salieron de las arcas de Triple A. Hay un daño", precisó el abogado de la empresa de servicio de acueducto, aseo y alcantarrillado de Barranquilla.

También dijo que no se debe catalogar los delitos de gerentes como de la misma empresa. Es decir, que el sindicado (Ramón Navarro) trata de disimular que siguió órdenes de sus superiores de Inassa, empresa que posee la mayoría de acciones de Triple A.

Por su parte, el abogado de Inassa S.A. dijo que "abusando de sus funciones Ramón Navarro se apoderó de los recursos. Dónde están las instrucciones de Inassa para que Ramón siguiera para sacar esos dineros. Esas tal instrucciones no existen".

Ramón Navarro se molestó por esas declaraciones y su voz se escuchó por primera vez en la audiencia e interrumpió al abogado de Inassa.

"Recibieron la plata", dijo refiriéndose a Inassa.

El juez llamó a la calma y al respeto entre los sujetos procesales, ya que el abogado también se refirió a Ramón Navarro como criminal o delincuente.

Momento en el que el exgerente de Triple A, Ramón Navarro, le refuta al abogado de Inassa.

Tras el incidente, el abogado de Inassa prosiguió indicando que esos dineros, aunque ingresaron a Inassa, también fueron sustraídos de la empresa en carros blindados porque "era evidente que el dinero no podía ser apropiado de forma directa por el gerente y usó falsos contratos para sustraerlos".

La audiencia de hoy, grabada en audio y video, será tenida en cuenta por los magistrados del Tribunal Superior de Barranquilla para tomar la decisión si apoya o revoca la posición del juez de aceptar a Inassa y Triple A como víctimas dentro del proceso contra el exgerente Ramón Navarro.

El juez, por su parte, precisó que antes de seguir con la audiencia de verificación de allanamiento el Tribunal debe definir quiénes son víctimas dentro del proceso y por eso dejó en efecto suspensivo el mismo. Es decir, que no se programará una nueva audiencia hasta tanto el Tribunal no se pronuncie.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Expreso Brasilia
Artículo