Artículo
Artículo
Artículo
Romero Pérez, abogado de la familia del joven.
6:27 pm. Martes 11 de Diciembre de 2018
“No fue un suicidio y dictamen de Medicina Legal revela que fue golpeado”
6:27 pm. Martes 11 de Diciembre de 2018
Abogado de la familia del joven que apareció muerto en el CAI del barrio La Paz colocó una denuncia penal en la Fiscalía.

El dictamen de la necropsia realizada en Medicina Legal al cuerpo de Ángelo José Orellano Amador reveló unos detalles que no se sabían y que probablemente se estaría frente a un caso de tortura.

El muchacho fue hallado muerto el pasado mes de agosto dentro del CAI del barrio La Paz.

La Policía en su momento indicó que se había tratado de un suicidio.

Sin embargo, el abogado de la familia reveló el dictamen de Medicina Legal, que determinó que el cuerpo presentaba quemaduras en la cara anterior del muslo izquierdo, laceraciones en mano, signos de lucha o defensa, hematomas en la línea vertebral, laceraciones en la cara y una herida abierta en el labio inferior.   

“En el dictamen indica que con los hallazgos de la necropsia se observa que hubo traumas contundentes en la mucosa oral con laceraciones lineales del labio inferior, hematomas subgaleal frontal, equimosis en la región dorsal, laceraciones en la mano lo que indica signos de lucha o de defensa, lo cual debe relacionarse con los hechos que se están indilgando a la investigación. Qué quiere decir esto, que lo que ha planteado la tesis las autoridades pierde contundencia ya que el dictamen de Medicina Legal indica que no fue un suicidio y es lo que estamos planteando ante las instancias para se investiguen de fondo estos hechos y lógicamente haya justicia y no impunidad”, dijo Romeo Pérez, abogado de la familia.

Dictamen de Medicina Legal relacionado con el cuerpo del joven. En el círculo rojo se observa los signos de golpes hallados en el cuerpo.

Del mismo modo la necropsia revela sobre el surco de presión en el cuello y la prenda de vestir que estaba atada en su cuello, por lo que la Policía consideró que se trató de un suicidio. Sin embargo, con los detalles de los signos de tortura, el abogado instauró una denuncia penal en la Fiscalía 31 Local de Vida para que se inicie las investigaciones pertinentes a fin de establecer lo que en realidad ocurrió ese día cuando el joven fue hallado ahorcado dentro del CAI.

“Los hechos ocurrieron el 17 de agosto. El muchacho, identificado como Ángelo José Orellano Amador, de 19 años, mediante un procedimiento policivo lo fueron a trasladar a la UPJ porque la Policía indica que le encontró un arma blanca, pero en realidad era un palo puntiagudo y por situación luego se hizo que lo trasladaran a la UPJ, pero lo cierto es que no lo llevaron hasta allá y terminaron llevándolo a un  CAI de Policía del barrio La Paz, en el suroccidente de Barranquilla, y posteriormente la Policía argumenta que el joven se suicidó con una camisa manga larga que tenía, objeto por el cual ha sido de discusión porque el planteamiento de Medicina Legal indica que no fue como ellos han querido decir”, precisó el abogado.

El jurista precisó que de la investigación también ha sido avisada la Procuraduría General de la Nación y la misma Policía Nacional en su oficina de asuntos disciplinarios.  Hasta el momento han identificado a cuatro policías que ese día estuvieron en el CAI de la Paz. Las investigaciones buscan determinar si los uniformados tienen alguna responsabilidad en los golpes que tenía el cuerpo del joven y establecer si se trató de un suicidio o de un homicidio.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/ZSI2VLwPFWw
Expreso Brasilia
Artículo
Ambulancias 123